El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que aunque en México y a nivel mundial está disminuyendo el número de casos de COVID-19, si no se mantienen las medidas sanitarias preventivas podría tenerse una tercera ola de contagios.

“Y ahora estamos también, no solo en México, en el mundo, viendo con buenos ojos el que está descendiendo el contagio”, dijo durante su supervisión del tramo 2 del Tren Maya, en Campeche, Campeche.


Explicó que la primera ola de contagios se tuvo cuando arrancó la pandemia de COVID y la segunda después del mes de diciembre.

Por ello, destacó que se avance en la vacunación que en una primera etapa incluyó al personal de salud, en la segunda a los adultos mayores y después a los maestros para poder regresar a las clases de manera presencial.

Acompañado del gobernador Carlos Miguel Aysa González, López Obrador Comentó que Campeche se ha mantenido durante muchas semanas en semáforo epidemiológico en color verde.

“Y estoy haciendo el llamado para que, después de vacunar a todos los adultos mayores de Campeche, sería el estado que tendría a todos los adultos mayores vacunados y a todos los maestros”, aseveró.


Dijo que el segundo estado donde se podría regresar a las aulas es Chiapas.

Sin embargo, el primer mandatario aclaró que el regreso a clases presenciales será voluntario y dependerá de los maestros y padres de familia.

Sobre el avance en la construcción del Tren Maya, dijo que se están presentando algunos retrasos por lo que están “preocupados”.

Manifestó qué el tren debe estar concluido a finales de 2023 para iniciar con las pruebas y operación en el 2024, fecha en que termina su sexenio.


“Desde luego, no dejan de haber retrasos en todos los tramos, esto por circunstancias distintas, desde el mal tiempo, la pandemia, limitaciones que tienen que ver con el cuidado del medio ambiente, con el respeto a monumentos arqueológicos, pero tenemos que avanzar”.

Te puede interesar: Las vallas en Palacio Nacional no son para reprimir, es un “muro de paz”: Jesús Ramírez