142
muertes violentas se habían registrado de enero a octubre de este año
El robo de cajeros automáticos y de clientes de bancos ya forman parte de la cotidianidad en la capital de Villahermosa y en los municipios aledaños
"No ha habido ningún cambio. Lo que sí habido con Núñez es muchísimo gasto y se supone que iba a ser un gobierno con austeridad"
Candelaria Lázaro LázaroDirigente de
la asociación Ixiktak
“El de Arturo Núñez es un gobierno fallido, que mató la esperanza y asesinó la ilusión de los tabasqueños”
Mario LlergoAbogado priista
http://youtu.be/2N8WD-qDUBw

Llegó hace dos años a la gubernatura de Tabasco, generando altas expectativas y esperanzas entre los tabasqueños, pero el perredista Arturo Núñez ha sucumbido como gobernador de este estado del sureste mexicano.

La gestión de Núñez no ha estado a la altura del reto histórico que representó en el 2012 la llegada del primer gobierno de izquierda al poder del estado natal de Andrés Manuel López Obrador, líder opositor en México.

Núñez tomó protesta hace dos años como gobernador en un ambiente de esperanza y de ilusión por parte de los habitantes de este estado cansados y hartos del saqueo que hubo en el sexenio del priista Andrés Granier, actualmente preso en la Ciudad de México acusado de desvío de recursos.

Pero hoy, dos años después de la llegada del PRD a Tabasco, lo que existe entre los tabasqueños es un arraigado sentimiento de decepción por el desempeño de Núñez como mandatario y el de sus colaboradores.

La inseguridad es el principal problema que enfrenta Tabasco, sin embargo la opacidad, las promesas incumplidas, el derroche de recursos y la corrupción es lo que está marcando a la administración que encabeza el también exsenador del PRD.

“El de Arturo Núñez es un gobierno fallido, que mató la esperanza y asesinó la ilusión de los tabasqueños”, opina Mario Llergo, abogado priista que encabeza la voz opositora en Tabasco.

Corrupción, el sello de la casa

Los primeros dos años de este gobierno de Tabasco han sido marcados por escándalos de corrupción, denuncias de opacidad y por la falta de rendición de cuentas a la sociedad.

Las acusaciones de desvío de recursos le han salpicado incluso a la familia del mandatario estatal.

Fue precisamente Mario Llergo –hoy uno de los aspirantes en el PRI a la alcaldía de Villahermosa- quien denunció este año que el DIF de Tabasco, que preside la esposa del gobernador, benefició con un contrato a una empresa vinculada con el director jurídico de este organismo.

La administración de Núñez primero descartó irregularidades en la licitación, pero luego aceptó la ilegalidad en la adjudicación de este contrato por 20 millones de pesos para suministrar desayunos escolares al DIF.

Núñez desaprovechó la oportunidad de mandar un mensaje contundente en el combate a la corrupción en su gobierno. Sin embargo, la Contraloría estatal solo suspendió por 30 días del cargo a Sergio Eduardo Pulido Pérez.

Este funcionario es un amigo cercano de Munir Chalela, esposo de Martha Núñez, hija del gobernador perredista.

En redes sociales circulan fotos del funcionario acusado de beneficiar a una empresa familiar en el DIF celebrando en un bar con el yerno de Núñez.

Otro contrato polémico fue el otorgado por el gobierno de Tabasco a la empresa china Cangnan Riwong Craft Logo Co. Ltd, para la adquisición de 445 mil 200 placas vehiculares.

El contrato de 94 millones de pesos fue adjudicado- sin licitación pública – a esta empresa extranjera que en su historial cuenta haber sido inhabilitada en el 2011 por la SCT por manufacturar placas sin tener registro en México.

Fue la Secretaría de Administración –y no la Tesorería estatal de Tabasco- la que entregó este contrato millonario por la vía de la adjudicación directa.

Este tema fue manejado por el titular de esta dependencia, Amet Ramos Troconis, quien ha sido relacionado familiarmente con la esposa del gobernador del estado.

