¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

SISTEMAPENITENCIARIO

Alberga Topo Chico reos ligados a masacre

Jesús Padilla

Un grupo de 11 reos que participó directamente en la masacre de 49 internos en febrero pasado sigue recluido en el penal del Topo Chico.

Entre esos 11 internos, al menos ocho fueron los actores principales de los brutales asesinatos, incluso, inexplicablemente uno está identificado por la autoridad con cuatro nombres y tres alias.


Jul 31, 2016
Lectura 5 min

49 presos murieron durante la riña en el Penal del Topo Chico en febrero pasado

“Reos que participaron en los hechos, se encuentran vinculados a proceso por el delito de homicidio calificado y agrupación delictuosa, cumpliendo media cautelar de prisión preventiva en el penal del Topo Chico” 

- Informe

Procuraduría de Justicia de Nuevo León

https://youtu.be/QEKPwduA5Vg

Un grupo de 11 reos que participó directamente en la masacre de 49 internos en febrero pasado sigue recluido en el penal del Topo Chico.

Entre esos 11 internos, al menos ocho fueron los actores principales de los brutales asesinatos, incluso, inexplicablemente uno está identificado por la autoridad con cuatro nombres y tres alias.

Un informe de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León en poder de Reporte Indigo, revela que estos reos están en este penal y están vinculados a proceso.

“Reos que participaron en los hechos, se encuentran vinculados a proceso por el delito de homicidio calificado y agrupación delictuosa, cumpliendo media cautelar de prisión preventiva en el penal del Topo Chico”, cita el documento.  

Se trata de Jesús Puente Galindo y/o Javier Puente Galindo y/o Francisco Javier Puente Macías y/o Jesús Orlando Galindo Puente “El Maruchan” y/o “El Javi” y/o “Chocorol”.

Así como Joel Alejandro Gallegos García “El Regetón”, Guillermo Eleazar Guajardo Solís “El Meno”, Gerardo Torres García “El Topo”, José Fidencio Armendáriz Guardiola “El Perro”, Luis Carlos Carranco Espinoza “El Chiuas”, Juan Francisco Eguía Meza “El Mono” y Édgar Fabián Solís Rodríguez.

Fuentes penitenciaras consultadas por este medio revelaron que estos reos habrían participado en el motín ocurrido la semana pasada, con episodios muy parecidos en la matanza de los 49 reos en febrero de este año.

Y es que estos internos deambularon libremente quemando colchones, puertas y hasta un basurero.

“Ahí están los mismos de la vez pasada”, dijo la fuente.  En lo que va del año han ocurrido tres motines con desenlaces fatales en el Penal del Topo Chico.

El informe de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León señala que además del comercio de droga dentro del centro penitenciario, gozaban de libertad para deambular por todo el penal del Topo Chico.

“También por la falta de seguridad que imperaba en el centro penitenciario, porque podrían deambular por todo el centro penitenciario”, cita el informe oficial.

Agrega que sólo nueve reos que participaron en la masacre de 49 internos fueron trasladados a otros penales de México.

Fuego, forma de agresión

Los privilegios en el penal del Topo Chico pareciera que aún existen.

Esto quedó exhibido la semana pasada, cuando un grupo de reos volvió a incendiar este centro penitenciario.

La única diferencia de estos hechos con la masacre de 49 reos en febrero pasado, fue que ahora no acabó en muerte y sangre.

Y aunque la autoridad estatal cuenta con información de que los internos tienen al alcance combustible para incendiar, esto pareciera no importarla mucho a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, que encabeza el general Cuauhtémoc Antúnez. Tal como sucedió la semana pasada.

El informe de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León revela que los reos utilizan el fuego como una forma de agresión contra sus rivales.

“Que esto se realizó debido a que aprovecharon de las circunstancias que imperaban en el centro penitenciario, como era la existencia de grupos antagónicos en los cuales se daba el comercio de droga por ciertos privilegios.

“Y también por la falta de seguridad que ahí imperaba, puesto que estos podían deambular por todo el lugar, sin restricción”, detalla el informe.    

Todo apunta a que la situación de libertad aún sigue en el penal del Topo Chico.

De acuerdo con el diagnóstico 2014 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, el sistema penitenciario en Nuevo León tiene la peor calificación en seguridad y dignidad para los reos, gobernabilidad y capacidad de reinserción social.  

Del 2010 al 2015 se registraron 357 incidencias en Nuevo León, entre homicidios, decesos y suicidios.

Sin castigo por nuevo motín

El motín de fuego ocurrido la semana pasada en el penal del Topo Chico aún está sin castigo.

Hasta el momento, el Gobierno independiente y penitenciario no ha informado si los reos que participaron tendrán una sanción legal.

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón sólo dijo que el motín está vinculado a un posible traslado de reos. 

Sin embargo, no detalló si sería de reos que habían participado en este nuevo amotinamiento.

Pero Antonio Caballero, comisario de la Agencia Estatal Penitenciaria, dijo que ese día solo se realizaban movimiento de internos.

Sobre las condiciones al interior del penal, según información del Inegi, 22.3 por ciento de los reos no cuentan con sentencia en Nuevo León, muy por debajo de lo que sucede a nivel país.
 


Notas relacionadas

Nov 25, 2020
Lectura 5 min

Sep 14, 2020
Lectura 5 min

Sep 30, 2019
Lectura 4 min

Comentarios