¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

CONSTRUCCIóN

Tradeco: ¿La próxima víctima?

Peniley Ramírez

Las puertas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se han cerrado para la constructora favorita del sexenio de Felipe Calderón: Tradeco Infraestructura. 

Del auge de contratos que obtuvo durante los mejores años del calderonismo, ahora pesan sobre la compañía del exfuncionario de Pemex, Federico Martínez Salas, los retrasos, los anticipos que se cobraron por obras no realizadas, y los nuevos favoritos. 


Abr 1, 2014
Lectura 11 min

Martínez Salas y Asociados, S.C., obtuvo en enero de 2013 un contrato por 40.1 millones de pesos para asesorar a PEP en la construcción

https://www.youtube.com/watch?v=LTr_Kyfyavs

Las puertas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se han cerrado para la constructora favorita del sexenio de Felipe Calderón: Tradeco Infraestructura. 

Del auge de contratos que obtuvo durante los mejores años del calderonismo, ahora pesan sobre la compañía del exfuncionario de Pemex, Federico Martínez Salas, los retrasos, los anticipos que se cobraron por obras no realizadas, y los nuevos favoritos. 

El viernes 28 de marzo la SCT anunció que adjudicaba por 30 años la licitación para construir la autopista Atizapán-Atlacomulco, en el Estado de México, a la constructora española OHL.

La cercanía de OHL con el gobierno de Enrique Peña Nieto ha sido registrada por la prensa desde que era gobernador del Estado de México. 

Se destaca su relación con Pemex, ya que el director general, Emilio Lozoya, y el director corporativo de Finanzas, Mario Beauregard, fueron miembro del consejo de OHL antes de integrarse al gobierno peñista. 

En la adjudicación que ganó la empresa española para construir 74 kilómetros de autopista con un costo de 5 mil 900 millones de pesos, quedaron al final la constructora de Carlos Slim, Promotora del Desarrollo de América Latina (IDEAL), y la hidalguense Coconal con su filial Operadora de Autopistas.

Aunque no se menciona en la adjudicación, el acta de la primera junta de información de las bases del concurso para esta licitación, fechada el 19 de diciembre, indica que el cuarto competidor por esta obra era precisamente Tradeco. 

Esta constructora es dirigida por Federico Martínez Urmeneta, empresario del grupo más cercano al senador panista Roberto Gil Zuarth, y al expresidente de ese partido, Germán Martínez.

Los reveses para Tradeco parecen acumularse como efecto dominó. 

Apenas unos días antes de que la batalla final por esta carretera se concretara, la comparecencia de Emilio Lozoya ante la Cámara de Diputados los expuso como una compañía cuyas prácticas de retrasos en las obras son una constante. 

Antes, la Auditoría Superior de la Federación determinó como negativas las revisiones a varias de las obras que se les adjudicaron durante el sexenio de Felipe Calderón.

Entrega tarde,  o no termina…

La compañía Tradeco, fundada por el exfuncionario de Pemex Federico Martínez Salas, tuvo contratos por 15 mil 143 millones de pesos entre 2003 y 2012 (Reporte Indigo, 11 de abril de 2013).

Ocho de cada 10 fueron obtenidos durante la administración de Felipe Calderón (2006-2012). Entre 2007 y 2012 ganó licitaciones o le fueron adjudicados de forma directa contratos por 12 mil 259.2 millones de pesos.

Las acusaciones sobre Tradeco iniciaron desde que en 2008 la revista Contralínea documentó que durante el tiempo en que Federico Martínez encabezó la Dirección Corporativa de Ingeniería y Desarrollo de Proyectos de Pemex, Tradeco ganó contratos por mil millones de pesos con la paraestatal y dos mil millones de pesos con la SCT.

Sobresalía la construcción del puente Baluarte, ubicado entre Sinaloa y Durango, el cual fue construido por Tradeco a pesar de que se había determinado que la asignación era irregular. 

Según Contralínea, Tradeco tuvo sobrecostos y retrasos en las obras de seis contratos entre 2003 y 2007. 

En las preguntas relativas a la comparecencia de Emilio Lozoya ante la Cámara baja el 10 de marzo, el Partido del Trabajo confirmó que esta situación se mantiene.

Los legisladores del PT preguntaron por escrito a Pemex cuál era el avance real y programado que presentaba el puente que va de Isla del Carmen a Isla Aguada, en Campeche. 

