¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

EXPLOTACIóN

Sin freno al trabajo infantil

Erick Miranda

El gobierno capitalino no se preocupa por crear las condiciones para que niños y adolescentes no tengan que laborar, sólo ha implementado acciones que no atacan el problema de raíz y vulneran los derechos de los menores


Oct 8, 2018
Lectura 6 min
portada post

Pueden ser vistos casi en cualquier lugar de la Ciudad de México y su presencia no enciende las alarmas. Las personas a su alrededor suelen ignorar su condición. Se trata de menores de edad que trabajan para ayudar con el gasto diario o bajo la explotación de sus padres.

Ante esta problemática, el Gobierno local ha lanzado estrategias a nivel interinstitucional como “Alerta de Ti”, a cargo del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y las secretarías del Trabajo y Fomento al Empleo (STyFE), Desarrollo Social (Sedeso) y Salud (Sedesa). La acción “Niñas y Niños Fuera de Peligro” por parte de la Sedeso es otra iniciativa.

Sin embargo, el objetivo de “Alerta de Ti” sólo es erradicar el trabajo infantil que pueda tornarse en explotación laboral, pero no se preocupa por establecer las condiciones para evitar que los menores trabajen. La estrategia “Niñas y Niños Fuera de Peligro” brinda cuidados a los hijos de quienes laboran en la calle de manera informal con el objetivo de inhibir la participación de los niños en el empleo, pero esta acción preventiva es mínima.

Especialistas aseguran que si este problema no deja de ser tratado de manera “asistencialista” existe el riesgo de que no se pueda erradicar en un futuro.

“Aunque administraciones han impulsado iniciativas para erradicar la explotación infantil, la mayoría ha llegado a caer en ejercicios asistencialistas, ya que sólo suelen considerar a las personas como beneficiarios y no como ciudadanos con derechos. Mientras el gobierno actúe como benefactor para ciertos sectores de la población y para otros se mantenga en un paradigma de derechos, las mismas condiciones prevalecerán”

- Norma del Río Lugo

Catedrática de la UAM

Para mediados de este año, el gobierno capitalino estimó que cerca de 50 mil niños, niñas y adolescentes se dedican a realizar alguna actividad económica informal, en cruceros, vialidades, algunos sistemas de transporte público e incluso en establecimientos mercantiles.

La especialista argumenta que el hecho de que menores incurran en actividades laborales desde una edad temprana es un efecto que se deriva de una estructura social con características de desigualdad, sumado a una precarización de la seguridad social que cada vez más se vive de modo generalizado.

En la capital es común que los niños, solos o acompañados, ejerzan el comercio informal en sitios públicos de afluencia como avenidas primarias, plazas comerciales, centrales de autobuses, tianguis, estaciones del Metro, entre otros, explica la también responsable del Programa Infancia de la UAM.

De acuerdo con información del Gobierno de la Ciudad de México, en el mes de agosto 500 puntos fueron ubicados con presencia de menores trabajando, de los cuales 50 presentaron la mayor reincidencia. Destacan alcaldías como Benito Juárez, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo.

Autoridades capitalinas estimaron que 60 por ciento de esa población vulnerable corresponde a personas de otras entidades como Estado de México, Puebla, Oaxaca, Chiapas y Veracruz.

“Aunque se han impulsado iniciativas para respetar la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que establece la erradicación de la explotación infantil, y obtener INFANTIL AL TRABAJO cifras promedio de registros a la baja, nunca reflejarán la verdad, porque muchas llegan a mantenerse por arriba y aún más porque son estimaciones levantadas por encuestas en hogares y dejan varios frentes estadísticos pendientes”, aclara la experta de la UAM.

500 sitios fueron detectados con menores laborando

Según los Indicadores de la Dinámica del Delito para la trata de personas con fines de explotación laboral del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, los menores con edades de entre 4 y 17 años suelen ser lo más explotados, víctimas de sus padres o tutores.

“Es necesario evitar una revictimización, se trata de personas que tuvieron un desarrollo de vida en otro orden”, sostiene la también integrante del Consejo Consultivo del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA).

Violencia que se hereda

En la Ciudad de México, la mayoría de menores que se integran de manera forzada o voluntaria a un mercado laboral informal suelen compartir un patrón de vida desfavorable, las más de las veces marcado por maltrato físico, psicológico e incluso económico, sostiene Laura Ayala, presidenta de la Asociación Mexicana de Psicología Infantil (AMPI).

“Cuando el factor violencia prevalece en un núcleo familiar, la subsistencia autónoma o la también mal llamada acción de ‘valerse por sí mismo’ puede llegar a presentarse como una opción de salida a tales ambientes, por lo que muchos niños y jóvenes optan por ese camino, además de que a simple vista pareciera la más viable y rápida solución por mano propia”, explica.

A pesar de que el trabajo infantil está estrictamente prohibido, casi todos los empleos a los que un menor de edad puede acceder implican altos riesgos, asegura Ayala, ya que los mismos se dan de manera clandestina, bajo condiciones adversas y sin ninguna especie de protección o seguro que garantice que tal o cual actividad no afectará un desarrollo posterior del infante.

50 mil niños trabajan

“Lo más alarmante de todo es que el trabajo y la explotación infantil es un fenómeno que se puede perpetuar de generación en generación, ya que tales condiciones llegan a ser normalizadas y/o asumidas como obligatorias en la esfera familiar o social y, mientras más desprotegidos sean los ambientes inmediatos de cada niño, hay mayores posibilidades de que ello suceda”, aclara.

Ante la existencia de programas sociales para el apoyo a menores que se dedican a ejercer alguna actividad económica, la experta considera que las autoridades no sólo deben ser las encargadas de proporcionar ayuda material o de procuración de servicios, también deben incentivar una prevención general que combata situaciones de inequidad, falta de oportunidades e injusticia.


Notas relacionadas

Abr 17, 2018
Lectura 7 min

Ene 22, 2016
Lectura 3 min

EXPLOTACIóN

El oscuro origen de un mineral

Bernhard Buntru


Ene 22, 2016 Lectura 3 min

May 27, 2014
Lectura 3 min

EXPLOTACIóN

El negocio de la esclavitud

Rolando Hinojosa


May 27, 2014 Lectura 3 min

Ago 12, 2013
Lectura 8 min

EXPLOTACIóN

Trabajo infantil, problema invisible

Jonathan Ávila


Ago 12, 2013 Lectura 8 min

Comentarios