Tras la desaparición de la adolescente María Ángela en el paradero Indios Verdes, decenas de usuarias están compartiendo su experiencia en este lugar y al parecer varias mujeres han sido agredidas en la zona.

Aunque la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México ha negado que en el paradero de Indios Verdes sea un foco rojo o exista alguna banda criminal dedicada al secuestro, mujeres en redes sociales han desacreditado la versión oficial de la autoridad, asegurando que la desaparición de María Ángela Olguín no es algo atípico.

Fue la usuaria Max Martínez quien compartió su experiencia en su cuenta de Facebook, la joven señaló que hace tres años trataron de secuestrarla en Indios Verdes y nadie la auxilió.

“Recuerdo que venía de la preparatoria (10:50 PM) y no llegaba ningún camión que fuera a mi casita (…) Esperando, un chófer me llamó, me dijo que me subiera, lo ignore pero insistía asegurando que ya me había visto irme hacia el norte, me entró el miedo pero decidí decirle que esperaría a mi papá (mentira) y en una de esas se bajó del camión y me tomó del brazo, comencé a gritar que no me tocará y trataba de subirme al camión y aunque estaban los taxistas, los comerciantes y gente, no me ayudaron”, relató.


Afortunadamente, un joven que pasaba la ayudó. Max aseguró que el paradero es un punto de trata de blancas y los comerciantes son cómplices.


En la publicación de Max otras mujeres compartieron que al igual que ella, también las intentaron secuestrar.

“A mí me pasó algo parecido, hace como siete años en el paradero de Indios Verdes cuando iba a la prepa. Estaba caminando a las combis que van a San Pedro tambos cuando siento un jalón en mi cuello, un wey atrás de mí me dice cállate, no digas nada, me arrancó una cadena que traía y me había regalado mi mamá”, contó la usuaria Laura.

Presunto “modus operandi” de secuestradores en Indios Verdes

De acuerdo con el testimonio de familiares María Ángela Olguín, a la joven la venía siguiendo desde la estación del metro Hidalgo, pero la abordaron en Indios Verdes en donde le habría dado un piquete en el brazo.

Cabe señalar que en solo 10 segundos María Ángela fue secuestrada, mientras esperaba a su madre que había entrado al sanitario.

Como se observa en la grabación, solo le tomó al sujeto siete segundos acercarse a la víctima para posiblemente amenazarla y llevársela del brazo.

En los siguientes segundos caminan detrás de unas combis de color blanco, donde dejan de ser visibles.

Ante estos hechos, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, aseguró el domingo 22 de enero que trabajaría en mejorar la seguridad de los paraderos de Metro y solicitó la participación de las autoridades mexiquenses.

María Ángela fue hallada con vida el pasado sábado en el municipio de Nezahualcoyotl, la joven ha declarado que había otras mujeres en el mismo lugar donde la tuvieron retenida.