El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) recordó que el general Guillermo Galván, secretario de la Defensa Nacional durante el sexenio de Felipe Calderón, pidió en 2010 una reforma que permitiera a las Fuerzas Armadas participar en seguridad pública. Esto al volver a abogar por la iniciativa para ampliar el despliegue militar hasta 2028.

En su conferencia matutina, recordó que el extitular de Sedena declaró en abril de 2010 que “están conscientes de que las labores que están llevando a cabo son ilegales o no se ajustan al mandato constitucional y dice ahí que van a tener al Ejército cinco, 10 años más de esa manera y pide que se presente una iniciativa para que se regularice la actividad del Ejército”.

Por tal, volvió a criticar la oposición del Partido Acción Nacional (PAN) a esta ampliación cuestionando el “¿cómo, quienes se atrevieron a violar de esa manera la Constitución, ahora se niegan a que exista una reforma y que el Gobierno o, en este caso, la Secretaría de la Defensa participe en el marco de la norma Constitucional?”

El primer mandatario calificó esta postura del principal partido opositor “es un acto irracional de perturbación política, de politiquería, el no entender que necesitamos el apoyo de las Fuerzas Armadas”. Advirtiendo que, en caso de no aprobarse la ampliación, los militares regresarán a sus cuarteles en marzo de 2024 para evitar violaciones a derechos humanos y a la Constitución.

Lee también: “Ejercicio participativo” sobre seguridad pública no será vinculante, anuncian AMLO y Adán Augusto

Sin embargo, también recalcó que no ha hablado con ningún senador o gobernador del PAN o de Movimiento Ciudadano para pedirles su apoyo en esta iniciativa. Reconociendo que ayer, al reunirse con el priista Carlos Aceves del Olmo para tratar otros temas, este le manifestó su respaldo sin que se lo solicitara.

“Si el PAN en bloque decide no a la Guardia Nacional o no a que la Guardia Nacional dependa o sea una rama de la Secretaría de la Defensa, pues ellos asumen su responsabilidad. Lo que se me hace extraño es que no quieran que legalmente el Ejército y la Marina ayuden en labores de seguridad”, insistió López Obrador.