¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
doPlay

RND

Un año de esfuerzos en el Registro de Detenciones

Ernesto Santillán

El Registro Nacional de Detenciones, cuya implementación inició hace 12 meses, ya está preparado para emprender su tercera y última fase, además, la capacitación de las Fuerzas Armadas en el uso de esta herramienta, avanza a pesar de la pandemia y de que en un inicio sus elementos no estaban contemplados para realizar tareas de seguridad pública


Nov 25, 2020

El primer año del Registro Nacional de Detenciones (RND) se cumplió. Y aunque en materia de capacitación se avanzó y ya solo falta implementar su tercera y última fase, la pandemia de Sars-CoV-2 y un giro de timón en la estrategia de seguridad pública, el cual involucra el uso del Ejército en estas tareas, suponen una serie de obstáculos todavía por superar.

El objetivo del RND es prevenir la violación de los derechos humanos de las personas detenidas, actos de tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes, o la desaparición forzada.

Actualmente, más de 400 mil agentes de las procuradurías y fiscalías estatales y los militares, realizan tareas de seguridad pública, y deben suministrar información cuando detienen o arrestan a una o varias personas por hechos probablemente delictivos y faltas administrativas, lo que implica un reto mayúsculo.

“El RND es especialmente importante ahora, ya que existe un miedo con justa razón por parte de la ciudadanía de que las Fuerzas Armadas y los elementos de la policía violen derechos humanos a la hora de llevar a cabo detenciones”, dice en entrevista para Reporte Índigo, David Pérez Esparza, titular del Centro Nacional de Información (CNI) del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Sin embargo, para que el RND cumpla su cometido, es fundamental la capacitación de todos los elementos involucrados en el uso de esta herramienta.

Es un reto muy interesante porque al final el éxito del Registro Nacional Nacional de Detenciones va a depender de la capacitación de los policías y los Ministerios Públicos, además porque se trata de las policías locales y el Centro Nacional de Información (CNI) no tiene formalmente atribuciones, entonces coordinamos, pero es bien difícil porque una cosa es coordinar y otra mandar

- David Pérez Esparza

Titular del Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública

“Entonces ha sido complicado estructuralmente hablando porque no mandamos a los alcaldes, a los gobernadores y mucho menos a los fiscales que son autónomos. Ahí es donde se pone interesante porque sin poder dar órdenes tienes que coordinar, dialogar y alcanzar acuerdos” relata Pérez Esparza.

Policías municipales, la prioridad del Registro de Detenciones

En México, las autoridades que más detenciones llevan a cabo son las policías municipales. Por lo tanto, su entrenamiento en el uso del Registro Nacional de Detenciones ha sido una prioridad, asegura el titular del Centro Nacional de Información.

“Actualmente considero que el RND es un gran ejemplo de cooperación y coordinación. Se ha logrado capacitar a miles de policías; sería una mentira si te dijera que ya terminamos de capacitar a todos, pero las personas que más detienen en el país son los policías municipales y nos hemos enfocado mucho en ellos”.

David Pérez, cuenta que para cumplir con esta tarea realizaron grupos de trabajo con los capacitadores de las distintas policías municipales con la idea de generar un modelo de réplica donde ellos después puedan enseñar al resto del personal.

“Hemos hecho esto a través de sistemas mixtos, algunos presenciales y otros virtuales y a distancia, todo gracias a la colaboración que tenemos con la Plataforma México de la Secretaría Seguridad y Protección Ciudadana”.

Rumbo a 2021

En una mirada hacia atrás, Pérez Esparza dice que a pesar de las complicaciones del 2020, en el tema de seguridad se avanzó.

“Se lograron consolidar dos proyectos de primer orden: la Guardia Nacional y la Reforma Policial Local, lo que hemos llamado dentro del Secretariado, el “Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica”, y aunque han enfrentado diversos retos y faltan cosas por hacer, sin duda son un logro en materia estructural.

Para el próximo año, quien encabeza el CNI, advierte que hay principalmente dos retos. El primero es la consolidación del Informe Policial Homologado móvil, que es el llenado a través de una tableta. Hoy en día hay 15 municipios que ya están utilizando el primer piloto de este programa.

El segundo, y el cual es aún mayor, es la implementación de la tercera y última fase del Registro Nacional de Detenciones. La primera que fue fuero federal, inició en noviembre de 2019, y la segunda, que fue fuero común, en abril del 2020.