Este contrato fue adjudicado de forma directa a Tradeco en septiembre de 2012 por un monto de 838.5 millones de pesos. 

De acuerdo con la información publicada por la petrolera, la obra debía estar concluida en mayo de este año. Si bien el avance programado para marzo debió ser del 95.6 por ciento, lo real no ascendió a más del 40 por ciento. 

No fue la única. El partido cuestionó a Pemex el monto total de los contratos celebrados con Tradeco entre 2005 y 2014 y cuánto de las obras había sido entregado en tiempo.

La región sur de Pemex asignó en ese periodo contratos por 4 mil 221 millones de pesos y la fecha “no se ha concluido ninguno de los cuatro contratos”. 

Además del puente de Isla Aguada, en junio del año pasado les adjudicaron la construcción de los tres ductos por mil 210 millones de pesos. 

Los ductos deberían entregarse el próximo 13 de abril, por lo que ahora el avance esperado sería del 92 por ciento. Eso no sucederá, pues apenas han completado un 5.77 por ciento de la obra.  

En septiembre de 2012, Tradeco Infraestructura ganó una licitación por mil 253 millones de pesos para construir tres gasoductos en plataformas de la sonda de Campeche.

El contrato establecía que serían entregados en octubre del año pasado; sin embargo, llevan el 87 por ciento de avance. 

Un retraso mayor lo presenta un contrato de inyección de agua congénita, por 835 millones de pesos. 

La obra debió entregarse desde julio de 2011, pero tres años después de la fecha límite lleva el 90 por ciento de avance.

Llovieron contratos  en el calderonismo

En el sexenio 2006-2012 la empresa constructora Tradeco recibió la mayoría de sus contratos, muchos dejó inconclusos 

Durante el calderonismo las dependencias que más favorecieron a Tradeco fueron la SCT, Caminos y Puentes Federales (Capufe), la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y Pemex. 

Con la llegada de la administración de Enrique Peña Nieto el nivel de adjudicaciones disminuyó, aunque no con Pemex. 

En junio de 2013 la Subdirección de Servicios a Proyectos de Pemex Exploración y Producción (PEP) le hizo ganadora de una licitación pública internacional por mil 210 millones de pesos para construir e instalar tres ductos marinos.

Los meses siguientes consiguió 514.8 millones de pesos para una obra de infraestructura con el Instituto Mexicano del Seguro Social y 52.3 millones de pesos para construir un entronque para la SCT en Morelos.

La consultora del fundador de Tradeco, nombrada Martínez Salas y Asociados, S.C., obtuvo en enero de 2013 un contrato por 40.1 millones de pesos para asesorar a PEP en la construcción de ductos. 

Por parte de Pemex Petroquímica, dirigida por Manuel Sánchez Guzmán, quien entró a Pemex gracias a Martínez Salas, obtuvo en junio de 2013 la ampliación de monto y plazo de un contrato de consultoría que le había sido otorgado en 2011. 

La ampliación fue por 7.4 millones de pesos, cifra muy menor a los montos que le contrataron durante el último sexenio panista. 

Al igual que con el caso de la naviera Oceanografía, para las instancias oficiales no resulta una novedad que Tradeco presente retrasos o irregularidades en sus contratos. 

Una revisión realizada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la cuenta pública 2012 determinó “con salvedad” la construcción de la carretera Sonoyta-San Luis Río Colorado, en Sonora.

El 22 de septiembre de 2011, el Centro SCT Sonora adjudicó por licitación pública el contrato 1-Z-CE-A-629-W-0-1 por 377.9 millones de pesos.

El objeto era ampliar la carretera federal Sonoyta-San Luis Río Colorado, en el tramo Playa General Lauro del Villar-Tijuana, al grupo formado por Tradeco Infraestructura e Innovaciones Técnicas en Cimentación. 

La obra debía estar concluida en diciembre de 2012. Cuando se realizó la auditoría, en noviembre del año pasado, la ASF encontró que se habían pagado 284 mil pesos en exceso y la compañía había cobrado 168 millones de pesos y la obra aún se encontraba “en proceso de ejecución”.

En mayo de 2007 el Centro SCT Sinaloa adjudicó a Tradeco la construcción del puente especial Baluarte, como parte de las obras de la autopista Durango-Mazatlán mediante el contrato 7-Y-CE-A-544-W-0-7.

El monto original era de mil 113 millones de pesos. La obra debía estar concluida en diciembre de 2009. 

