A su llegada a Nuevo León por los comicios internos, el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, encontró un partido divido y lleno de traiciones por los grupos de poder.

Y es que la traición contra la precandidata Margarita Arellanes se consumó, por lo que no le quedó otra que iniciar la operación cicatriz hacia el interior del partido.

La ventaja que tenía Arellanes se acortó de manera dramática en la recta final con respecto a su contrincante, Felipe de Jesús Cantú.

En primera instancia, Gustavo Madero sostuvo una encerrona con el ganador de la contienda, Felipe de Jesús Cantú, de 16:30 a 18:00 horas en el Comité Directivo Estatal del PAN.

A las 19:00 horas arribó Arellanes con su familia con un semblante desencajado. 

Su derrota se había consumado por una diferencia extraoficialmente de 2 mil votos.

Sin hablar se metió por la puerta tercera del comité panista.

Tras 30 minutos reunidos con los dos precandidatos, Madero salió con un semblante serio y  se presentó ante los panistas.

“Gracias, Margarita, es una lección de una estatura política que nos conmueve y nos alimenta, ahora Felipe de Jesús es aceptado como candidato a la gubernatura de Nuevo León”, dijo Madero en su mensaje.

La ruptura, cada vez mayor

Fuentes consultadas por Reporte Indigo aseguran que el equipo de la precandidata Margarita Arellanes no operarán a favor de Felipe de Jesús.

“Hay muchos que no van a votar por él… así son los panistas, no llega su gallo y no apoyan”, dice una la fuente del grupo de  la División del Norte, encabezado por José Serrano  e Iván Garza.

El virtual candidato albiazul a la gubernatura lo reconoce.

“Quiero agradecer a todos aquellos que no votaron por mí, porque tengo un camino que recorrer al interior del partido para ganarme la confianza de todos y espero lograrlo en los próximos días”, dijo Cantú.

Añadió que los principios de Acción Nacional llevará a los panistas a la unidad en la carrera por la gubernatura de Nuevo León.

“Fue una situación de gran adversidad en este proceso y de gran aprendizaje… quiero agradecer a todos aquellos que depositaron con su voto la confianza, pero quiero agradecer a todos los que no votaron por mí”, explicó el virtual candidato panista.

Por su parte, la alcaldesa con licencia de Monterrey, Margarita Arellanes, hizo una llamado a la unidad.

“Felipe, vamos a la gubernatura. Vamos a recuperar Nuevo León”, expresó Arellanes durante su mensaje en el Comité Directivo Estatal.

Agregó que tienen que  ir unidos para luchar contra 12 años de gobiernos priistas,  que dejaron la peor crisis de inseguridad en la historia de Nuevo León.

Reporte Indigo adelantó que grupos de poder con una extensa militancia política traicionarían el apoyo que habían comprometido a Margarita Arellanes. Y sucedió.

Zeferino Salgado Almaguer, quien encabeza el Grupo San Nicolás, retiró el apoyo a la alcaldesa con licencia de Monterrey.

Trascendió que Salgado Almaguer buscaba ciertas posiciones en el gabinete de Arellanes , en caso de que ganara la gubernatura, pero ella no cedió.

Ante esto, el pasado lunes, Salgado le retiró el apoyo.

En el acuerdo previo, también este grupo daba como triunfador de la elección interna a Sergio Cavazos para la diputación del distrito 5 local.

No obstante,  ganó la contienda Marco Martínez, y esto provocó el rompimiento del líder de los nicolaítas de Salgado con Arellanes.

La jornada electoral panista estuvo llena de acusaciones y compra de votos.

Elementos de Fuerza Civil detuvieron a cuatro hombres y una mujer  con 300 sobres que contenían dinero en la Colonia Francisco Villa,  esto para presuntamente comprar votos a favor de Margarita Arellanes, precandidata del PAN.

Otra irregularidad circularon en redes sociales,  que demuestran el sentido del voto de algunos militantes.

Las imágenes eran exigidas por los operadores de los aspirantes, esto para saber que su gente votó por el precandidato que se les indicó.

En una de las imágenes que circularon, se mostraba la credencial de elector de Arturo Méndez Medina, director operativo de la Secretaría de Servicios Públicos de Monterrey.