Las tortillas piratas ya están dando de qué hablar en redes sociales pues se ha reportado su venta en varios estados del país debido al incremento en los insumos para hacer este producto, mismo que es indispensables en las mesas de las familias mexicanas.

De hecho, este tipo de tortillas se han identificado en algunos estados como Durango, Coahuila y Sinaloa, las cuales son hechas sin seguir las normas de calidad en la elaboración de alimentos y además llevan más olotes que granos de maíz.

Lo anterior fue confirmado por Arturo Javier Solano Andalón, presidente de Grupos Unidos de Industriales de la Masa y la Tortilla del Estado de Jalisco, quien reportó que se han detectado tortillas “piratas”.

Según dijo el empresario medios locales, la piratería de tortillas se debe al incremento en el precio de los insumos, lo que es aprovechado por algunas personas que rebajan la calidad del alimento.

Las tortillas tradicionales se hacen en las tortillerías establecidas formalmente y así se puede saber que cuentan con todos los permisos y respetan las normas de calidad en la elaboración de alimentos.

Pero estas tortillas “piratas” son elaboradas con más olotes y no con maíz.

Puedes leer: Joven cambia de mesa en KFC porque su familia llevó tortillas; se vuelve viral (VIDEO)

Actualmente, existe un proyecto para modificar la NOM-187, que regula la elaboración de tortillas, para que las tortillerías estén obligadas a informar a los consumidores los ingredientes que usan para preparar sus tortillas.

Estas tortillas “pirata” no se vende en tortillerías establecidas, sino que son repartidas en restaurantes y puestos de comida.

El peligro de estas tortillas es que no se realizan con la misma calidad y que incluso pueden estar hechas con agua que no es potable, por lo que es un riesgo para la salud.

¿Cómo identificar las “tortillas piratas”?

Antes que otra cosa se recomienda que se compren tortillas en establecimientos donde se pueda observar la higiene y condiciones en las que se elaboran, ya que las “tortillas piratas” no se venden en establecimientos formales.

El precio también es un indicador, pues si se vende más barato, también podrías dudar y pensar que son “tortillas piratas”. Aquí puedes consultar el precio oficial del kilo de tortilla para tu región.

También es importante que tomes en cuenta el sabor, la textura y el color, pues las tortillas “originales” son lisas de un lado y con una capa fina de masa, además de que las “tortillas piratas” no conservan ese color amarillo de la masa y por último, cabe mencionar que una tortilla debe ser resistente y la vez fácil de manipular, es decir que si se rompen fácilmente, podrían ser “tortillas piratas”.