El Gobierno de la Ciudad de México, dio a conocer que la Calzada de los Misterios quedó descartada de ocasionar cualquier daño ambiental por la construcción de la Línea 7 del Metrobús.

Según a la resolución del Decimoctavo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, no hay afectación por las adecuaciones urbanas respectivas para la operación de dicho medio de transporte, el cual beneficia a diario cerca de 135 mil personas.

La decisión se basó en la inexistencia de daños a árboles, áreas verdes, monumentos históricos o arquitectónicos y espacios arqueológicos.

La queja del Gobierno de la Capital de la República, se realizó, ya que consideró que la Academia Mexicana de Derecho Ambiental (AMDA) actuó de manera unilateral al supuestamente aclarar que la resolución de la suspensión incluía Calzada de los Misterios, la cual no fue señalada inicialmente por la organización pro ambientalista.

El Decimoctavo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito refirió que tampoco hay vulneración a derechos de movilidad ni afectaciones a pueblos y barrios originarios.

Dado lo anterior queda claro que no existen daños ambientales con motivo de la construcción de la Línea 7 del Metrobús.