¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

TaxisCDMX

Taxistas del AICM también demandan piso parejo

David Martínez

Taxistas concesionados del AICM también protestaron ayer en la terminal aérea para exigir detener la operación de las apps de transporte privado con el argumento de que son los principales afectados al pagar 500 por ciento más que un permisionario normal


Oct 8, 2019
Lectura 6 min
portada post

A los miles de taxistas que protestaron ayer en las calles de la capital para exigir la regulación de las plataformas de transporte privado se sumaron 560 concesionados del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Los permisionarios del AICM argumentan que son los más afectados por el auge de las aplicaciones móviles en la capital, debido a los altos costos de las licencias y permisos federales que tienen que tramitar, cuyo monto es 500 por ciento más alto que el de un taxi normal.

Acusan que en cambio las apps como Uber, Cabify y Didi sólo aportan el 1.5 por ciento del costo total de cada viaje, cifra que se concentra en el Fondo para el Taxi, la Movilidad y el Peatón de la Secretaría de Movilidad (Semovi) de la ciudad.

Los aeropuertos, al ser jurisdicción del Gobierno federal son responsabilidad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). En consecuencia, todos los taxistas que están al servicio de pasajeros nacionales y extranjeros que llegan o van al AICM deben de tramitar su licencia y permisos ante dicha dependencia.

Las manifestaciones provocaron afectaciones en la movilidad de la capital. Los alrededores del aeropuerto presentaron alta afluencia vehicular debido a que los taxistas bloquearon los dos accesos al aeropuerto.

La Línea 7 y 4 del Metrobús, que cruzan el centro de la Ciudad, se vieron afectadas por las protestas e interrumpieron su servicio de manera intermitente.

En el AICM hay mil 600 unidades de taxis que prestan el servicio con un costo 50 por ciento mayor al del servicio regular debido al precio de los requerimientos por la SCT.

Por ello, denuncian que las aplicaciones móviles telefónicas que ofrecen el servicio de taxi y abordan pasaje en las inmediaciones del AICM explotan un derecho por el cual no aportan ningún recurso a la federación.

Licencias caras, tarifas mayores

Francisco Calderas Rodríguez, director de fiscalización de la empresa concesionaria Nueva Imagen y Coordinador del Movimiento Nacional Taxista (MNT), afirma que tan sólo el proceso para obtener la licencia para conducir tipo F cuesta 4 mil pesos.

Calderas Rodríguez detalla que el costo del curso ante la SCT para obtener la licencia cuesta mil 800 pesos, el derecho de examen tiene un precio de mil 500 y la expedición del plástico, 500 pesos. La licencia local cuesta alrededor de mil 500 pesos menos.

A ello se suma la contraprestación mensual que los taxistas del aeropuerto pagan por el derecho a explotar el espacio.

“Nosotros tenemos permisos expedidos por parte de la SCT, tenemos que pagar la contraprestación mensual por unidad que asciende a 2 mil 200 pesos, pagar renta de los puntos de venta, la renta de nuestros estacionamientos, pagamos todas las prestaciones de ley a nuestros empleados, licencia federal, examen físico y psicológico”, detalla.

Además, de acuerdo con el portal electrónico de la SCT, las personas que busquen obtener una licencia de taxis de aeropuerto tienen que pagar una póliza de seguro de responsabilidad civil por daños a terceros, por el equivalente a 19 mil Unidades de Medida y Actualización (UMA), lo que asciende a aproximadamente un millón 482 mil pesos.

También deben tener una póliza de seguro anual de viajero equivalente a tres mil 160 UMA, un monto de 246 mil pesos.

Por ello, Calderas Rodríguez afirma que los taxistas del AICM han perdido 40 por ciento del total de sus ventas desde el año 2015.

Víctor Ruiz, permisionario de la empresa Nueva Imagen, relata cómo es que las apps repercutieron en su trabajo.

Antes estábamos muy bien, pero ahora se llevan prácticamente casi todo el pasaje. Actualmente hacemos al día cuatro o cinco viajes cuando mucho, antes hacíamos ocho o nueve, ya no salimos tan seguido

- Víctor Ruiz

Permisionario de la empresa Nueva Imagen

Afirma que ya no es conveniente para los operadores y las empresas trabajar, pues sólo están teniendo pérdidas económicas.

Carlos Tepale Alonso, representante del MNT, indica que en general, los gastos de los permisionarios de taxis del aeropuerto son 500 por ciento más altos que los de un concesionario local.

Por lo cual, argumenta, los taxis aeropuertarios son los más afectados ante la proliferación de Uber y las demás aplicaciones que ofrecen servicio de transporte.

Ante esta situación, los taxistas del AICM protestaron este 7 de octubre para exigir que las unidades socias de las apps no entren en el aeropuerto si no pagan los mismos derechos que ellos.

“Estamos haciendo acciones civiles en busca de un diálogo con las autoridades, pero afirman que no pueden actuar en este momento. Entonces, nos declaramos en plantón permanente aquí en el aeropuerto, pedimos la presencia del secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú”, señala.

Añade que a los permisionarios del AICM no les importa el costo de los requisitos federales, sino que no se permita la entrada a Uber al aeropuerto por ser ilegal.

“Estamos hablando de que nos importa que esta actividad se lleve dentro del marco de la Ley de Caminos y Puentes Federales, que indica que por seguridad no cualquier automóvil puede ofrecer servicio de transporte de pasajeros en la jurisdicción federal”, menciona.

Indica que tras las protestas del pasado 3 de junio, lograron una mesa de trabajo con la Secretaría de Gobernación (Segob) en la que se prometió que la Policía Federal, ahora Guardia Nacional, iba a realizar patrullajes en el aeropuerto para evitar que las apps abordaran pasaje, pero no se cumplió con ello.

“Los vemos omisos, vemos que no quieren actuar, nuestra forma de ver las cosas es que tienen miedo de regular”, declara.

Taxistas Paralizan la ciudad

El Movimiento Nacional Taxista exigió ayer la regulación de las aplicaciones y el fin de la competencia desleal, lo que provocó afectaciones en la movilidad de la capital.

Durante esta segunda manifestación masiva, después de la del 3 de junio pasado, los taxistas volvieron a bloquear diversas vialidades y accesos carreteros durante el día.

En el Norte se manifestaron en Indios Verdes, Periférico Norte, Avenida 100 Metros y Avenida Central.

En el poniente bloquearon vialidades en Polanco y Santa Fe, el Circuito Interior, Periférico a la altura de Barranca del Muerto y Puente de los Poetas.

En el oriente cerraron Zaragoza, Viaducto, Churubusco y la calzada Ermita Iztapalapa. En el centro hicieron lo mismo en Reforma a la altura del Ángel de la Independencia e Insurgentes. En el sur bloquearon Avenida Universidad y San Jerónimo.

Durante las movilizaciones, que comenzaron alrededor de las 07:00 horas del día de ayer, participaron al menos 10 mil taxistas.

También puedes leer: Tras alta demanda, chofer de Uber agradece a taxistas por protesta


Notas relacionadas

Dic 11, 2019
Lectura 3 min

Comentarios