De acuerdo con datos recogidos por el Observatorio Nacional para la Igualdad de Género en las Instituciones de Educación Superior (ONIGIES), la Universidad de Guadalajara –una de las casas de estudio más importantes de Jalisco– carece de un lenguaje incluyente y no sexista, y su índice de sensibilización en género es muy bajo.

La evaluación, que tiene un índice máximo de cinco puntos, pone en evidencia el rezago que la institución tiene para combatir la violencia contra las mujeres en todas su formas. Según el ONIGIES, el índice general que se le otorga a esta universidad es de 0.9, muy por debajo del promedio general de las instituciones de educación superior, que es de 1.5.

Este índice la pone muy por debajo de otras instituciones mexicanas como El Colegio de la Frontera Norte, El Colegio de México, la Universidad Iberoamericana y el Instituto Politécnico Nacional. Incluso instituciones como la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y de Yucatán están muy por encima, siendo estas dos las mejor evaluadas.

Este diagnóstico muestra que hay nula presencia de lenguaje incluyente y no sexista en esta universidad pública. Pero no sólo en este tema, también se evidencia la nulidad en legislaciones con perspectiva de género y en corresponsabilidad familiar para los casos de violencia.

Recientes hechos de acoso y hostigamiento contra alumnas y profesoras han puesto el ojo sobre la UdeG y su problemática, aunque no es limitativo de esta universidad. El mismo índice muestra que en cuanto a la evaluación de no violencia esta universidad tiene 0.2 de 5 puntos,

Esta evaluación la pone muy por debajo de otras casas de estudios del país, como la Universidad de Quintana Roo –la mejor evaluada en este rubro–, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Autónoma de Sinaloa o El Colegio de la Frontera Norte.

Mientras que en el tema de sensibilización de género su calificación fue de 0.3, uno de los más bajos de todas las evaluaciones a nivel nacional.

Por otro lado quedó remarcado el importante trabajo que tienen la comunidad académica de la universidad, aunque no se vea reflejado en un andamiaje institucional con perspectiva de género, pues la ONIGIES señala una calificación de 3.2 en cuanto a investigaciones y estudios de género.

Este observatorio nacional es una apuesta que se lanza este año para dar a conocer información sobre mujeres y hombres de la población estudiantil, académica y administrativa con el fin de disminuir las desigualdades de género, según se lee en su presentación.

Como entidad asesora participa ONU-Mujeres México, entidad del organismo internacional para la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, además de que el proyecto es coordinador por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior y la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

TE RECOMENDAMOS LEER: CONFIRMA BEATRIZ GUTIÉRREZ MÜLLER FALLECIMIENTO DE SU MADRE EN PUEBLA