¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

FOCO14 20 MAYO

Sin miedo a vivir

Adriana Amezcua

“Nunca tengan miedo a aquella persona que las amenace. Nuestro miedo es el que da poder y fortalece a la persona que quiere asustarnos”.

Este consejo lo da Shirin Ebadi, Premio Nobel de la Paz 2003, quien ayer clausuró el Foro para la Cooperación Unidos por la Mujer (FoCo) celebrado en la Ciudad de México, al que asistió como invitada de honor. 

La mujer iraní, a quien en 2004 la revista Forbes ubicó como una de las 100 mujeres más poderosas del mundo, compartió con cientos de personas algunas de sus vivencias como presidenta de la Corte de Irán.


May 20, 2014
Lectura 5 min
portada post

Shirin Ebadi sigue en pie de lucha por miedos no violentos, promoviendo el diálogo para cambiar actitudes y solucionar conflictos

https://www.youtube.com/watch?v=gbRAik3nNHs

“Nunca tengan miedo a aquella persona que las amenace. Nuestro miedo es el que da poder y fortalece a la persona que quiere asustarnos”.

Este consejo lo da Shirin Ebadi, Premio Nobel de la Paz 2003, quien ayer clausuró el Foro para la Cooperación Unidos por la Mujer (FoCo) celebrado en la Ciudad de México, al que asistió como invitada de honor. 

La mujer iraní, a quien en 2004 la revista Forbes ubicó como una de las 100 mujeres más poderosas del mundo, compartió con cientos de personas algunas de sus vivencias como presidenta de la Corte de Irán.

Atentos, los cientos de asistentes a la primera edición de FoCo14 siguieron la narración pausada de la iraní, de baja estatura, pelo corto y sobrio vestir. 

Ebadi confesó que muchísimas veces fue amenazada de muerte. Y quien fuera una de las primeras mujeres jueces de Irán contó que hasta llegó a constatar que el propio ministro de su nación había dado órdenes de ejecutarla.

Su despacho fue incluso atacado por oficiales de gobierno hasta concretar su cometido: lograr que cerrara sus oficinas.  

Fue entonces que la abogada, reconocida por promover soluciones democráticas y pacíficas para resolver los problemas sociales, comprendió el objetivo de todas esas amenazas era lograr no siguiera adelante con su labor.

Ante las amenazas que sufrió varias veces le preguntaron si no tenía miedo. Ella les respondió que el miedo es una especie impulso. “Es como tener hambre”. 

Las situaciones adversas que fue enfrentando a lo largo de muchos años le sirvieron para poder superar esos miedos. Y también para entender que esas personas que le ponían obstáculos pretendían limitar sus pasos. 

Los reconoce como sus “enemigos”, como los que pretendieron acallar su voz e imponerle el silencio para evitar que continuara con su trabajo. Pero hasta la fecha no lo han logrado. 

Shirin Ebadi sigue en pie de lucha por miedos no violentos, promoviendo el diálogo para cambiar actitudes y solucionar conflictos.

Más de una decena de mujeres, de diversas edades y formaciones profesionales, compartieron en el Auditorio Nacional sus experiencias como líderes que trabajan a favor del empoderamiento femenino. 

Estuvieron presentes Rosario Marín, la primera mexicana en ocupar la Tesorería de Estados Unidos; Moni Pizani, directora regional de ONU Mujeres de América Latina y el Caribe; Paloma Noyola, una chica tamaulipeca a quien Wire sugirió puede ser precursora de Steve Jobs; Gabriela Enrigue, economista que fundó Prospera, una asociación que ayuda a las familias mexicanas a descubrir su potencial productivo.

También asistieron Alondra de la Parra, directora de Orquesta; las escritoras Ángeles Mastretta y Cristina Pacheco; la alpinista Karla Wheelock y Magdaly Santillanez, Premio Nacional a la Juventud 2012.

Rosario Marín afirmó que siempre  hay que poner siempre como prioridad a la familia y concentrarse en las críticas y acciones constructivas. Como qué hacemos para sumar a más mujeres a nuestro ámbito laboral:

“Es muy fácil criticar”, dijo, “pero si cada una de nosotras hiciera algo para incorporar a más mujeres, ustedes no saben lo que nosotras unidas podríamos hacer”.

Gabriela Erigue contó que quedó huérfana de padre a los 6 años y su madre viuda con tres hijos decidió volverse emprendedora y ella siempre estuvo pegada a ella, lo que a la larga la motivó a fundar Prospera, que cuestiona el modelo de trabajo actual y da un enfoque femenino trabajando con madres solteras en situación de pobreza para que encuentren su potencial.

Magadly Santillanez, veinteañera y estudiante de Economía, relató como desde los 16 años comenzó a trabajar en proyectos sociales en Guamuchil, Sinaloa, de donde es oriunda, hasta lograr crear Micro Égora. 

Ahí dio capacitación para que las mujeres, con el apoyo de empresarios y jóvenes, sepan hacer un buen uso de los microcréditos que reciben.

La presidenta de la Fundación Angélica Fuentes, que crea y patrocina FoCo14, fungió como moderadora del evento y también compartió anécdotas personales.

Como cuando siendo una niña de ocho años trabaja en una gasolinera familiar donde ponía gas a las llantas y limpiaba vidrios, pero no le daban propina por ser mujer.

En esa época, Ciudad Juárez era un urbe muy pequeña y esa niña que luego se convertiría en la presidenta de Grupo Omnilife Angelissima tomó una decisión que cambió para siempre su vida: “que nadie iba a preguntar por mi, la que tenia que hacer escuchar su voz era yo”.

Comentarios