Para el próximo año hay principalmente dos retos: la consolidación del Informe Policial Homologado Móvil, que es el llenado a través de una tableta, y la implementación de la tercera y última fase del Registro Nacional de Detenciones

“Esta última etapa trata sobre justicia cívica, digamos los actos de buen gobierno. Será muy interesante porque el Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica lo que propone es que los conflictos o los problemas se atiendan desde la localidad.

“Eso es muy importante porque algunos de los estudios que existen al respecto muestran que una persona que comete violaciones a la justicia cívica o al reglamento municipal como orinar en la calle o vandalizar, digamos que rompa cualquiera de las reglas de la convivencia sana, son usualmente los que después cometen otro tipo de delitos, por eso la importancia del RND Justicia Cívica que comienza en abril del 2021”, explica.

El titular del CNI comenta que para el próximo año, también será muy importante seguir acompañando la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador de combate a la corrupción, la estrategia de compras consolidadas, el RND, la consolidación de la Guardia Nacional y sobre todo una mejor vinculación con la Unidad de Inteligencia Financiera para combatir el tema de lavado de activos.

Militares en formación

Andrés Manuel López Obrador llegó a la presidencia de México con la promesa de regresar a los militares que ayudaban en tareas de seguridad a los cuarteles. Poco más de un año después, el compromiso no solo fue ignorado, sino que se impulsaron acciones en contra del mismo.

El 11 de mayo del año en curso, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo por el que se dispone de la Fuerza Armada permanente para llevar a cabo tareas de seguridad pública de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria, es decir, se dio continuidad a la estrategia de los sexenios pasados bajo un nuevo marco normativo.

Esto quiere decir que el Registro Nacional de Detenciones, también debe ser utilizado obligatoriamente tanto por los elementos de la Sedena como de la Semar, un reto que a pesar de resultar inesperado y de las dificultades que representa, avanza con paso firme, asegura Pérez Esparza.

“El proceso de detención es delicado por el tema de derechos humanos, garantías individuales, leer los derechos, llenar el Informe Policial Homologado (IPH), presentar correctamente las evidencias… No es fácil, es un tema en materia de derecho procesal complejo. Hacer una buena detención no es cualquier cosa”.

Sin embargo, asegura que al día de hoy, a pesar de los obstáculos, han logrado capacitar a miles de policías, militares y elementos de la Guardia Nacional (GN), además de que la Secretaría de Marina (Semar), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la GN ya tienen sus cuentas para utilizar el RND.

Ha sido un reto, hasta el año pasado Sedena y Semar no realizaban detenciones de manera oficial, había un hueco legal. Lo que hacían en la práctica muchas veces cuando llevaban a cabo esta acción era trasladar a la persona a una policía local donde se llenaba el IPH y el RND

- David Pérez Esparza

Titular del Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública

“Eso ya está cambiando, poco a poco las autoridades están aprendiendo a detener, además, para llenar el RND el oficial debe entrar a un sistema. Ahí se requiere un usuario y una contraseña y la mayoría de ellos ya la tienen”, comenta el titular del CNI.

Pérez Esparza también remarca que la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Marina se están aplicando mucho y ya cuentan con unidades que están capacitando en todo el país a sus elementos.

“Al inicio del sexenio estuvo muy fuerte el tema de robo de hidrocarburos, entonces Semar de alguna manera y medio a la brava tuvo que entrarle porque gran parte del producto robado tenía que ver con transportación en el agua y la Semar fue la responsable de detenerlos.

“No existe una policía porque no hay una marítima. Entonces Semar ha venido trabajando mucho en este campo”.

En cuanto a la Sedena, la cual cuenta con la Fuerza Aérea y realiza detenciones de aeronaves que vienen desde Centroamérica cargadas de drogas, asegura han avanzado mucho en su modelo de detenciones en todos los ámbitos.

“Lo bueno y una de las ventajas de trabajar con Sedena y Semar es que la jerarquía y la disciplina ayudan mucho en su capacitación”.

Continúa leyendo:

Menos recursos para seguridad pública


Notas relacionadas

Nov 25, 2020
Lectura 3 min

RND

Menos recursos para seguridad pública

Eduardo Buendia


Nov 25, 2020 Lectura 3 min

Comentarios