La recuperación económica, en algunos casos expansión, que se observó durante los últimos meses en países de altos ingresos podría retroceder ante la inminente operación militar de Rusia en Ucrania.

El estallamiento armado y la escalada de la tensión geopolítica en Europa del Este provocó de forma inmediata que los mercados accionarios a nivel mundial presentan movimientos negativos durante la jornada del 24 de febrero.

A corto plazo se pronostica que el crecimiento económico de Europa se vea afectado y esto provoque un impacto importante en la economía mundial, señala Carlos González Tabares, director de análisis económico, cambiario y bursátil de Grupo Monex.

“Para la economía global se espera un crecimiento de 4.4 por ciento, y si Europa crece a cero por ciento (como resultado de este conflicto), la economía global perdería uno por ciento en el crecimiento del PIB, en lugar de crecer 4.4, la economía global crecería 3.4 y eso en principio afectaría a nuestro país.

“Otro efecto importante es el incremento en el precio de los energéticos, el petróleo representa cerca del 50 por ciento de las exportaciones rusas pero, si vienen sanciones económicas será también a través del petróleo. Cabe destacar que Europa recibe casi 50 por ciento de sus importaciones de oro negro de Rusia, esto podría generar incrementos en los precios”, detalla el especialista.

La jornada del 24 de febrero el petróleo Brent superó la marca de los 100 dólares por barril, nivel que no se observaba desde 2014.

Además, toda vez que Rusia suministra 40 por ciento del gas natural que consumen en la Unión Europea, se registraron incrementos en el precio de este energético hasta de 40 por ciento en países como Reino Unido y Holanda.

“Incluso si Occidente no llega a imponer sanciones a las exportaciones de energía de Rusia, creemos que la prima de riesgo en los precios de la energía seguirá siendo alta durante algún tiempo… Si la situación empeora, podríamos ver el comercio de petróleo en un rango de alrededor de 120 a 140 dólares por barril”, señala a través de un análisis Capital Economics.

Otro elemento importante que definirá el impacto económico del conflicto entre Rusia y Ucrania es la exportación de materias primas, pues ambos países representan entre el 25 y 30 por ciento de las exportaciones mundiales de trigo y 80 por ciento de las semillas de girasol a nivel mundial.

Asimismo, Rusia es un actor importante en los metales industriales, en particular el aluminio, níquel y paladio, así como de fertilizantes y madera. Por ello se espera que los precios de los metales industriales se mantengan altos por un periodo de tiempo más amplio.

“Estaremos viendo implicaciones de mayor inflación a nivel mundial. Por esto los principales bancos centrales tendrán que incrementar las tasas de interés de una manera más fuerte, mucho más pronta y podría estar provocando un menor ritmo de crecimiento económico del que se esperaba”
Carlos González TabaresDirector de análisis económico, cambiario y bursátil de Grupo Monex

También puedes leer:

El fantasma de una guerra revive entre Rusia y Ucrania

Alianzas estratégicas de Rusia por sanciones económicas

El papel de México en el conflicto entre Rusia y Ucrania