La aparición de la presa El Zapotillo en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 generó dudas respecto a la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien aseguró que no se asignarían más recursos a las obras hasta dialogar con todas las partes involucradas.

Por ello, tanto el Instituto Mexicano de Desarrollo Comunitario (IMDEC) como las poblaciones afectadas se comunicaron con la federación para pedir explicaciones sobre el destino de los recursos y si sigue en pie el compromiso presidencial.

“La información que nos dieron de presidencia es que se está cumpliendo la palabra de que El Zapotillo no tendrá presupuesto. Sin embargo esta cantidad pequeñita tiene que ver con acciones de mantenimiento que se le tienen que seguir haciendo a la presa en el sentido de mantener la seguridad hacia los poblados”, explica María González Valencia, integrante del IMDEC.


De acuerdo con el documento sobre programas presupuestarios y proyectos de inversión, del ramo 16 que le corresponde a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) se tiene contemplado un monto de 274 millones 374 mil 852 pesos para este megaproyecto hídrico que actualmente se disputa si continúa o no a nivel federal.

La activista desestimó la cifra y dijo que es ‘muy pequeña’ en comparación a otros montos que se le han asignado al proyecto, por lo tanto que no representa un riesgo de que se destraben las obras.

El nombre con el que viene etiquetado el presupuesto es “construcción del proyecto de abastecimiento de agua potable zapotillo para la ciudad de León, Guanajuato”, cuyo recurso se destinará a ésta última entidad federativa.

Dicha información causó dudas entre funcionarios de Jalisco, pues se ha argumentado que El Zapotillo seguirá teniendo recursos pero no se sabe si serán para el acueducto a León o para concluir los trabajos de la presa en Jalisco.

“Eso es totalmente una duda que tenemos (…). No sabemos cómo vaya a quedar. El presidente manifestó que sí iba el proyecto pero sólo vemos dinero en este momento para el acueducto”, señaló en días recientes Juan Partida Morales, secretario de Hacienda de Jalisco.

Sin embargo, la representante de la organización civil IMDEC negó que haya más dinero para las obras y detalló que esa forma de etiquetar el recurso para El Zapotillo es normal.

Esto debido a que el proyecto inicialmente se pensó para dotar de agua a Guanajuato y así se ha ido gestionando el recurso en años anteriores, ya fuera para el mantenimiento o para la continuación de las obras.

“Eso es mentira. Puedes checar por menos los presupuestos de egresos de la federación de los tres años anteriores y ese es el nombre del proyecto y siempre el dinero se ha asignado a Guanajuato”, explica María González.

Lo que las organizaciones acompañantes y comunidades afectadas celebran es que en el mismo proyecto no se esté contemplando recurso federal para la presa derivadora El Purgatorio, que es parte del sistema Zapotillo y que buscaría llevar el agua del Río Verde a la Zona Metropolitana de Guadalajara, tal como lo quiere la autoridad local.

No obstante, María González agrega que esto no se quedará en la explicación que recibieron, sino que han pedido una reunión con las autoridades federales para que aclaren más el tema y se continúe con los trabajos de diálogo prometidos, los cuales siguen detenidos y sin avances.

Otro de los planteamientos que se busca incluir en esa reunión es que se aclare la reciente visita de funcionarios de la Comisión Nacional del Agua, en compañía de representantes de los gobierno de Jalisco y Guanajuato, que hicieron presencia en las inmediaciones al proyecto y sin aviso de las poblaciones que lograron interceptarlos.

VISITA SORPRESA

Fue el pasado 6 de septiembre cuando la titular de la Conagua, Blanca Jiménez, visitó la presa y las comunidades alrededor. Específicamente en Temacapulín causó sorpresas pues no se dio aviso de la visita. Esto encendió las alarmas y generó sospechas.

“Lo que le dijeron a Temacapulín es que estaban haciendo una inspección de manera directa a las obras de la presa. Que un día antes habían estado en León, Guanajuato (…). Pero que en realidad están haciendo un informe en el que puedan constatar todos los argumentos que han presentado las autoridades (estatales) y las comunidades”, relata María González.

Los funcionarios señalaron que la visita era una mera inspección a petición del presidente para que se constatara la información en campo.

Pero generó dudas importantes entre las comunidades y las organizaciones, mismo ambiente que no propiciaría buenas condi- ciones para el diálogo que se está previendo llevar, dice González Valencia.

“Lo que no se quiere es que la Comisión Nacional del Agua repita los patrones de actuación de las administraciones anteriores. (La Conagua) tiene mucha información que es importante que transparente a las comunidades”, justificó la activista sobre la visita.

A pesar de su presencia, las autoridades estatales no han entablado el diálogo con la comunidad afectada. El titular y funcionarios de la Secretaría de Gestión Integral del Agua estuvieron presentes junto a la directora de la Conagua pero no intentaron ningún acercamiento, comentan.

“Se quiere pedir que se transparente, se informe y aclare, que no se preste a nin- gún mal entendido y que eso no permita un diálogo”, con- cluye María González.

Te puede interesar: EL ZAPOTILLO, UNA NUEVA BATALLA