El Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal de la Ciudad de México, determinó por unanimidad de votos, que era apegada a la ley la garantía económica que fuera fijada a Billy Álvarez como condición para no ser detenido por la orden de aprehensión que obtuvo la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México en su contra.

Dicha orden de aprehensión deriva de la denuncia interpuesta por el Consejo de Administración de la Cooperativa Cruz Azul, ya que se acreditó que quien fuera Director General de la Cooperativa había transmitido ilegalmente las plantas de la Cooperativa a un Fideicomiso que él controlaba, esto, para quedarse con el patrimonio de los Cooperativistas.

Contra la orden de aprehensión, los abogados de Billy Álvarez interpusieron una demanda de amparo, sin embargo, el Juez de Distrito encargado del juicio impuso a Álvarez Cuevas la obligación de garantizar los daños causados a la Cooperativa con casi 600 millones de pesos.

Ese monto le pareció excesivo a los abogados de Billy, por lo que la recurrieron ante el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal de la Ciudad de México, sin embargo, los tres magistrados integrantes de ese Tribunal, consideraron de manera unánime que por un lado la garantía fijada era apenas del 25% del monto total de la reparación del daño, ya que el daño causado a la Cooperativa es de $2,259,411,000.00, y por otro lado, el monto establecido tenía como finalidad que Billy Álvarez no se diera a la fuga si se le concedía la suspensión.

Por lo anterior, Billy Álvarez deberá presentar esa cantidad ante el Juzgado si pretende que se suspenda la orden de aprehensión en su contra.

Esto, sin dejar de lado que existe otra orden de aprehensión, en este caso Federal, por el delito de delincuencia organizada y lavado de dinero, contra la cual no procede suspensión ni garanía alguna, por lo que aún y cuando Billy Álvarez lograra pagar el monto establecido por el Primer Tribunal Colegiado, podrá ser detenido por la otra orden de aprehensión que pesa en su contra.