“Lo que a Andrés Granier y a su equipo le llevó tres años en volverse opaco, en vislumbrar el saqueo, a esta administración le costó 6 meses. Rapidito le agarraron el hilito”, señala José Manuel Arias Rodríguez, coordinador de la Asociación Ecológica Santo Tomás.

“Hoy en Tabasco hay una corrupción institucionalizada en todas las áreas y una gran decepción”.

Hay un dato más que exhibe la escasa voluntad del gobernador perredista para rendir cuentas y combatir la corrupción.

En el 2013, en su primer año de gobierno, Núñez hizo pública su declaración patrimonial con la que entraba a gobernar él y su familia.

Este año los tabasqueños ya no pudieron conocer el informe de bienes de su gobernador que lo clasificó como una información reservada.

El cambio que nunca llegó

Hace un mes el gobernador de Tabasco rindió su Segundo Informe de Gobierno, un documento que estuvo solo unos días en la página de Internet del Gobierno de Tabasco y después fue retirado.

Núñez –un político que comenzó su carrera en el PRI hasta ser subsecretario de Gobernación– entregó el informe al Congreso en el que reportó cuentas alegres que no corresponden a la realidad de Tabasco.

El mandatario tabasqueño, por ejemplo, no habló del subejercicio de mil 189 millones de pesos que existía hasta el tercer trimestre de este año.

De acuerdo al presupuesto estatal de Tabasco, se tenía programado gastarse hasta el mes de septiembre 21 mil 629 millones de pesos.

En su informe, Núñez acepta que solo ha ejercido la cantidad de 20 mil 439 millones de pesos e intenta esconder el subejercicio etiquetando esos recursos no gastados como dinero “disponible respecto al programado”.

El gobernador no ha podido avanzar con su programa estrella de desarrollo social, Corazón Amigo, destinado para ayudar a personas con discapacidad en Tabasco.

Cuando anunció la creación de este programa, a principios de año, Núñez aseguró que se invertirían 365 millones de pesos, algo que no ha cumplido.

De acuerdo a los informes trimestrales del gobierno de Tabasco, la inversión en Corazón Amigo no supera los 100 millones de pesos.

En contraste con la reducción de recursos en el área de desarrollo social, el gasto en comunicación social del gobierno de Tabasco se ha duplicado con Núñez este año.

El presupuesto de Egresos aprobado para el 2014 contemplaba una partida de 162 millones de pesos para la Coordinación de Comunicación Social que encabeza quien fuera la senadora suplente de Núñez, Dolores del Carmen Gutiérrez Zurita.

El Ejecutivo ha autorizado una ampliación a 309 millones de pesos para intentar mejorar su imagen entre los habitantes de Tabasco.

“No ha habido ningún cambio”, asegura Candelaria Lázaro Lázaro, dirigente de la asociación Ixiktak, que se dedica en Tabasco a la protección de mujeres indígenas.

“Lo que sí habido con Núñez es muchísimo gasto y se supone que iba a ser un gobierno con austeridad”.

No ha habido ningún cambio. Lo que sí habido con Núñez es muchísimo gasto y se supone que iba a ser un gobierno con austeridad”

‘Se cuidan hasta de sus sombras’

Tabasco, como en el resto de México, solo se denuncia 1 de cada 10 secuestros que ocurren realmente.

“En Tabasco la gente se cuida hasta de su propia sombra”, dice la activista Candelaria Lázaro Lázaro, recién reconocida con el Premio Estatal de Derechos Humanos en Tabasco.

“Con Núñez la ciudad se ha ido desmoronándose en todos los ámbitos: social, político, en salud, pero principalmente en justicia y seguridad. Estamos llegando al caos”.

El número de homicidios dolosos en Tabasco, durante la era Núñez, también ha registrado un alza en comparación a los años anteriores.

De enero a octubre se habían registrado 142 muertes violentas faltando dos meses por concluir, una cifra que supera lo registrado en todo el año pasado.

La semana pasada el exprocurador de Tabasco, Roberto Vidal Méndez, recriminó que la administración de Núñez carezca de un programa de seguridad.

Tabasco hoy enfrenta una ola de asaltos de alto impacto, más vinculados con la delincuencia organizada que con la común.

