Tanto Marcos Fuentes como Alejandro Rosas ven en la debilidad de la oposición uno de los principales activos de Morena.

“Morena bien integrado, barrería en las elecciones porque Va por México, el PRI, PAN y PRD, están presentando a las mismas figuras”, dice Fuentes.

Por su parte, Rosas explica que, ante la ciudadanía, la alianza entre partidos rivales “vino a darle sentido y realidad al discurso de López Obrador del PRIAN”.

El director de Disruptio ejemplifica con el caso de Guanajuato, bastión del PAN y único estado en donde López Obrador no ganó en 2018.

Para la renovación de ayuntamientos y Congreso, las candidaturas auriazules se han empezado a caer mientras que las de Morena van a la alza, se muestran empatadas en puntos clave como León, atribuyendo esto al rechazo a la alianza federal con el PRI.

Afirma que de nueva cuenta, la popularidad del Presidente es vital para mantener desdibujada a la oposición. A nivel nacional, el debate público se centra en temas abordados por López Obrador en sus mañaneras, mientras que el PAN no encuentra a un vocero autorizado, teniendo que recurrir a la irrupción de Diego Fernández de Cevallos en redes sociales o a la gira de Ricardo Anaya.

Las figuras de oposición a Morena que presentan partidos como el PAN, son personajes del pasado debido a la ausencia de nuevas propuestas
Las figuras de oposición a Morena que presentan partidos como el PAN, son personajes del pasado debido a la ausencia de nuevas propuestas

Respecto a los aliados, Marcos Flores asegura que la militancia morenista también reconoce la necesidad de recurrir al Partido del Trabajo y al Partido Verde, ya que la ley prohíbe que una fuerza política tenga el 75 por ciento de la Cámara de Diputados.

“Bajo ese supuesto, han condicionado su apoyo a Morena por una mayor cuota de diputaciones. Sobre todo en sectores que ellos consideran que pueden ganar”, critica.

En ese sentido, Rosas retoma que, en el proceso interno de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’, ha habido “muchos rumores de venta de candidaturas, de operaciones políticas, como ellos mismos dicen, inmorales, indebidas, incluso ilegales”. Señalamientos que el obradorismo de base confirma al señalar a operadores políticos del PT cobijados por Gerardo Fernández Noroña.

Fuentes explica que el operador del PT en Michoacán es Mauricio Toledo, “un golpeador de Morena en las elecciones pasadas”, cuyo desafuero fue solicitado por la Fiscalía de la Ciudad de México. Lo que se suma al caso de San Luis Potosí, en donde Héctor Serrano impulsó a Ricardo Gallardo como candidato y la coalición se terminó por romper.

Estos partidos no son los únicos que se dicen parte de la 4T. Con nuevos registros, Encuentro Solidario, Redes Sociales Progresistas y Fuerza por México están obligados legalmente a competir en solitario.

“Todas sus campañas, su propaganda, lo hacen presentándose no solamente como obradoristas sino como si fueran morenistas, eso es lo más grave”, critica Fuentes.

En contraste, Rosas ve en estas nuevas fuerzas la posibilidad de que el bloque oficial gane votos y espacios en sectores que discrepan con Morena.


Entendieron que iba a haber un desgaste de Gobierno, que mucha gente de clases medias-altas no iban a votar por Morena, aunque les cayera bien el Presidente o aunque no quisieran votar por el PAN y el PRI

Alejandro Rosas

Director de la consultora Disruptio

‘Mal, pero que hablen de Morena’

De entre las fortalezas de Morena, el efecto “teflón” con el que cuenta ante el electorado es uno de sus principales activos, sin importar el candidato nominado.

Para los analistas Alejandro Flores y Enrique Ortega, polémicas como la de Félix Salgado Macedonio sólo terminaron por posicionar un nombre en la opinión pública, ganando la mitad de la batalla electoral.

“(Salgado Macedonio) según las encuestas va a arrasar, parece que salió revitalizado. Lo que hubo, en marketing político, fue un posicionamiento de marca. Dicen los publicistas viejos ‘que hablen bien o mal de ti, pero que hablen’”, explica Alejandro Rosas sobre el efecto con el que cuenta Morena gracias en gran medida a ser el partido de López Obrador.

Por su parte, Enrique Ortega, el CEO de Lata de Ideas, analiza la estrategia de repetir la encuesta para que Salgado, denunciado publicamente por violación, fuera elegido nuevamente, superando a aspirantes mujeres como Adela Román, Esther Gómez y María de la Luz Núñez; por lo que vaticina que el 6 de junio también lanzarán encuestas de salida destacando el porcentaje de mujeres que votaron por él para gobernador.

Ortega recuerda que, en sus 15 años como consultor, ha visto cómo “la gente termina votando por la cara que se acordaba. ‘Cara, nombre, éste es por el que voy a votar’, nunca se ponían a revisar sus propuestas, su pasado. Simplemente la fama en el momento específico. Una vez que se posiciona un candidato, tiene muchas más posibilidades de ganar”.


Ahorita lo que está vendiendo muy bien con los políticos son cuestiones que sean, por un lado, populares y, por otro, incendiarias. Siempre en estos temas va a pesar muchísimo y la popularidad evidentemente va a jalar votos. No necesariamente, insisto, es una condición que garantice la victoria, pero sí facilita el trabajo

Enrique Ortega

CEO de Lata de Ideas

También puedes leer: Enemigo en casa, elección de candidatos de Morena