Tras riña en Asamblea Legislativa, este jueves operaron dos Mesas Directivas

En un hecho insólito, Morena montó en el pleno de la Asamblea una mesa "legítima", luego de que las demás bancadas removieran a la presidenta morenista Flor Ivone Morales. El martes, legisladores del PRD y Morena protagonizaron una riña en la que hubo desde jalones y empujones; hasta rasguños y mordidas

Comparte esta nota

Para la sesión de este jueves y como un hecho insólito, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) tuvo dos Mesas Directivas que se adjudicaron la representación legal de este órgano legislativo.

Por un lado, Fernando Zárate, ungido como presidente de la Mesa Directiva por la mayoría de los grupos parlamentarios a partir del martes pasado, recibió en lo que dijo era un acto republicano, el informe del procurador general de Justicia de la Ciudad de México, Edmundo Garrido.

En el salón Heberto Castillo del Palacio Legislativo de Donceles, se improvisó como salón de sesiones, donde con la asistencia de 34 asambleístas se instaló la sesión donde se recibió dicho informe, pero a decir de Zárate, no había condiciones para que se efectuara la comparecencia programada del procurador.

Argumentó que por actos de provocación y violencia, pero sobre todo porque desdeñan a la institución para desahogar en sus términos y la norma con la que debe funcionar la ALDF, no se realizó la comparecencia y se aceptó por escrito el informe de Garrido, dándose como cumplida esta obligación.

En presencia de los coordinadores del PRD, PAN, PRI, PVEM y MC, el presidente de la Comisión de Gobierno, Leonel Luna Estrada, destacó que con ese acto se cumplía con un ordenamiento de la ley para que el funcionario informe sobre las acciones tomadas en su área de trabajo y las acciones a tomar para el siguiente año.

Lamentó que el salón de plenos y la tribuna estuviera tomado por un grupo parlamentario que desconoce los procesos legislativos que repercuten en la no ejecución de este acto republicano que tiene que ver con el ejercicio de revisión de cuentas.

“Lo que menos queremos hacer –dijo—es exponer al procurador general de Justicia, y a los propios diputados a actos de violencia, por el hecho de que un grupo parlamentario tiene tomado el pleno de este órgano legislativo, con el riesgo de que se repitieran hechos vergonzosos como en la sesión anterior”.

Y es que durante la sesión del 7 de noviembre, el pleno de la Asamblea Legislativa se convirtió en el escenario de una trifulca, protagonizada entre los legisladores del PRD y Morena, luego de que los morenistas protestaran por la construcción de un planta generadora de energía a partir de residuos.

La bancada de Morena promovió una moción suspensiva que rechazaba que los remanentes de participaciones federales de los próximos 30 años fueran canalizados a la construcción de la planta generadora de energía, tras advertir que el proyecto no era una prioridad de la Ciudad.

Por su parte, diputados del PRD señalaron que Morena no había promovido la moción en tiempo, por lo que el reclamo de su coordinador, César Cravioto, era improcedente, lo que generó que los morenistas tomaran la tribuna.

Los perredistas intentaron defender la tribuna y fue cuando los insultos subieron de tono, hasta llegar a los jalones, codazos, empujones, rasguños y hasta mordidas.

Minutos después, el PRD acusó a la presidenta de la Mesa Directiva, Flor Ivone Morales, quien es miembro de Morena, y exigió su remoción. Legisladores del PAN, PRI, PRD y Verde Ecologista, votaron a favor de la remoción y Zárate quedó al frente de la Mesa.

Este jueves, César Cravioto, acompañó a su compañera Flor Ivone Morales Miranda, quien ocupó la Mesa Directiva del pleno desde muy temprano, convocando a la sesión, aunque nunca operaron los mecanismos para llamar a la sesión del día.

Cravioto explicó que desde el martes pasado los demás grupos parlamentarios han actuado fuera de la ley, ya que pretendieron sustituir a Morales Miranda, sin que hubiera algún motivo para hacerlo, cuando ya se había levantado la sesión.

Culpó al director de Servicios Parlamentarios, Angelo Cerda, de que en claro desacato, no siguió las indicaciones de la presidenta de la Mesa Directiva para hacer funcional el salón de sesiones y aseguró que estaban dadas las condiciones para que se realizara la comparecencia del procurador Garrido en el salón de sesiones.

Sostuvo que nuevamente de manera ilegal, se sesionó en el Salón Heberto Castillo, ya que donde se debe sesionar es en el salón de plenos, y para cambiar de lugar, se debió tener 44 votos para hacerlo.

Tras reiterar que procederá penalmente contra Ángelo Cerda, César Cravioto adelantó que analizarán jurídicamente qué procede porque obviamente no puede haber dos mesas directivas, y reiteró que ilegalmente pretenden imponer a Fernando Zárate.

Cabe recordar que en la sesión del pasado 7 de septiembre, la mayoría de los grupos parlamentarios destituyó a la diputada Flor Ivone Morales, por considerar que había violentado el reglamento de la propia ALDF.

Salir de la versión móvil