Este domingo, los cuerpos de los 14 elementos de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), fueron trasladados a la Ciudad de México, luego de que fallecieran cuando se desplomó su helicóptero Black Hawk, en el que viajaban.

El traslado de los féretros de los militares, quienes participaron en la captura del narcotraficante Rafael Caro Quintero como un equipo de respaldo, habría ocurrido bajo un fuerte operativo de seguridad.

Lo anterior, debido a que en éste participaron más de 8 patrullas con elementos marinos fuertemente armados, quienes escoltaron los vehículos en los que los cuerpos eran transportados desde los Mochis, Sinaloa.

Al llegar, los cuerpos de los elementos navales fueron colocados en dos aeronaves desde los cuales los llevaron a la Ciudad de México, en donde recibirán un homenaje por haber perdido la vida en cumplimiento de su deber, de acuerdo con el portal de noticias Infobae.

Conoce más: Captura de Caro Quintero podría ser una señal para EU de cero impunidad en México

Esto, debido a que el pasado viernes 15 de julio capturaron a “el narco de narcos” en la comunidad de San Simón, pequeño poblado de la sierra del municipio de Choix, operativo en el que participaron; no obstante, cuando la aeronave regresaba a Los Mochis, Sinaloa el helicóptero se desplomó.

Aunque hasta el momento las causas del accidente son desconocidas, militares informaron al diario El País que la captura de Caro Quintero y el desplome de la aeronave no estaban relacionados.

Además, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que eran 15 militares los que viajaban en el helicóptero, de los cuales 14 fallecieron y uno más sobrevivió, pero está herido de gravedad.

Finalmente informó que el secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, ordenó una investigación para conocer los motivos por los cuales el helicóptero se habría desplomado cuando estaban por aterrizar en Los Mochis, Sinaloa.