El 27 de febrero de 2013 el arresto de la exlíder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) acaparó las portadas de la prensa nacional.

“Elba Esther Gordillo durmió anoche en el penal de Santa Martha Acatitla. Fue arrestada por la PGR acusada de desviar dos mil millones del SNTE con los que abre cuentas en Suiza, compra bienes raíces, paga tarjetas de crédito y hasta cirugías plásticas”, publicó Reporte Indigo al día siguiente de que “lo imposible” se hiciera realidad. 

Desde entonces, los cargos que enfrenta “la maestra”, su estado de salud inestable y sus lujos en prisión han mantenido a la población alerta. 

Sin embargo, a un año de la detención de Gordillo en el Aeropuerto Internacional de Toluca, su defensa confía en que Elba Esther “quede liberada este año”.