¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
GDL
imagen principal

ELECCIONES 2018

Homicidio de alcalde de Jilotlán no es el único en Jalisco… suman 4 en el actual proceso electoral

Luis Herrera

Con el asesinato del alcalde de Jilotlán de los Dolores, Juan Carlos Andrade, y contendiente por la reelección en esa alcaldía, suman ya cuatro los asesinatos políticos en el actual proceso electoral de Jalisco


Abr 16, 2018
Lectura 3 min
portada post

Con el homicidio del alcalde con licencia de Jilotlán de los Dolores, Juan Carlos Andrade Magaña, y quien contendía por ser reelecto, se siguen acumulando asesinatos políticos en el actual proceso electoral de Jalisco, sin que la Fiscalía General haya podido dar aún con los responsables de los mismos.

Antes del ataque que sufrió el alcalde de Jilotlán, del partido Movimiento Ciudadano (MC), otros tres asesinatos ya se habían cometido en el estado en los últimos meses de 2017. Primero, el de Salvador Magaña Martínez, quien se desempeñaba como el coordinador del partido MC en el municipio costero de La Huerta, y quien también era ex regidor de ese ayuntamiento, este fue asesinado el 24 de diciembre de 2017.

Segundo, el del coordinador del partido Morena en el municipio de Casimiro Castillo, Miguel García González, quien fue asesinado el 7 de diciembre de 2017 y también era el virtual candidato del partido de Andrés Manuel López Obrador para ese gobierno municipal.

Tercero y por último, el asesinato del diputado local en funciones Saúl Galindo Plazola, del PRD, cometido el 28 de diciembre de 2017; en este caso Galindo Plazola se había inscrito para fungir como el precandidato de ese partido por la presidencia municipal de Tomatlán, otro ayuntamiento en la costa de Jalisco.

Jilotlán de los Dolores es un municipio fronterizo de Jalisco con Michoacán. El 28 de octubre de 2010, se registró una emboscada hacia la Policía estatal, que dejó sin vida a una decena de agentes.

Ese ataque, que en su momento fue atribuido a La Resistencia, un grupo delictivo que entonces operaba en alianza con Los Zetas, es el segundo más letal que hayan sufrido las fuerzas de seguridad locales, solo después de la emboscada de 2015 en San Sebastián del Oeste, en la que murieron 15 agentes de Fuerza Única a manos del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Pugna política

El asesinato del alcalde de Jilotlán suscitó un intercambio de críticas entre el candidato a la gubernatura, Enrique Alfaro Ramírez, de MC y el gobernador del estado, Aristóteles Sandoval Díaz, del PRI.

“Jalisco se ha convertido en referente nacional por los asesinatos de activistas y políticos, y recientemente respecto a la desaparición de personas. Esto no puede seguir así. En estas condiciones no se puede hablar de normalidad democrática, en estas condiciones no podemos hablar de un proceso electoral libre”, escribió Alfaro.

“Señor gobernador, los jaliscienses le exigimos seriedad y resultados. Jalisco no puede seguir por este camino, en materia de seguridad y procuración de justicia, su gobierno ha sido un rotundo fracaso. Si no puede, deje su cargo”.

Mientras que el gobernador, Aristóteles Sandoval Díaz, le reviró, “quienes hoy se indignan desde su casa de campaña, hace no mucho desempeñaban funciones de autoridad. Sus resultados en materia de seguridad no voy a enunciarlos, están disponibles y, sobre todo, están a la vista. La gente los palpa, se queja de ello todos los días. Mientras que para ustedes lo cómodo es iniciar una batalla electoral desde el confort de su licencia, para mí lo responsable es mantenerme en mi sitio renunciando a cualquier agenda electoral, anteponiendo el deber que tengo de cumplir el encargo para el cual fui electo”.

La única autoridad emanada de las urnas que queda en su cargo para hacer frente a la crisis es un servidor; ustedes se fueron”.


Notas relacionadas

Abr 24, 2018
Lectura 3 min

Abr 24, 2018
Lectura 4 min

Comentarios