La Ciudad de México no sólo está sufriendo por los altos niveles de contaminación, sino también por las altas temperaturas que se han registrado en los últimos días. La ola de calor que se vive en la capital del país ha provocado estragos en la vida de los capitalinos, pocos acostumbrados al clima caliente.