Reporte Indigo

JALISCO

Subastas de vehículos oficiales le dejan 41.8 MDP a Gobierno de Jalisco

Las subastas de vehículos oficiales que está efectuando el Gobierno de Jalisco y sus múltiples dependencias y con las que se han vendido más de mil 500 unidades, le han significado ingresos a la hacienda local que ya ascienden a 41.8 millones de pesos, de acuerdo con un reporte en la materia elaborado por la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf).

En lo que va del sexenio del mandatario priista Aristóteles Sandoval Díaz (2013-2018), se han realizado seis subastas a través de las cuales la administración pública estatal ha vendido a particulares mil 563 unidades que formaban parte de su parque vehicular oficial, y que, según la autoridad, ya no se encontraban en condiciones óptimas.

Entre esos más de mil 500 vehículos oficiales vendidos mediante almonedas está incluido un lote de 60 unidades que, según las actuales autoridades estatales, entraban en la categoría de lujo, mismas que estaban a disposición de los titulares y puestos directivos de las dependencias locales en el anterior sexenio del ex gobernador del PAN, Emilio González Márquez.

Fueron “60 (autos) de lujo vendidos durante la primera subasta, vehículos, que se recordará, estaban asignados a los secretarios del gabinete, directores generales y altos funcionarios de la pasada administración y por los cuales ingresaron a las arcas públicas la cifra de 8 millones 207 mil pesos”, indica Sepaf.

De acuerdo con esta Secretaría, las subastas que se han venido efectuando a través del proveedor Carasa, S.A. de C.V., se comprenden en una estrategia para contener y disminuir las erogaciones de gasto corriente de la administración:

“Las mil 503 unidades restantes (ya sin considerar las 60 de lujo) se encontraban asignadas a diferentes dependencias estatales, y tanto por sus condiciones físicas como por la alta inversión que representaba para el Estado mantenerlos en uso, se decidió inmovilizarlos, toda vez que del erario público debía asignárseles recursos suficientes para suministrarles el combustible, también para la adquisición de neumáticos y/o piezas para su mantenimiento o reparación, así como para el pago anual del refrendo, la verificación y el seguro vehicular, entre otros gastos que requirieran cada uno de estos”.

Hasta ahora la almoneda en la que se han colocado más vehículos fue la realizada este 28 de junio pasado, en la que se vendieron 796 automotores oficiales; todos estos tuvieron como precio de salida 5.2 millones de pesos, no obstante, al final del día se reportaron ingresos totales por 12.5 millones de pesos.

Exit mobile version