Y es que habría un conflicto de intereses con la directora del Implan, porque es hija del desarrollador Antonio Elosúa Muguerza.

El alcalde de San Pedro Ugo Ruiz enfrenta su primer conflicto.

Por un lado, esta semana tiene la presión de seguir adelante con el Plan de Desarrollo Urbano 20-30, pero a la vez tiene varias suspensiones de amparo contra la aplicación del reglamento que rige los usos del suelo en el municipio.

La competencia por las pocas tierras urbanizables que quedan en San Pedro y el frenesí del crecimiento vertical, así como algunos pendientes que dejó la administración de Mauricio Fernández, tienen empantanado el Plan 20-30.

Y es que entre estos cambios de última hora habría algunos que involucran precisamente la competencia entre desarrolladores en San Pedro.

Las suspensiones de amparo fueron promovidas por Grupo Inmobiliario Monterrey de Eudelio Garza.

Pero el Ayuntamiento de San Pedro exige que los desarrolladores inmobiliarios se desistan de esos recursos legales para seguir adelante con la aprobación del reglamento 20-30.

Sin embargo, ambas partes están entrampadas en sus negociaciones porque hay cambios de última hora que la pasada administración hizo al Plan 20-30, que los desarrolladores ven como una afectación contra sus intereses.

Entre estos puntos, están varios que GIM atribuye a la titular del Instituto Municipal de Planeación Urbana (Implan), Maricarmen Elosúa.

Y es que habría un conflicto de intereses con la directora del Implan, porque es hija del desarrollador Antonio Elosúa Muguerza y hermana de Antonio Elosúa González, ex presidente de la Canadevi Nuevo León.

La familia de la titular del Implan obtendría una serie de permisos sobre sus tierras para construir con uso de suelo multifamiliar.

Otro de estos conflictos es el cambio de uso del suelo a la residencia del ex gobernador Alfonso Martínez Domínguez, que en el nuevo plan está como de uso multifamiliar, para construir ahí un edificio de departamentos.

Y cada inmueble de condominios significa competencia para los desarrolladores. 

Pero hay otros puntos que son responsabilidad definitiva del ex alcalde Mauricio Fernández, como el proyecto de su familia para construir un edificio multifamiliar en los terrenos que ahora ocupa el Planetario Alfa.  

De hecho, Reporte Indigo publicó en junio que el entonces todavía alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández Garza, pretendía dejar el camino pavimentado para que la empresa de su familia concretara un millonario negocio inmobiliario.

Desde la Alcaldía, Fernández Garza impulsó una permuta de terrenos entre su familia y el propio Ayuntamiento para buscar darle un uso de suelo mixto a los predios del Planetario Alfa.

Esta intención ya está en el Plan de Desarrollo Urbano de San Pedro 20-30, que está en proceso de aprobación.

En la permuta, a cambio de un porcentaje de tierra que debiera ceder Alfa al Ayuntamiento, la familia de Mauricio entregó terrenos al Municipio que están en la avenida Díaz Ordaz y que pertenecían a una de sus empresas filiales: Akra.

Este terreno es precisamente donde Mauricio Fernández buscó reubicar a los equipos de futbol americano Avispones y Pumas.

Y también donde la última semana de su administración hizo un supuesto inicio de obras de uno de los dos cuarteles de seguridad que prometió desde su campaña, a través de una Asociación Público-Privada APP’s.

Por otro lado, para desistirse de las suspensiones de amparo solicitadas contra el Plan 20-30, GIM solicitó al Ayuntamiento que le permita varios puntos a desarrollar en Valle Oriente.

Entre ellos, la construcción de un pabellón donde promotores como Óscar Flores y David Muñoz han celebrado conciertos en la calle Batallón de San Patricio, frente al Parque Diego Rivera.

También, como ya existe una torre en plaza Tanara, sobre la avenida Vasconcelos, GIM solicita utilizar sus terrenos detrás de ese sitio para construir también un edificio. 

Sin embargo, hoy se vence el plazo que se fijaron las partes para llegar a un acuerdo.

Es por ello que el munícipe Ugo Ruiz enfrenta su primer gran problema en la administración que dirige desde el principio de este mes.

Por un lado, está el ex alcalde y los intereses de su familia en el Plan 20-30.

Por otro también están los intereses de la familia Elosúa y su titular del Implan.

Y en un frente más está el Grupo Inmobiliario Monterrey.

La cereza en el pastel

Además de estas presiones que enfrenta el alcalde Ugo Ruiz, está una más: el pleito por el showbusiness en San Pedro.

Y es que con el proyecto de GIM-Entertainment para la construcción de un pabellón, que estaría en el mismo terreno donde se celebró el concierto “Pa’l Norte 2012” el pasado 24 de noviembre, hay otros jugadores del espectáculo que levantan presión.

Porque éste sería un nuevo polo del espectáculo que sobre todo competiría con la Arena Monterrey y el Auditorio Banamex.

Y porque además, según los estándares de inseguridad que son graves en toda la ciudad, en San Pedro hay menos índice de delitos y eso sería una ventaja para el promotor.

El Pabellón estaría sobre una planicie de concreto con una inclinación para que todos los asistentes puedan ver al frente el escenario.

Éste sería una concha acústica para mejorar la ganancia de audio del espectáculo.

También sería un lugar que contará con unos 5 mil cajones de estacionamiento, solamente para un máximo de 7 mil asistentes.

Todo un plan que levanta la pugna, una más de las que están ocasionando fuertes presiones entre desarrolladores, la televisora Tv Azteca y el Ayuntamiento de San Pedro que dirige Ugo Ruiz.