El robo de cajeros automáticos y de clientes de bancos ya forman parte de la cotidianidad en la capital de Villahermosa y en los municipios aledaños.

El secretario de Seguridad  Pública de Tabasco, Audomaro Martínez Zapata, un general cercano a López Obrador, sigue en el cargo pese a los malos resultados que ha rendido en sus dos años como jefe policiaco.

También los indicadores económicos en Tabasco, bajo la gestión del primer gobernador del PRD, son adversos: fue el estado que registró la caída más alta de su Producto Interno Bruto con el descenso de 1.9 por ciento.

Es además uno de los estados que presenta una de las tasas mayor de desempleo con un 6.3 por ciento, de acuerdo a estadísticas del Inegi.

AMLO se deslinda de Arturo Núñez

Hasta Andrés Manuel López Obrador, el principal promotor que tuvo Arturo Núñez para su candidatura y campaña en el 2012, ha comenzado a deslindarse del mandatario.

En su más reciente visita a Tabasco, en una entrevista en una estación de radio, López Obrador le reprochó a Núñez su subordinación a la Federación y su falta de aplomo para exigir más recursos federales para la entidad.

“En Tabasco hace falta que se apliquen las tres C: Corazón, cabeza y carácter”, soltó López Obrador.

Este distanciamiento entre López Obrador y Núñez se reflejará más cuando en los próximos días se dé una desbandada de militantes y figuras del PRD de Tabasco a Morena, el nuevo partido político de Andrés Manuel.

El mandatario de Tabasco no tiene tampoco el control político del PRD, que está en manos del diputado federal Juan Manuel Fócil Pérez.

Hace dos meses, en la elección interna por la dirigencia estatal del Sol Azteca, Fócil Pérez arrasó 3 a 1 en la votación a Agustín Silva Vidal, jefe de asesores de Núñez.

El gabinete que Núñez conformó para gobernar Tabasco es una suerte de club de amigos y de reparto de posiciones al PRI, PRD y hasta el PAN.

En el “el gobierno del cambio” hay expriistas ligados en su momento con el exgobernador de Tabasco, el priista Roberto Madrazo, rival histórico de Andrés Manuel López Obrador.

No solo eso. Fueron priistas que participaron en 1995 en el desalojo violento de la Plaza de Armas de Tabasco tomada por perredistas para protestar por un supuesto fraude en la elección a la gubernatura donde compitió López Obrador.

Como jefe del Congreso de Tabasco estaba el hoy secretario de Desarrollo Agropecuario, Forestal y Pesquero, Pedro Jiménez León, quien encabezó – con garrote en mano- el desalojo de los perredistas de Plaza de Armas para que Madrazo pudiera entrar al Palacio de Gobierno.

También refugiado por Núñez está Manuel Felipe Ordóñez Galán, hoy secretario de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas de Tabasco, quien encabezó el movimiento contra perredistas hace 20 años como líder de los constructores en el estado.

El gabinete improvisado

Hay improvisaciones delicadas en el equipo del gobernador como la de Juan Antonio Filigrana Castro, un abogado amigo del mandatario, que comenzó el sexenio como director del Instituto de Vivienda y que hoy se desempeña –sin ser doctor- como secretario de Salud de Tabasco.

El gabinete que conformó Núñez vive confrontado entre sí. Hay dos grupos que viven en constante pugna: el que encabeza el secretario de Gobierno, César Raúl Ojeda Zubieta,  y el que lidera Amet Ramos Troconis, secretario de Administración y cercano a la esposa del gobernador, Martha Lilia López.

En Tabasco se asegura que Ramos Troconis es el operador de confianza de Núñez y que por eso está a cargo de las compras y tratos con los contratistas de gobierno.

Hay otro rumor que circula con mucha insistencia en el medio político de Tabasco: la influencia que tiene Martha Lilia López Aguilera, esposa de Arturo Núñez, en las decisiones del gobierno que encabeza su marido.

“Ella es la que manda”, asegura un colaborador del gobernador de Tabasco.

“Está en todos los eventos del gobernador”.