Por unanimidad, integrantes de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados aprobaron reformas a la Ley General de Educación para que niñas y adolescentes tengan acceso gratuito a productos de higiene menstrual en escuelas públicas de nivel básico y medio superior.

Se prevé que el dictamen, que fue turnado a la Mesa Directiva en el Palacio de San Lázaro, sea discutido y aprobado antes de que concluya el periodo ordinario de sesiones, el próximo 30 de abril.

La reforma, que es impulsada por un grupo de diputadas de distintos partidos políticos, entre ellas, Martha Tagle, Cynthia López Castro, Verónica Juárez Piña, Laura Rojas, Lorena Villavicencio, Wendy Briceño, establece las atribuciones de las autoridades educativas federales y estatales de promover, en coordinación con las autoridades sanitarias correspondientes, la salud y gestión menstrual, mediante diversas acciones.

Entre ellas, facilitar en los planteles educativos públicos de nivel básico y medio superior el acceso gratuito a productos tales como toallas sanitarias, tampones y copas menstruales, para las personas que así lo requieran.

La diputada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, precisó que la iniciativa busca sentar elementos básicos para que en forma gradual, se avance hacia una verdadera política pública que garantice a niñas, adolescentes y mujeres el acceso a la posibilidad de vivir una menstruación de forma higiénica, íntima, cómoda, segura y digna.

“Los productos de higiene menstrual no son artículos de lujo, sino insumos de primera necesidad que utilizan las mujeres durante toda su vida fértil. La falta de acceso a ellos constituye una violación a sus derechos humanos e incide en el ejercicio del derecho a la salud, la inclusión y la igualdad, entre otros, de mujeres y niñas”, señaló por su parte, la coordinadora de los diputados del PRD, Verónica Juárez Piña.

En lo anterior coincidió la legisladora priista Cynthia López Castro calificó de histórica la reforma a la Ley General de Educación, como un gran paso hacia la consolidación de la igualdad de género.

Lee también: Michoacán se convierte en el primer estado en aprobar la ley de Menstruación Digna

La presidenta de la Comisión de Educación, Adela Piña, subrayó que la promoción de la salud y la gestión menstrual desde el ámbito escolar es fundamental para alcanzar la igualdad de género, pues la menstruación no puede ser obstáculo para el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres.

En el dictamen se establece que 36 por ciento de la población mexicana no tenía hasta 2018 abasto diario de agua; 33 por ciento vivía sin excusado con descarga directa de agua y casi 10 por ciento no contaba con sanitario o no era de uso exclusivo, lo cual, según la Unicef, puede obstaculizar que las mujeres tengan una correcta y buena higiene menstrual, con los riesgos que ello implica para la salud física.