La Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de Jalisco ha comenzado a mostrar resultados en el caso conocido como el “tráiler de la muerte” tras proceder en contra de exfuncionarios forenses de alto rango, sin embargo, aún hay varios involucrados en aquellos hechos que no han sido alcanzados por el accionar de la institución.

En septiembre de 2018 se dio el hallazgo de un tráiler abandonado en un predio a la intemperie en Tlajomulco, el cual transportaba un contenedor con 273 cuerpos; posteriormente se revelaría que eran cadáveres no identificados que habían sido sustraídos de forma irregular del Forense estatal

En días pasados, la Fiscalía Anticorrupción del Estado anunció que había logrado vincular a proceso a los dos exfuncionarios de mayor relevancia en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) durante aquellos hechos: quien fuera el titular del organismo, Luis Octavio Cotero Bernal, y quien encabezaba el Servicio Médico Forense (Semefo), Eduardo Mota Fonseca.

El primer anuncio lo dio el 16 de septiembre de 2021.

“Por el delito de abuso de autoridad cometido en agravio de la sociedad y de víctimas, esta tarde fue vinculado a proceso Eduardo ‘N’, quien fuera director del Servicio Médico Forense”, por determinación del Juez Décimo Quinto de Control y Oralidad, Luis Enrique Razo Jiménez.

La segunda vinculación a proceso se comunicó tres días después, el 19 de septiembre.

“Tras considerar que existían elementos suficientes para sustentar su decisión, el Juez Décimo Quinto de Control y Oralidad, Luis Enrique Razo Jiménez, determinó vincular a proceso por abuso de autoridad en agravio de la sociedad y de las víctimas, a Luis Octavio ‘N’, quien se desempeñó como director general del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF)”.

Y agregó la dependencia Anticorrupción que encabeza el fiscal, Gerardo Ignacio de la Cruz Tovar: “En septiembre de 2018, la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción abrió carpetas de investigación tras conocerse que cuerpos de personas fallecidas sin identificar fueron transportados en un tráiler por calles del Área Metropolitana de Guadalajara“.

Más responsables del ‘Tráiler de la muerte’

Tanto Cotero Bernal como Mota Fonseca aparecen entre los exfuncionarios que, según la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), fueron responsables del caso del “tráiler de la muerte”, de acuerdo con la investigación y conclusiones de la Recomendación 10-2019.

Sin embargo, la Comisión señaló como responsables de esos hechos a nueve exfuncionarios en total, considerando seis de la Fiscalía de Jalisco, y tres del IJCF, por lo cual, y como puede verse, la Fiscalía Anticorrupción ha procedido apenas contra una décima parte de todos los involucrados en aquel episodio, según la CEDHJ.

Del lado de la Fiscalía, entre los exfuncionarios señalados por la CEDHJ se encuentran el que fuera su titular y exfiscal general, Raúl Sánchez Jiménez; así como la segunda al mando, Marisela Gómez Cobos, exfiscal central de la institución; y Fausto Mancilla Martínez, exfiscal regional, otra pieza importante de la dependencia.

En dicha Recomendación 10/2019 se afirma que “los funcionarios y servidores públicos involucrados de la entonces FGE y el IJCF incurrieron en incumplimiento de la función pública en la procuración de justicia, así como ejercicio indebido del servicio público, por la forma arbitraria y omisa en el cumplimiento de las disposiciones legales y protocolos aplicables para el adecuado tratamiento, identificación, clasificación y conservación de cuerpos de personas fallecidas.

Y agrega que “derivado de haber sacado de manera irregular e ilegal del IJCF la citada caja refrigerada móvil con cuerpos de personas fallecidas, su itinerante traslado por municipios de la zona metropolitana de Guadalajara y su regreso a dicho instituto”.

Responsabilidad compartida

Aunque los exfuncionarios forenses han intentado deslindarse del caso del “tráiler de la muerte”, la CEDHJ ya ha determinado que ambas instituciones: la Fiscalía y el IJCF, tenían una responsabilidad compartida sobre los cuerpos del frigorífico.

“Las personas fallecidas estaban a disposición legal de la FGE y bajo la guarda, custodia y conservación del IJCF con motivo de la investigación de los delitos o hechos violentos que les provocaron la muerte, vinculados a las averiguaciones previas o carpetas de investigación correspondientes”, esclarece la CEDHJ.

Además descubrió que el IJCF había brindado un trato deficiente a los cuerpos del contenedor, pues carecían del Expediente Básico de Identificación y estaban almacenados en caos “sin las debidas consideraciones, apilados, amontonados desordenadamente, revueltos y encimados unos con otros, en cantidad que rebasaba cinco tantos los parámetros internacionales”.

Yolanda Salomé “N”, excoordinadora General de Administración de la Fiscalía, fue recientemente sentenciada a un año y cuatro meses de prisión e inhabilitación por seis años por la renta irregular del tráiler

El propio Mota Fonseca, exdirector del Semefo, declaró a la Fiscalía que la orden de sacar los cadáveres del Forense la había dado Cotero Bernal, según consta en la carpeta de investigación 96705/2018, de la Dirección de Visitaduría, Auditoría al Desempeño y Responsabilidades Administrativas.

“Posteriormente se trasladó el contenedor a dicho sitio (una bodega en Tlaquepaque, el 31 de agosto de 2018), esto por indicaciones del entonces director general, Luis Octavio Cotero, quien dio la indicación de que se trasladara el contenedor, desconociendo ya el paradero de la caja refrigerada”.

Otra declaración ministerial destacable es la de Bernardo Arzate Rábago, excoordinador General de Administración y Profesionalización de Fiscalía, quien aseguró el 20 de septiembre de 2018 que Cotero Bernal presionaba para que fuera retirado el frigorífico del forense, mismo que expedía olores fétidos.

“En varias ocasiones vía telefónica, el maestro Cotero Bernal, me había dicho de manera molesta y con palabras altisonantes que si nosotros no movíamos esa chingadera, refiriéndose a la caja refrigerante, él la iba a agarrar y la iba a mandar afuera de la Calle 14 (en Fiscalía) o bien fuera de Palacio de Gobierno o Casa Jalisco”.

También puedes leer: La disculpa pendiente por el tráiler de la muerte