¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

FINANZASGDF

Un barril sin fondo

Jonathan Villanueva

La gestión de Marcelo Ebrard al frente de la ciudad se extingue. A dos meses de que concluya su mandato no se conoce el destino de los más de 80 millones de pesos que se le destinaron a la paraestatal “Capital en Crecimiento”.

Y es que desde diciembre del 2007, la administración actual creó esta empresa con la finalidad de coordinar y desarrollar las obras públicas de gran envergadura de esta ciudad capital, tiempo en el que ha reinado la opacidad.


Oct 11, 2012
Lectura 7 min
portada post

El Info-DF aún tiene a la empresa como un sujeto obligado a rendir cuentas y en el presupuesto de egresos 2012 se le asignaron 16 millones de pesos para sus tareas

De acuerdo con el análisis del Info-DF, Calidad de Vida, Progreso y Desarrollo para la Ciudad de México S.A. de C.V. tuvo una calificación de cero en su portal de Internet

La paraestatal tenía la tarea de construir obras como la Supervía Poniente y la remodelación de un reclusorio, proyectos que desarrollaron otras dependencias

La gestión de Marcelo Ebrard al frente de la ciudad se extingue. A dos meses de que concluya su mandato no se conoce el destino de los más de 80 millones de pesos que se le destinaron a la paraestatal “Capital en Crecimiento”.

Y es que desde diciembre del 2007, la administración actual creó esta empresa con la finalidad de coordinar y desarrollar las obras públicas de gran envergadura de esta ciudad capital, tiempo en el que ha reinado la opacidad.

En teoría, la paraestatal, denominada Calidad, Vida, Progreso y Desarrollo para la Ciudad de México tenía la tarea de construir obras como la Supervía Poniente y la remodelación de un Reclusorio.

Sin embargo, no fue así. Las distintas dependencias del Gobierno del Distrito Federal (GDF) se encargaron de los distintos proyectos, dejando de lado a Capital en Crecimiento y sus más de 16 millones de pesos de presupuesto anual.

Esta es la historia: 

De manera formal, la paraestatal inició operaciones el 15 de febrero del 2008. En esa ocasión, el GDF destinó más de 20 millones de pesos para la conformación de la empresa.

La finalidad del gobierno fue diseñar y formular, así como ejecutar las acciones dirigidas al desarrollo de satisfactores sociales, obras y servicios que incrementen la calidad de vida de los habitantes del DF.

Desde su origen, se contempló que la empresa se encargara de la remodelación de cuatro Centros de Transferencia Modal (Cetrams), líneas del Metrobús, el Túnel de Reforma y la Supervía Poniente.

Sin embargo, la empresa Calidad de Vida, Progreso y Desarrollo para la Ciudad de México S.A. de C.V. quedó relegada de los proyectos a partir de que la estatal  anunció la cancelación de la Supervía.

Y es que al mismo tiempo, los vecinos de la delegación Magdalena Contreras realizaron un sin fin de protestas en demanda de que el proyecto no se realizara en su comunidad.

Pero un año más tarde –julio del 2009– se reactivó el proyecto vial, a través de la Secretaría de Obras y Servicios del gobierno de la ciudad, la cual tomó las riendas de la obra, en coordinación con la Subsecretaría de Coordinación Metropolitana y Enlace Gubernamental.

En una entrevista con los medios de comunicación, el titular de la dependencia, Fernando Aboitiz aseguró que Marcelo Ebrard le encargó realizar este proyecto y que “hasta se estaba jugando el pellejo en ello”.

¿Y los reclusorios?

Respecto al proyecto de la remodelación de un reclusorio y la construcción de dos más, tampoco se registró una participación de la firma gubernamental en sus más de cuatro años de vida. 

En primera instancia, no se construyeron los dos reclusorios que proyectó la administración capitalina por insuficiencia presupuestal.

Y en segunda, la remodelación del penal, que sí se efectuó, quedó a cargo de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario de acuerdo con el secretario de Gobierno, Héctor Serrano.

Una historia de tropiezos

Cuándo la empresa inició operaciones el titular era Jorge de los Santos, quien después de que dio a conocer una denuncia por falta de pago hacia los trabajadores, dejó el cargo el 30 de diciembre de 2008.

Y un par de meses después, en febrero del 2009, tomó la dirección de la empresa Agustín Quintanilla, quien por medio de una minuta dio a conocer que Capital en Crecimiento había cancelado el proyecto de la Supervía.

En diversas ocasiones el presidente del Instituto de Acceso a la Información Pública del DF (Info-DF), Óscar Guerra Ford, reconoció que se desconocía la labor de la paraestatal debido a que constantemente se hicieron cambios en su estructura. 

La opacidad

Guerra Ford reveló que la empresa del gobierno de la ciudad denominada “Capital en Crecimiento” fue calificada como la más incumplida en materia de transparencia.

De acuerdo con el análisis del Info-DF, Calidad de Vida, Progreso y Desarrollo para la Ciudad de México S.A. de C.V. tuvo una calificación de cero en su portal de Internet.

Bajo esa óptica y tras la insistencia de los medios de comunicación, el Instituto de Acceso a la Información emplazó a la paraestatal a cumplir con la ley en la materia.

Para ese entonces, Guerra Ford afirmó que la empresa es un sujeto obligado a cumplir con la transparencia y que en caso de que ésta no acatara sería sancionada.

“Yo ya me reuní con el director de la empresa, Édgar Amador (tercer titular en menos de tres años), para platicar con él y me pidió un plazo debido a que terminó el contrato con la empresa que le daba mantenimiento al portal”, explicó.

Y así fue. La empresa cumplió y habilitó su portal de transparencia, aunque de manera temporal y parcial.

En una revisión que hizo la ex presidenta de la Comisión de Transparencia en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Lía Limón, se detectó que este portal solo contenía seis de los 27 requisitos que materia de transparencia deben exhibir las dependencias de gobierno.

A la par, la asambleísta de extracción panista presentó un punto de acuerdo ante la diputación permanente en la ALDF a fin de que la empresa informara cuáles son las actividades que realiza. Solicitud que fue ignorada.

Pero con el tiempo, y en la medida en que los medios de comunicación dejaron el caso, “Capital en Crecimiento” desactivó su portal y hoy en día es imposible acceder a él. 

Por ello siempre resultó un misterio el sueldo de los funcionarios, el destino de los recursos públicos, los proyectos que han realizado y la plantilla laboral de la paraestatal.

De acuerdo con el Info-DF la empresa sigue siendo un sujeto obligado a rendir cuentas.

El dinero de la paraestatal

De acuerdo con el Decreto de Presupuesto de Egresos del DF para el ejercicio fiscal 2010, a esta empresa le fueron asignados 29 millones 596 mil 844 pesos, tiempo en que recibió la inyección de recursos más importante.

En 2008, fecha de su creación, Calidad de Vida, Progreso y Desarrollo para la Ciudad de México S.A. de C.V. recibe un promedio de 20 millones anuales, cantidad similar  del 2009.

Ya para el 2011, el presidente de la Comisión de Presupuesto de la ALDF, Erasto Ensastiga, dijo que se le otorgarían 16 millones de pesos para el proceso de su desaparición. 

Los recursos fueron destinados a ese rubro y la firma no desapareció; en el 2012 el presupuesto de “Capital en Crecimiento” también ascendió a 16 millones de pesos y aún se desconoce el destino final de esos recursos.

En diversas ocasiones esta casa editorial buscó comunicarse con la empresa paraestatal para conocer su postura, pero nunca se les pudo contactar ni vía telefónica.

Comentarios