Dos amparos, presentados por la organización México Unido Contra la Delincuencia (MUCD), fueron otorgados al mismo número de personas.

Con lo anterior, se busca que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) les autorice la posesión, transporte, empleo y uso de cocaína.

Los amparos obtenidos, que sientan un precedente a favor de la legalización de las drogas, aún tienen que ser ratificados por un Tribunal Colegiado que decidirá si ratifica la sentencia o no.

De la misma manera, los magistrados pueden turnarlo a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), dada la relevancia del caso.

Si alguno de los dos órganos de justicia ratifican los amparos, las sentencias serían definitivas e inapelables.

Por su parte, MUCD informó que interpuso los amparos como parte de una estrategia legal con la que buscan terminar con la llamada guerra contra las drogas y detonar un debate sobre la necesidad de eliminar la criminalización de personas usuarias de distintas sustancias.

Para MUCD, quien lideró junto con el CEIS y el colectivo SMART la estrategia de litigio en materia de cannabis, que generó jurisprudencia en la SCJN, este caso constituye un paso más en la lucha por construir políticas de drogas alternativas que permitan reorientar los esfuerzos de seguridad y atender mejor la salud pública

¿Qué opinas?

TE RECOMENDAMOS LEER: QUIÉNES SON ‘LOS CLAUDIOS’, LOS PRESUNTOS INFILTRADOS EN LA MARCHA FEMINISTA