Para miles de usuarios de transporte público, no se tratará de una “nueva normalidad”, sino del regreso a la naturalidad de aglomeraciones en horas pico.

Expertos en movilidad y urbanismo consideran que los autobuses, el Metro y la Ecovía no son suficientes para mantener una sana distancia, por lo que los traslados pueden ser focos de contagio de Covid-19. El sistema de transporte actualmente cuenta con 3 mil unidades, pero calculan que se requieren por lo menos 5 mil.

Ante esto tendría que tomar medidas el Instituto de Movilidad y Accesibilidad, a cargo de Noé Chávez, pues se espera un rebrote de coronavirus en el mes de octubre, según alertó el 6 de mayo el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

“Lo que no sabemos, y es probable, es que, junto con la influenza, pudiera venir la segunda gran oleada de Covid-19”, mencionó el funcionario en una conferencia de prensa.

El director de la empresa de movilidad Consultores de Municipios y Autoridades en Sustentabilidad S.C. (Comunas), Hernán Villarreal, quien fue director de Transporte, considera que no habrá normalidad para la ciudadanía que se traslada en el sistema de transporte público en la Zona Metropolitana de Monterrey.


El Instituto de Movilidad y Accesibilidad incrementó los horarios del servicio del transporte público en todas sus modalidades

“No va haber una nueva normalidad, va ser el mismo transporte insuficiente. Para que sea suficiente y no haya aglomeraciones necesitamos pagar por kilómetro recorrido y gestionar o permitir el regreso a las actividades laborales con las empresas y escalonar el horario de sus trabajadores, para que no tengamos una hora pico. Antes de la pandemia ya teníamos aglomeración y falta de unidades”, argumenta el experto.

En un estudio, Villareal propone que las políticas de movilidad más adecuadas para avanzar sin riesgos sanitarios en la reactivación de la economía en Nuevo León deben contemplar un horario escalonado en centros de trabajo.

El análisis revela que en Nuevo León se ha observado que en los municipios donde hay menor proximidad se registran menos contagios y donde hay más tumultos es en el transporte público.

El 27 de abril, el Instituto de Movilidad restringió el horario del servicio del Metro, Ecovía y camiones urbanos, lo que provocó aglomeraciones y que se rompiera la sana distancia. La empresa de movilidad atribuye a esto el aumento de contagios.

“En reportes anteriores se advirtió que las aglomeraciones por la restricción de los horarios de transporte público provocan un despegue de los contagios después de dos semanas, desgraciadamente no nos equivocamos”, dice el documento.

En éste, la compañía que ha trabajado proyectos de transporte público y vialidad lamenta el actuar de las autoridades.

“Sin embargo, hasta el momento no hemos visto una reacción adecuada por parte de las autoridades de movilidad para disminuir las aglomeraciones de usuarios”, dice el estudio.

Realidad del transporte público de NL expuesta

El urbanista Moisés López considera que Nuevo León no tendrá una nueva normalidad en el sistema de transporte público cuando se reanuden las actividades laborales, sino una realidad expuesta.

“La nueva normalidad podría ser errónea, porque lo que tenemos es una realidad antigua, vieja, negativa, que he llamado realidad expuesta, en lugar de nueva normalidad”, expresa.

López asegura que la normalidad en el traslado no será la misma y el Gobierno estatal tendrá que adaptarse para evitar contagios. Recomienda planear cómo mejorar el servicio.

“En el contexto de la pandemia y sus efectos se habla de que no podremos volver a la normalidad, al menos no a la que conocíamos. Tendremos que adaptarnos y vivir en una nueva, o más bien en la realidad que el Covid-19 ha evidenciado”, menciona.


De 5:00 a 9:30 y de 15:00 a 21:00 horas el servicio será normal

El experto en urbanismo propone buscar alternativas para mantener la sana distancia en los servicios de movilidad y espacios públicos.

“Igual se puede decir de aquellos espacios en donde se reúnan las personas, donde se puedan dar aglomeraciones y que, por ende, sean susceptibles de incubar contagios. Ahí es donde debe construirse la nueva normalidad: para la movilidad con sana distancia”, concluye.

También puedes leer: Nuevo León rompe con “la sana distancia” en el transporte público