Antes de que su madre muriera, Claudia Ramírez Herrera la cuidó durante casi cinco años sin ningún tipo de remuneración, apoyo, ni prestaciones. Para atender este tipo de casos, el gran pendiente que tiene la segunda legislatura del Congreso de la Ciudad de México es crear un sistema integral de cuidados.

La madre de Claudia, quien vive en la alcaldía Gustavo A. Madero, tenía diversos males y el principal era el del corazón. No podía moverse y era necesario asistirla para que fuera al baño e incluso para comer, cuenta Claudia.

“Era muy pesado hacerlo todo, era como cuidar a un niño pequeño”, dice. Además, casi nadie de su familia le podía ayudar y era como un segundo trabajo que realizaba además de ser profesora.

“Había una persona que por las mañanas me ayudaba y le pagaba pero solo era un rato. Toda la tarde y la noche lo hacía yo sola y, ocasionalmente, mi hermana los fines de semana venía un rato”, relata.

Ella considera que su condición de cuidadora le dificultó tener una vida social más completa porque no podía salir mucho a divertirse; para costear los pagos de la persona que le ayudaba en las mañanas tenía que limitar sus gastos.

“Si salía unas dos horas me quedaba con el pendiente de que pudiera pasar algo y tampoco me podía ir de vacaciones a otro estado”, cuenta.

Su caso no es aislado. A nivel nacional, la cantidad de adultos mayores que necesitan cuidados por su vulnerabilidad es alta y pese a eso, un gran número no tiene apoyo.

Datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2018 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), indican que en el país residen 15.4 millones de personas de 60 años o más, de las cuales 1.7 millones viven solas. Es decir, no tienen algún familiar que los ayude o los apoye a pesar de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha dicho que este sector de la población debe ser objeto de los cuidados y protección del núcleo familiar.

Concretar el sistema de cuidados

En la actualidad ya existe una ley que busca dignificar el trabajo de cuidador de personas adultas mayores. Pero aún está pendiente concretar lo que está en el papel.

El pasado 20 de enero de 2021 se publicó en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, la Ley de Reconocimiento de los Derechos de las Personas Mayores y del Sistema Integral para su Atención.

También puedes leer: Ley de Infancias trans en la incertidumbre

Dicho marco legal establece que las personas adultas tienen derecho a vivir con dignidad, a la independencia y autonomía, a recibir servicios de cuidado a largo plazo, al consentimiento informado en materia de salud; así como a una vida libre de violencia y discriminación. También, reconoce los derechos económicos de quienes los cuidan.

En este sentido, para atender casos como el de Claudia y su madre, la ley mandata crear el Sistema de Cuidados de la capital que será uno de los grandes pendientes de la primera legislatura del Congreso local, dice el legislador y presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Temístocles Villanueva.

La actual legislatura del Congreso de la capital ya concluyó y en septiembre tomará posesión la segunda legislatura, la cual, según Villanueva, tendrá el encargo de crear las leyes secundarias y los reglamentos del sistema.

“Está pendiente la creación del Sistema de Cuidados que toma importancia en una época tan difícil como la pandemia por la falta de recursos y la idea es que este sistema les pueda otorgar de recursos a los cuidadores, que actualmente, no perciben nada y su situación empeora por la contingencia”, indica.

Villanueva considera que el sistema tendrá una importancia trascendental porque involucrará diversos segmentos sociales: no solo va dirigido a los adultos mayores, también a las poblaciones jóvenes y de él se derivarán diversos programas sociales.

“Se va a involucrar en la creación del sistema a vecinos y familias, que muchas veces atienden a quien necesita ser cuidado o cuidada, pero no reciben remuneración económica y no están protegidos por la ley ni es un empleo formal pese a que es una labor que tiene un impacto emocional y físico muy importante”, explica.

Por otra parte, menciona, el sistema también tiene como objetivo subsanar la desigualdad que enfrentan las mujeres: la mayoría de las personas cuidadoras de adultos mayores son del sexo femenino.

“La Comisión de Igualdad de Género mandató a dictaminar la ley porque directamente podría beneficiar a las mujeres de la ciudad”, detalla.

La segunda legislatura del Congreso de la Ciudad de México iniciará el próximo 1 de septiembre y Temístocles Villanueva formará parte de ella, por lo cual, señala, será una prioridad concretar el sistema que deberá proteger a los adultos mayores y proporcionar a sus cuidadores de las condiciones tanto económicas como sociales para hacer su labor.

Otros pendientes

En la legislatura del Congreso de la Ciudad de México que está por terminar se han logrado avances en derechos humanos importantes como la creación de la Ley para la Visibilización e Inclusión Social de las Personas con la Condición del Espectro Autista, la Ley LGBTTTI y las reformas al código penal para castigar con cárcel las terapias de conversión.

Sin embargo, dice el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso —el órgano dictaminador de las leyes mencionadas— que aún está pendiente la Ley de las Infancias Trans.

“Está atorada en un limbo muy extraño entre las comisiones y el pleno”, menciona Temístocles Villanueva.

Es importante decir que desde 2019, el dictamen de la Ley de Infancias Trans fue aprobado en comisiones; sin embargo, por falta de acuerdos entre las fuerzas políticas del Congreso no se ha votado y aprobado.