La Universidad de Guadalajara se dice confiada en que podrá aclarar las observaciones que le hizo la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre la cuenta pública 2018, por un monto de 387 millones 638 mil 289.47 pesos, y asegura que aún se encuentra dentro del plazo previsto para efectuar esas gestiones. 

Luego de que Reporte Indigo diera a conocer los resultados de la auditoría 166-DS sobre el gasto 2018 de la máxima casa de estudios de Jalisco, esta envió un comunicado en el que señala:

“Como cada año, la ASF practicó una revisión del gasto federalizado, a los recursos recibidos para Subsidio Ordinario “U006”. Para el ejercicio 2018 determinó observaciones por $387 millones de pesos. De acuerdo a lo que establece el artículo 39 de la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, la Universidad cuenta con un plazo de 30 días a partir de la fecha en que reciba el informe individual de la ASF, para proporcionar información y documentación adicional para aclarar las observaciones del órgano de fiscalización. Al día de hoy, la Universidad se encuentra dentro del plazo para proporcionar la respuesta a la autoridad”. 

En la cuenta pública 2018 la UdeG fue la quinta universidad pública del país con el mayor monto observado por parte de la ASF, y en la misma se le atribuyen gastos sobre conceptos no autorizados y otras irregularidades, sin embargo, la institución dice tener “un firme compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas”, y abundó:


“La Universidad de Guadalajara ha cumplido con las normas federales y estatales en materia presupuestal, contable, de transparencia y rendición de cuentas”; y que: “Es importante contextualizar que, en el ejercicio 2018, el monto observado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) representó el 7.8%, el cual está por abajo del promedio nacional de las Universidades Públicas Estatales, de acuerdo al indicador publicado por la misma ASF”. 

El ejercicio presupuestal 2018 de la UdeG que fue cuestionado por la ASF con estas observaciones por más de 387.6 millones de pesos, estuvo marcado por la salida de quien fuera rector general de la institución, Tonatiuh Bravo Padilla, mismo que fue sustituido por Miguel Ángel Navarro Navarro. 

La salida de Bravo Padilla se concretó el 16 de marzo de 2018, para sumarse así al proyecto político del partido Movimiento Ciudadano (MC), e incluso funge actualmente como coordinador de la bancada de ese grupo político en la Cámara de Diputados

La UdeG también se defendió asegurando que no cuenta con adeudos ante instituciones federales, lo que le parece un indicador positivo de su gestión financiera: “La Universidad de Guadalajara ha mantenido un gasto eficiente, responsable y racional y producto de este correcto manejo financiero, no tiene adeudos con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), con el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT), ni con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)”.

Finalmente, la institución educativa que encabeza actualmente el rector general, Ricardo Villanueva Lomelí, concluye señalando: “Por todo lo anterior, la Universidad de Guadalajara reitera que las observaciones de la ASF NO representan daño o perjuicio alguno a la Hacienda Pública Federal. Las observaciones están siendo atendidas en tiempo y forma, por lo que afirmar que se trata de desvíos es incorrecto y está fuera de lugar”.

UDG Observaciones ASF 2018