Al Frente Popular Francisco Villa se le identifica como un grupo aguerrido y numeroso del PRD


Alejandro López Villanueva habría dejado al PRD para contender por la jefatura delegacional de Tláhuac a través de Morena

https://www.youtube.com/watch?v=bJ5lPZfo1eo&list=UUCCjc1piE1mIrhcE3ejENeA

Raúl Flores García, presidente del PRD en el Distrito Federal, pide dos cosas: no creer en la desbandada de perredistas hacia Morena, y confiar en que el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, cumplirá sus compromisos antes de concluya este año.

El líder del Sol Azteca en la Ciudad de México rechaza hablar de una migración masiva de perredistas dispuestos a abandonar las filas del PRD para seguir a Andrés Manuel López Obrador a Morena, que recién obtuvo su registro como partido político.

En entrevista, Flores García sostuvó que la renuncia de Alejandro López Villanueva y más de 15 mil afiliados al Frente Popular Francisco Villa (FPFV) que dejaron al PRD para sumarse al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) no encendió los focos rojos dentro del PRD, con miras a las próximas elecciones en las que se renovaran las 16 delegaciones políticas.

“Hay varios Frentes Villas. Se va Alejandro López Villanueva y una parte del Frente Popular Francisco Villa se va con él a Morena, pero no todos. 

“Yo he platicado con otros líderes, incluso con los hermanos de Alejandro, y me explican que fue una decisión personal”, detalló el dirigente.

Por años, el FPFV ha estado vinculado con el PRD como uno de sus grupos simpatizantes más aguerrido y numeroso.

‘Los Pancho Villa’

Entre los afiliados a dicha organización se localizan miles de familias que se dedican a invadir predios en zonas protegidas, a fin de obtener vivienda popular para sus agremiados.

Históricamente el FPFV se ha caracterizado por las invasiones y las gestiones políticas y de entrega del voto a cambio de vivienda popular a través del Instituto de Vivienda del Distrito Federal (INVI).

A la organización Frente Popular Francisco Villa se les conoce comúnmente como “Los Pancho Villa” y tienen su mayor presencia en la zona de Tláhuac, donde se pueden ubicar sus campamentos.

De hecho, una de los factores de la renuncia de esta fracción del FPFV al PRD responde presuntamente al interés que tiene su líder, Alejandro López Villanueva, para contender por la jefatura delegacional de Tláhuac a través de Morena, el nuevo partido de Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, para que la presencia de Morena no sorprenda en las urnas al PRD durante los próximos comicios, Flores García emprendió, de la mano del legendario Cuauhtémoc Cárdenas, una serie de reuniones con diversos sindicatos de peso en México y diversos grupos sociales.

“Aquél que se ponga contento de que hay división en la izquierda no tendría razón de estar en nuestras filas”, advierte Flores García.

El dirigente capitalino asegura que no se confiarán, pues reconoce que López Obrador ha representado la lucha, pero que el PRD también tiene una tradición como partido de lucha en México.

El líder perredista califica de especulaciones cuando se habla de una desbandada del PRD.

Lo que es real es que por años al PRD se le juzgó de obtener su fuerza en los miles de votos obtenidos a partir de prácticas clientelares con este tipo de organizaciones sociales, que al parecer hoy le estarían dando la espalda para seguir al casi mítico tabasqueño, López Obrador.

El factor Mancera

Ante la amenaza de que las renuncias como la que ejecutó el Frente Popular Francisco Villa tengan un efecto espejo, Flores García explica que el PRD tiene la tarea de reforzar la idea de los logros de su partido.

Por ejemplo, de que en la Ciudad de México como en ningún otro lugar hay políticas que buscan la estabilidad social de sus habitantes.

Raúl Flores habla de la caída en picada que ha sufrido la figura de Miguel Ángel Mancera Espinosa, cuya administración y él mismo han sido reprobados por los capitalinos.

>¿Cómo afecta esto al PRD?, se le cuestiona a Flores García.

El dirigente responde mesurado. Pide esperar a que en estos meses el jefe de Gobierno dé cumplimiento a muchos de los compromisos que asumió como gobernante.

Reconoce que las modificaciones al programa “Hoy no Circula” impactaron de frente al jefe de Gobierno capitalino y su administración, pues no se informó con claridad que se trata de una medida que involucra a cinco estados del país y no fue una decisión única en el DF.

“Ha faltado darle continuidad a las miles de historias. La visión de que todo en la Ciudad de México está mal, no corresponde. 

“La ciudad funciona, pero es entendible la crítica cuando tenemos a la opinión pública más activa de todo el país. A ellos hay que hacerles ver que somos distintos”.

Con una postura que intenta ser autocrítica, Flores García opina respecto a la mala racha del jefe de Gobierno.

“No se ha dicho con suficiente fuerza todo lo que se ha hecho”, apunta.

>¿Hay poco que cacarear?

“No, lo que digo es que en las recientes calificaciones no se dijo que ya se tienen los recursos para la extensión de la Línea 12 hasta la zona de Observatorio.

“Que ya están listos los estudios para el proyecto de las luminarias; que tenemos una baja en materia de criminalidad, a pesar de que tenemos vecindad con el Estado de México, que tiene uno de los índices más altos”, resalta.

Flores García intenta dar más ejemplos de las acciones que el gobierno de Miguel Ángel Mancera se ha adjudicado en este año y medio de gobierno.

“Tenemos finanzas sanas, aunque eso no es taquillero”, sonríe.

Pero el descontento de los capitalinos con Miguel Ángel Mancera va más allá… 

Por lo que la visión que el propio Raúl Flores comenta, de que se juzga que en la ciudad todo está mal, será difícil de revertir. 

Y a la espera de que las promesas se empiecen a cumplir, de lo contrario el enojo y el castigo se reflejarán en las urnas.