Una decena de trabajadoras del hogar, acompañadas de la legisladora Martha Tagle y algunas asociaciones civiles, llegaron al Senado para exigir que el gobierno federal cumpla su palabra.

Las empleadas piden que entre en vigor el Convenio 189 firmado por México desde el 16 de junio de 2011, el cual reconoce los derechos laborales de las trabajadoras del hogar y fomenta medidas que impiden el abuso y explotación hacia el sector.

“Tener derechos y no acceder a ellos es discriminación”, dijo en el patio del Senado, Marcelina Bautista, fundadora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH), haciendo referencia a que ya han pasado casi siete años y sigue sin reformarse el Capítulo XIII de la Ley Federal de Trabajo para hacer valer el Convenio.

trabajadoras del hogar convenio 189

La activista denunció que, actualmente, las y los trabajadores del hogar viven sin contratos, sin seguridad social, sin horarios fijos, sufren discriminación salarial, malos tratos, despidos injustificados e incluso son acusados de robos.

De aprobarse el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, las y los trabajadores del hogar vivirían con seguridad social, protección a sus derechos humanos laborales, libertad sindical, salario digno, lejos de la discriminación y con protección en contra del abuso.

Ximena Andión Ibáñez, del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir exigió al gobierno actual ratifique el convenio antes de que termine el sexenio como lo prometieron, e invitó a otros políticos no utilizar su lucha como promesas de campaña.

“No necesitamos promesas de campaña, no podemos esperar más… 2.4 millones de trabajadoras del hogar viven violencia y discriminación todos los días”, remató la activista.

PODRÍA INTERESARTE: MUJERES QUE TRABAJAN Y CUIDAN A LOS HIJOS MERECEN COMPENSACIÓN TRAS DIVORCIO, RESUELVE LA CORTE