La inversión de infraestructura de mil 500 millones de pesos deberá ser aplicada en los próximos dos años. Es decir, hasta el 2015
Tlajomulco logró que se plasmara en la iniciativa aprobada por el Congreso el respeto a la autonomía municipal en materia de tarifas 
http://www.youtube.com/watch?v=2Awkb3sjS5Y

El control de la administración del agua potable en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) pasó a manos del gobierno del estado. 

Los malos manejos económicos del actual Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) serán trasladados ahora a la esfera estatal, que asumirá pasivos económicos que superan los 2 mil 900 millones de pesos.

Pero el gobierno del estado se comprometió no solo a sanear el desorden administrativo sino a crear un órgano eficiente capaz de dotar de agua a todos los pobladores de la ZMG.

Pese a existir un dictamen aprobado por el Congreso de Jalisco en el que se crea un nuevo organismo operador del agua que integra a los ocho municipios del Área Metropolitana, entre ellos también los periféricos como El Salto, Juanacatlán, Ixtlahuacán y Tlajomulco de Zúñiga, este último municipio condiciona su participación.

El municipio no se une al convenio de incorporación al SIAPA de manera total en tanto no exista una inversión real en infraestructura en el corredor de la carretera a Chapala y en la Zona de El Valle que incluye colonias como Santa Fe y Chulavista.

Eso advirtió el presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga, Ismael del Toro Castro en entrevista con Reporte Indigo.

El edil refirió que solo “la voluntad política” de todas la partes involucradas puede llevar a buen puerto la idea de aglutinar la administración del agua en un solo organismo: 

“Primero que exista inversión en infraestructura para que tengamos certeza de que va a haber agua y luego ver que tengamos una tarifa igualitaria. A Tlajomulco no se le puede cobrar la tarifa si no tiene la prestación del servicio (…) si hay agua debe tener un costo y se debe pagar; si no hay agua y no es de calidad, debe tener un costo menor”. 

Actualmente el Ayuntamiento de Tlajomulco ofrece ese servicio de manera autónoma. El Municipio tiene presupuestados aproximadamente 60 millones de pesos para el servicio, según detalla el presupuesto anual del 2013 para servicio de agua potable y alcantarillado.

En promedio, el Municipio recauda hasta 90 millones de pesos por el cobro de agua y alcantarillado.  La cifra resulta menor a lo esperado, reconoce el primer edil de Tlajomulco.

Quien además señala que el Municipio invierte mucho en la perforación de pozos profundos para dotar de agua, por lo que su adhesión al SIAPA resulta adecuada, pues solo así accederían a agua proveniente del Lago de Chapala o del Río Verde. 

Eso quedó expuesto en la discusión que llevaron por meses en el Congreso del Estado a propósito de la administración y dotación de agua en la ciudad.

El pasado 18 de julio el Legislativo determinó crear un Organismo Público descentralizado denominado SIAPA.

Este órgano deja de ser un ente intermunicipal y lo gestionará el Ejecutivo.

La mayoría en el Consejo de Administración la obtuvo el gobierno del estado que determinará la política del agua junto con instituciones federales, como la Comisión Nacional del Agua y los municipios.

El objetivo del organismo es la relación de obras que “garanticen la calidad de los servicios de agua potable, drenaje alcantarillado, tratamiento y disposición de aguas residuales, así como la rehabilitación de redes e infraestructura ya existente en la Zona Metropolitana”, según el documento sobre el organismo en el Congreso de Jalisco. 

Parte de los acuerdos adquiridos con cada municipio se irán definiendo en negociaciones particulares, expuso Del Toro en entrevista.

Tlajomulco logró que se plasmara en la iniciativa aprobada por el Legislativo la protección de autonomía municipal. 

Entre ellas la tarifa del agua que la Suprema Corte de Justicia de la Nación consideró que era facultad exclusiva de los Ayuntamientos y no del Congreso.

El Legislativo también tuvo que eliminar de la propuesta de ley que entre sus facultades estuviera la de incorporar de tajo a cualquier otro municipio sin que este hubiere solicitando su inclusión al nuevo organismo.

Ahora la firma del convenio de un municipio con el nuevo SIAPA debe ser a petición expresa del Ayuntamiento.

Al respecto, el alcalde de Tlajomulco explicó que en su municipio se constituyó un Organismo Público Descentralizado para operar el agua llamado Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Tlajomulco (SIAT).

Según el edil es la figura legal que permite la incorporación de mecanismos de financiamiento privado para la operación del agua. 

Parte de las peticiones hechas por Tlajomulco de Zúñiga al SIAPA son 450 millones de pesos invertidos en infraestructura en los próximos meses y repartidos así: 200 millones de pesos en la zona de El Valle, y 250 en la de carretera a Chapala.

Sin embargo las necesidades del municipio son más y en total Tlajomulco necesita  mil 500 millones de pesos en infraestructura hidráulica y de saneamiento.

A dicho de Del Toro Castro, esa inversión deberá ser aplicada en los próximos dos años. Es decir, hasta el 2015.