Tras los buenos resultados electorales obtenidos en Nuevo León el pasado 1 de julio, Morena se perfila para una nueva prueba, renovar su dirigencia estatal sin que en el intento salga dañado el partido.

Pese a solo tener 4 años de existencia en el escenario político, el partido impulsado por Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente de México, comienza a tener una pugna entre sus distintas tribus -corrientes internas- sobre todo en lo estatal por hacerse del control.

En el estado neoleonés se han comenzado a perfilar nombres de los que podrían sustituir a Edelmiro Santos en la dirigencia estatal, proceso que según el acuerdo morenista se dará el próximo octubre.

En el centro de la disputa han aparecido los personajes: Horacio Flores, Bertha Puga y René Mantecón.

El pasado 9 de julio, Santos explicó que para renovar la dirigencia morenista en Nuevo León, el primer paso es que a nivel nacional se emita la convocatoria para el cambio en los comités de las entidades, por lo que fijó como fecha tentativa mediados de octubre.

El actual dirigente estatal de Morena fue incluido en el listado de diputados de representación proporcional, por la segunda circunscripción, por lo que tendría que tomar protesta en septiembre.

El pasado 1 de julio, López Obrador, el abanderado del Movimiento de Regeneración Nacional, triunfó en la entidad al hacer historia y conseguir 748 mil 104 votos. En cuanto a las diputaciones federales, los morenistas en su coalición con PT y PES se llevaron 6 escaños.

Además en el congreso local, el partido tendrá 8 diputaciones, lo que lo convierte en la segunda bancada de mayor tamaño, solo por detrás de la de los panistas que se quedó con 16 espacios.

Para el nuevo dirigente se habla de 3 nombres pero el número podría aumentar

Hasta el momento la dirigencia nacional del partido, representada en la figura de Yeidckol Polevnsky, aparentemente no se ha decantado por alguno de los nombres que se perfilan en la entidad e incluso no se descarta el escenario de que aparezca un nuevo rostro impulsado precisamente desde ese ámbito.

El partido del Movimiento de Regeneración Nacional se ha convertido en un atractivo botín, luego de que hace un par de años no tenía absolutamente ningún peso político en el estado y hoy es un nuevo competidor con miras a seguir creciendo entre el electorado.

Barajan nombres

Hasta el momento en la mesa de decisiones morenistas en Nuevo León se encuentran tres nombres: Horacio Flores, Bertha Puga y René Mantecón.

Flores fue candidato a diputado local por el Distrito 6. Es un militante identificado tradicionalmente con la izquierda, la cual hasta la irrupción de Morena tenía una nula influencia en el estado de Nuevo León.

Su respaldo político más importante desde su partido vendría de personajes como Tatiana Clouthier, quien destacó y tomó protagonismo por ser la coordinador de la campaña de Andrés Manuel López Obrador a nivel nacional, la cual triunfó en la pasada elección nacional.

Así como de Mario Fernández y Froylán Yescas, estos últimos personajes cercanos a Ricardo Monreal, exdelegado de la Cuauhtémoc en la Ciudad de México y hombre de confianza de AMLO, a quienes se les encomendaron tareas de cuidado de votos en las casillas neoleonesas el pasado 1 de julio.

Por otra parte, Bertha Puga es la actual secretaria general del Movimiento de Regeneración Nacional en la entidad y posible aspirante a la dirigencia estatal.

Su principal apoyo vendría de Roberto Benavides, representante político de ese partido ante la Comisión Estatal Electoral (CEE) y excandidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) por la alcaldía de Monterrey.

También de la hija de Roberto, Grecia Benavides, presidenta del Consejo Estatal de Morena.

Y el otro nombre que se encuentra dentro de la baraja es el de René Mantecón. A este último se le destapó luego de que trascendió que en una cena realizada el pasado lunes 16 de julio su nombre fue impulsado para ser el próximo dirigente estatal morenista.

Incluso en fotografías de dicho evento se le aprecia tomando la palabra, en lo que se describe como un encuentro de llamado de unidad en uno de los sectores morenistas.

Mantecón tendría su principal impulso en el operador político Alfredo Treviño quien pese a no tener un cargo político definido cuenta con una influencia, sobre todo para la designación de candidatos en el seno morenista.

A Treviño se le conoce su cercana relación con el actual dirigente estatal Edelmiro Santos e incluso con Yeidckol Polevnsky.

Mantecón, también conocido como expositor en temas de desarrollo y liderazgo humano, es suplente de una diputación plurinominal.

Edelmiro Santos dejará la presidencia estatal, lo que se ha convertido en un atractivo botín político

Los grupos al interior de Morena han comenzado a disputarse la dirigencia, ya que hay que recordar que tras el buen papel que tuvo el partido en la entidad su financiamiento aumentará así como se convierte en un interlocutor directo con el actual gobernador independiente Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”.

>Los que se perfilan

Horacio Flores

Candidato a diputado local por el distrito 6

Su respaldo político:

>Tatiana Clouthier

>Mario Fernández

>Froylán Yescas

Bertha Puga

Actual secretaria general de Morena en Nuevo León

Su respaldo político:

>Roberto Benavides

>Grecia Benavides

René Mantecón

Excadidato a una diputación federal

Su respaldo político:

>Alfredo Treviño