Durante la parte más crítica de la pandemia nació PIT Policy Lab, una startup mexicana dedicada al estudio del uso de la tecnología con un enfoque de innovación e impacto social.

Su fundadora y directora, Cristina Martínez Prieto, comenta que el objetivo de la empresa es aprovechar todas las tecnologías como la inteligencia artificial, el internet de las cosas, el 5G y la ciberseguridad, con un enfoque de bien social, la médula de las ciudades inteligentes.

La empresa nació como el primer “spin out” (negocio que surge de otro para después convertirse en uno independiente) C Minds, debido a las necesidades y aprendizajes que trajo consigo la pandemia de COVID-19 a nivel país y mundialmente.

“Uno de los principales aprendizajes de la pandemia fue que a los países a los que mejor les fue al hacerle frente a los retos del distanciamiento social y confinamiento, fue a aquellos que ya tenían estrategias digitales bien establecidas, tenían las herramientas y que hacían uso intensivo de éstas, ya que la transición no fue un shock.

“Quienes no estaban preparados tuvieron que dar un paso gigante a la digitalización y por eso hubo muchos retos. Por ejemplo, de las MiPyMEs muchas cerraron y otras tuvieron que reinventarse”, comparte la especialista en transformación digital y nuevas tecnologías.

Martínez Prieto ve que la solución para la digitalización y el uso de tecnología en empresas, gobiernos y ciudades, es el trabajo en conjunto entre los distintos sectores.

“Tienen que colaborar gobiernos, sociedad civil y academia para poder compartir sus perspectivas, retos y puntos de vida. El problema y la solución es multisectorial y también multidisciplinario. El tema de la tecnología no solo es técnico, sino que también debe de tener un impacto social”, insiste.

Finalmente, la especialista señala que además de la colaboración en el país debe de haber liderazgos para que la tecnología pueda ser más accesible y se utilice para el bien de la sociedad.

“En los casos de éxito hemos visto que el común denominador es que hay liderazgos que entienden a profundidad estos temas y que han sabido atraer equipos de trabajo diversos que han puesto sobre la mesa la importancia de resolver problemas públicos, lo cual es la clave”, concluye.

También puedes leer:

Construyendo Ciudades inteligentes en México, los retos

Ciudades inteligentes que empiezan por los barrios