Durante los años que duró el poderío de Romero Deschamps al frente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) y dentro de Pemex, nacieron disidencias y opositores.

La más fuerte y antigua es la encabezada por María de Lourdes Díaz Cruz, mejor conocida como “Lula”, quien actualmente es la secretaria general del Movimiento Nacional de Transformación Petrolera.

En entrevista con Reporte Índigo, comenta que conoce bien a Deschamps, ya que ambos provienen de la Sección 35 del STPRM, en donde él comenzó su ascenso al poder.

“El cargo de Romero Deschamps se basaba en traiciones, desde Héctor Martínez en la Sección 35 del sindicato en 1980, cuando lo saca del panorama y después con la traición a Joaquín Hernández Galicia ‘La Quina’ en 1989, en 1992 llega al sindicato y ya todos sabemos todo lo que ha pasado”, comenta la entrevistada.

La lideresa petrolera dice que se siente feliz de haber ayudado a debilitar al monstruo petrolero ya que su movimiento entregó el 8 de marzo pasado una solicitud de jubilación o rescisión laboral en contra del ahora exdirigente del STPRM, y comenta que después de muchos años por fin la lucha rindió frutos.

“Estamos muy felices de que a pocos días de la conmemoración del 18 de marzo (Día de la Expropiación Petrolera), por fin Carlos Antonio ya no tenga nada que ver con la industria petrolera, aunque sabemos que el golpe a Deschamps apenas es el primer round, pues continúan sus tentáculos operando, por eso vamos contra las otras 36 cabezas del sindicato”, revela.

La ofensiva legal del Movimiento Nacional de Transformación Petrolera contra Romero Deschamps y exdirectores de Pemex comenzó en 2018. Su objetivo es llevarlos a juicio político y encarcelarlos.

Saben que si bien el Gobierno federal ha sido un importante aliado, no se pueden confiar solamente en sus acciones, ya que explícitamente el presidente López Obrador les ha dicho que no se trata de una cacería de brujas.

“El 28 de julio de 2018 le entregamos a Alfonso Durazo las 18 demandas que teníamos contra Romero Deschamps. Sabemos que todavía le tenemos que dar cauce a estos recursos legales, sabemos que no todo depende del Gobierno, sino, de los trabajadores quienes debemos de buscar la justicia, darle seguimiento a las denuncias para que Romero Deschamps sea llevado a la cárcel.


Nos falta desmantelar toda la red de complicidades, para nosotros son criminales que han cometido actos de traición a la patria, luego de haber destruido y entregado a compañías extranjeras nuestra amada industria petrolera, nos faltan las 36 cabezas de los secretarios generales corruptos, todos deben de salir

María de Lourdes Díaz Cruz

Secretaria general del Movimiento Nacional de Transformación Petrolera

La estrategia para ir cortando cabezas de los 36 secretarios generales del STPRM es igual a la que utilizaron contra Romero Deschamps, presentar solicitudes de jubilación a la Dirección de Capital Humano de Pemex, ya que todos cuentan con la edad suficiente para retirarse de su encargo.

Finalmente, “Lula”, dice que por historia y méritos, su Movimiento merece la Secretaría General del STPRM, por lo que pelearán por ella.

“En cuanto salga la convocatoria para el cambio de dirigencia de la Secretaría General vamos a participar en las elecciones. El cambio viene en nuestro sindicato, va a ser gobernado por la izquierda, no por todos los demás charros sindicales que son unos oportunistas”, concluye.

‘El problema del STPRM es más grande’

Pese a la vida de lujos y derroches de Romero Deschamps y su familia, el exlíder sindical declaró tener ingresos anuales por 1.6 millones de pesos y no contar con bienes inmuebles a su nombre.

En la única declaración patrimonial y de intereses que ha presentado (el 9 de enero pasado), señaló que tiene tres cuentas bancarias, incluso en una de ellas cuenta con un adeudo de 45 mil 254 pesos.

De acuerdo con el documento, sumando todas sus entradas de dinero, tuvo un ingreso anual de un millón 208 mil 843 pesos, 162 mil 18 pesos por rendimiento de actividades financieras y 210 mil pesos por venta de bienes, lo que da un total de un millón 580 mil 861 pesos.

Para Luis Serra Barragán, director ejecutivo de la Iniciativa de Energía de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del TEC de Monterrey, los ingresos del exsenador no coinciden ni remotamente con su estilo de vida, aunque sus posibles desfalcos no son los únicos responsables de la situación económica del sindicato ni de la empresa productiva del Estado.

“La situación de Pemex no se puede acotar solo a este fenómeno (…) El problema es real, existe, pero es difícil acotarlo. Aunque la pérdida de Pemex haya superado los 480 mil millones de pesos el año pasado, no se debe sólo a esto.

“Por un lado están los malos manejos, estos actos de corrupción que existen al interior de la empresa con sus directivos, pero también existe un ejercicio inadecuado en el largo plazo”, comenta.

El especialista señala que la empresa siempre ha mantenido una visión de corto plazo y ha sido manejada como una extractiva cuyo único objetivo es proporcionar fuentes de ingreso para los gobiernos en turno sin importar lo que pueda suceder en el futuro.

Un ejemplo de esto es el Complejo Cantarell, el segundo más importante del mundo, descubierto en 1971 y sobreexplotado, incluso con hidrógeno.

“Otro de los puntos a destacar para entender la situación de Pemex es que los recursos, en su mayoría, van para explotación y no para exploración. Si a eso le sumas que comenzaron a tener gastos innecesarios para una petrolera, como un excesivo andamiaje administrativo en el corporativo, y que los ingresos de extracción comenzaron a caer desde 2004, entiendes por qué Pemex comenzó a endeudarse y no han podido pagar sus obligaciones”, agrega.

Finalmente, el especialista comenta que con la salida de Romero Deschamps de Pemex e incluso con su posible aprehensión, no se solucionarán sus problemas económicos ni se terminará la corrupción.


Si a partir de esto el presidente López Obrador lo quiere utilizar para impulsar una narrativa de que con la salida de Romero Deschamps de Pemex terminaron con la corrupción y va a ser una empresa rentable, no va a ser así. No es un tema de una persona, es un tema de una organización que sigue ahí operando

Luis Serra Barragán

Director ejecutivo de la Iniciativa de Energía de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del TEC de Monterrey

También puedes leer: Contra la hidra petrolera, la caída de Romero Deschamps