La falta de actualización del Programa de Manejo del Monumento Natural Cerro de la Silla permite la explotación a través del turismo y de la construcción de infraestructura.

El Monumento Natural El Cerro de la Silla se creó mediante un decreto presidencial firmado el 25 de abril de 1991. Área Natural Protegida (ANP) decretada en esta categoría y su plan de manejo fue elaborado a partir de acuerdos celebrados entre los gobiernos federal, estatal y municipal, junto con organizaciones y universidades.

No obstante, el documento de 2014 abre la puerta para que se desarrolle turismo en el Cerro de la Silla en zonas en las que en la actualidad no se realizan este tipo de actividades. Requiere ser actualizado para que la subzonificación corresponda con la realidad.

El programa de manejo tiene un apartado llamado subzona de Uso Público “Teleférico-Santa Ana”, donde se pueden realizar actividades turísticas, así como la venta de alimentos y artesanías. Sin embargo, esto podría afectar el ecosistema del cerro.

Además este documento también aprueba la construcción y mantenimiento de infraestructura de apoyo a las actividades de educación ambiental y turismo de bajo impacto. Por ejemplo, encender fogatas y hornillas exclusivamente en los sitios destinados para ello.

La Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Medio Ambiente en Materia de Áreas Naturales Protegidas, Capítulo III de la Modificación del Programa de Manejo, establece que éste se tiene que revisar cada cinco años.

“El programa de manejo será revisado por lo menos cada cinco años con el objeto de evaluar su efectividad y proponer posibles modificaciones”, dice en el artículo 77, pero transcurre el séptimo año sin actualización.

El Cerro de la Silla ha estado bajo amenaza por la construcción de un teleférico. Y en 2014, justo cuando se concretó este programa, el entonces alcalde de Guadalupe, César Garza, revivió este proyecto de infraestructura sólo que no se concretó por una suspensión de ocho años atrás por laSecretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En junio de 2017, el Plan de Desarrollo Urbano del Municipio de Guadalupe retomó la construcción del polémico teleférico y estaba proyectado que fuera operado por particulares y no por las autoridades municipales. Se puso a consulta pública y gracias al rechazo de vecinos y activistas, el proyecto quedó congelado, hasta el momento.


Existe una petición formal por parte del Congreso de Nuevo León para actualizar el programa de manejo

Pero el Cerro de la Silla, que abarca partes territoriales de los municipios de Guadalupe, Monterrey y Juárez, hoy se ve afectado por el turismo sin regulación, los asentamientos humanos al interior de su espacio protegido y la extracción de plantas y especies nativas, el graffiti, los robos a los paseantes a falta de seguridad y la basura.

Sadot Edgardo Ortiz Hernández, quien es el encargado del Monumento Natural Cerro de la Silla, tendría que pugnar por actualizar este programa de manejo. Sobre todo, cuando existe una petición formal por parte del Congreso local para hacerlo.

En peligro espacios del Cerro de la Silla

El diputado de Morena, Luis Armando Torres, revela que la falta actualización del Programa de Manejo del Monumento Natural Cerro de la Silla ha ocasionado que comiencen a realizarse actividades turísticas en una zona donde nunca antes se habían hecho.

“La subzonificación para el uso público de recreación o turismo actualmente, se presenta en amplias zonas del monumento natural, donde se puede realizar este tipo de actividades, pero que nunca han sido efectuadas”, explica el legislador en entrevista con Reporte Índigo.

La preocupación del morenista es que áreas que estaban cuidadas sean impactadas negativamente.

“Esto abre una puerta para que zonas del cerro, altamente cuidadas, sean impactadas por proyectos turísticos y recreativos, que podrían realizarse en espacios que no tiene esa vocación, justo porque el Plan de Manejo lo permite”, dice.

Esto podría provocar otro problema causado por los residuos sólidos urbanos pues durante las actividades turísticas, los visitantes dejan basura por los parajes del Monumento Natural.

“Ocasionando problemas de contaminación ambiental y afectaciones a la fauna de esta importante zona natural. Esto que les comparto es sólo una fracción del universo ambiental que se necesita atender para un cuidado integral del Monumento Natural Cerro de la Silla. Lograr ese fin, sin duda, tendrá resultados positivos en la vida pública de nuestra ciudad”, señala el legislador.

Torres también menciona que en la zona de Las Cascadas, paraje localizado en el municipio de Guadalupe, justo en el distrito que él representa, una persona colocó una cerca para regular el acceso y comenzó con el cobro de cuotas económicas.

También puedes leer:Invaden asentamientos humanos el Cerro de la Silla