Entre agosto de 2008 y mayo de 2012 se firmaron siete convenios modificatorios sobre la adjudicación, que incrementaron el monto y el plazo de entrega. 

De acuerdo con el último convenio, el puente debió estar listo en junio de 2012. No fue así. 

Un año y tres meses después, en octubre de 2013, la obra aún estaba ejecutándose. Ya se habían invertido en ella dos mil 99 millones de pesos por “ajustes de costos y financiamiento”.

Causa daños patrimoniales y la siguen contratando

La empresa constructora ha reprobado todas las auditorías de obra, en algunos casos se presumieron daños que fueron denunciados a la SCT 

Los auditores determinaron que durante la construcción del Puente Baluarte, la SCT había hecho pagos en exceso a Tradeco por 41.3 millones de pesos por el suministro de acero, así como de 8.8 millones de pesos por la estimación del finiquito en 2011 y 54.1 millones más en 2012.

Denunciaron que estos pagos podrían representar un daño patrimonial a la Hacienda Pública Federal, pero la compañía aún tiene autorización para celebrar contratos en todo el país.

En la misma autopista Durango-Mazatlán, Tradeco fue contratada para construir túneles, estructuras, terracerías, obras de drenaje, entronques, pavimento de concreto y para hacer obras complementarias.

Este contrato se firmó en agosto de 2008 por mil 788 millones de pesos, con un plazo de ejecución que debió concluir en agosto de 2011. Los cinco convenios modificatorios extendieron el plazo hasta abril del año pasado. 

Cuando la auditoría se presentó en el lugar, en octubre de ese año, la obra no había sido concluida y el monto total había aumentado a mil 987 millones de pesos. 

Las obras complementarias tampoco estuvieron exentas de irregularidades. Tuvieron cuatro pagos en exceso que sumaron 75.2 millones de pesos en las estimaciones de costos; la SCT erogó 51.7 millones de más “debido a diferencias de volúmenes entre lo pagado y lo cuantificado”.

En el recorrido que realizaron los auditores por la carretera encontraron que los túneles no tenían impermeabilizante contra las lluvias y que la basura de la construcción aún estaba a un lado de la carretera, en la zona donde los autos podían frenar ante una eventualidad. 

En estos casos también se presumió un probable daño patrimonial. Incluso, la ASF promovió una denuncia ante el Órgano Interno de Control de la SCT para que se fincaran responsabilidades sobre los servidores públicos del Centro SCT Sinaloa.

Hasta el cierre de esta edición, ninguna autoridad federal confirmó si estas investigaciones tuvieron como resultado la sanción de algún funcionario, ni un proceso de inhabilitación contra la empresa.

Las cifras

> 15 mil 143
mdp valor de los contratos que Pemex le adjudicó a Tradeco entre 2003 y 2012

> 8 de cada 10
contratos fueron adjudicados a Tradeco durante la administración de Felipe Calderón

> 40%
Avance real de la construcción de puente entre Isla del Carmen y Isla Aguada que debía terminar en mayo de este año

> 4 mil 221
mdp monto por el cual la región sur de Pemex adjudicó 4 contratos a Tradeco entre 2005 y 2012. Ninguna construción está terminada

> 5.77%
avance de la construcción de tres ductos que el año pasado Tradeco convino con Pemex en entregar el 13 de abril por 210 mil mdp

> 87%
el avance de tres gasoductos en Campeche que debían estar listos desde octubre del año pasado

> 835
mdp monto que Pemex pagó a Tradeco por un contrato de inyección de agua que debió entregarse en julio de 2011, pero aún o no se entrega

> 104.2
mdp el pago en exceso de la SCT a Tradeo durante la construcción de Puenta Baluarte, según los auditores

> 51.7
mdp lo que la SCT erogó de más debido a diferencias de volúmenes entre lo pagado y lo cuantificado para las obras complementarias

 


Notas relacionadas

Mar 13, 2019
Lectura 3 min

Jun 25, 2018
Lectura 6 min

CONSTRUCCIóN

Sector inmobiliario, a la expectativa por elecciones

Ángel Alcántara Adán


Jun 25, 2018 Lectura 6 min

Nov 24, 2017
Lectura 5 min

CONSTRUCCIóN

La tragedia como oportunidad

J. Jesús Lemus


Nov 24, 2017 Lectura 5 min

Nov 14, 2017
Lectura 2 min

Comentarios