La tarde de este miércoles, y luego de una sesión acalorada, los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) aprobaron por unanimidad remover a su presidente, José Luis Vargas.

Lo anterior se produjo en la ausencia del propio Vargas, por lo que después de reanudar la sesión pública convocada por Janine Otálora por “ministerio de ley”, se votó por unanimidad destituir a su presidente.

A su vez, el magistrado Reyes Rodríguez fue electo presidente del Tribunal Electoral para terminar el periodo que correspondía a José Luis Vargas.

Previamente, la petición de revisión a la actuación de Vargas Valdez como presidente del TEPJF no prosperó, en un principio, debido a la oposición de la magistrada Mónica Soto y el propio Vargas Valdez.

Éste último suspendió la sesión, tras advertir que no había fundamento legal para votar el tema solicitado por el magistrado De la Mata.

“El funcionamiento del Tribunal está garantizado”, dijo y llamó a la “mayoría organizada” a no intentar un “golpe de estado”. Recordó que la renuncia es la única forma de sacarlo de la presidencia, y advirtió: “no está en mi intensión renunciar”.

Tras la suspensión de la sesión, la magistrada Malassis y los magistrados De la Mata, Fuentes, Infante y Reyes, firmaron una carta solicitando al presidente Vargas la reanudación inmediata de la sesión, carta a la que no hubo respuesta.

Por ello, la magistrada Malassis, “en virtud de la ausencia injustificada del presidente de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), José Luis Vargas Valdez”, convocó a reanudar la sesión.

Al asumirse ya como presidenta del órgano jurisdiccional, por ministerio de ley, convocó a los integrantes del pleno a una sesión pública, por videoconferencia, para votar la destitución Vargas Valadez y designar a su sustituto.

Puedes leer: “Golpe de Estado”: Guerra en el Tribunal Electoral; magistrados piden evaluar a su presidente