El “Ajolotón” —de los alcaldes de Morena en la Ciudad de México— resultó ser una simulación que solo maltrató a los ejemplares de la especie en peligro de extinción. En realidad no hubo ninguna liberación de ajolotes y solo fue un evento propagandístico de los morenistas.

Así lo revelan documentos obtenidos por transparencia, los cuales mencionan además que ningún gobierno local ni autoridad ambiental aprobó el evento. Al respecto, especialistas dicen que los ajolotes solo fueron estresados y maltratados con fines de promoción de los alcaldes.

El pasado 16 de febrero, los siete alcaldes de Morena en la Ciudad de México realizaron el evento “Ajolotón, preservación del ajolote y su hábitat”, que consistió en la liberación de aproximadamente 200 ejemplares, supuestamente para reproducirlos, en el Parque Ecoturístico Michmani, en Xochimilco.

Las fotografías publicadas por el alcalde de Xochimilco, José Carlos Acosta Ruíz, revelan que los ajolotes fueron manipulados con las manos, sacados del agua y colocados en el pasto, y finalmente liberados en los canales de Xochimilco, entre trajineras.

Sin embargo, según información obtenida vía transparencia, en realidad no hubo ninguna liberación y solo fue un evento propagandístico de los alcaldes a costa de la especie endémica que está en peligro de extinción. Además, los gobiernos locales se deslindaron del “Ajolotón” y señalaron que solo fueron invitados.

Al respecto de la situación del ajolote, en el año 2018, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) declaró al animal en “peligro crítico de extinción”, debido a que todos los ejemplares existentes estaban en alto riesgo de desaparecer por la contaminación en sus hábitats naturales, que son las chinampas y zonas lacustres.

Por otra parte, en 2014, el Instituto de Biología (IB) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realizó un análisis en la zona lacustre de Xochimilco y detectó 35 anfibios de esta especie por kilómetro cuadrado, situación que se consideró como preocupante, indica el artículo “El ajolote de Xochimilco, a punto de la extinción” de la Gaceta UNAM.

Liberación simbólica de ajolotes

Reporte Índigo tramitó la solicitud de información 092075322000207 ante la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) para preguntarle a la alcaldía Xochimilco qué autoridad ambiental autorizó la liberación de los ajolotes, si existe algún plan de manejo para la preservación de los ejemplares en cuestión y cuántos recursos erogó la demarcación territorial en el evento.

El pasado 25 de marzo, el gobierno de Xochimilco encabezado por José Carlos Acosta Ruíz respondió a la solicitud y se deslindó de la organización del evento, así como de contar con las autorizaciones necesarias.

“Al respecto, se informa que este órgano político-administrativo no organizó la liberación de la especie Ambystoma Mexicanum, por lo que se desconoce si contó con las autorizaciones correspondientes. Los alcaldes acudieron a una invitación de los integrantes del Centro Ecoturístico ‘Michmani’ el cual no es una unidad administrativa de la Alcaldía Xochimilco”, indica la respuesta.

El documento, firmado por el geólogo Lucio Arturo Gil quien es el encargado de despacho de la Delegación de la Procuraduría Federal de Protección Al Medio Ambiente (Profepa) en la zona Del Valle de México, señala que supuestamente no hubo ninguna liberación y todo fue un acto simbólico.

“Se trató de una liberación simbólica en atención a su cosmogonía, cosmovisión, prácticas y usos para el repoblamiento exitoso de la especie Ambystoma Mexicanum. Cabe resaltar que, en el espacio donde se realizó la actividad simbólica, los integrantes del Centro Ecoturístico colocaron redes debajo de las canoas, lo que permitió recolectarlos y depositarlos en el lugar donde habitualmente son resguardados”, detalla el oficio.

‘Respuesta absurda’

Es absurdo que hayan rescatado a los ajolotes después de liberarlos porque son animales que estando en el agua se mueven muy rápido, dice Diego Chaparro García, académico de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la UNAM.

“Se me hace absurdo que los hayan rescatado, en ningún lado de las fotos que circularon se ven las redes para volverlos a capturar, es muy difícil que los hayan rescatado porque se mueven muy rápido en el agua (…) Esto evidencia que no los asesoraron adecuadamente”
Diego Chaparro GarcíaAcadémico de la FES Iztacala de la UNAM

Además, aunque hubieran recapturado a los ajolotes, los animales fueron expuestos a maltrato, detalla.

“Fue un maltrato muy triste, porque se les debe cuidar como tesoros, ellos tienen una piel permeable que absorbe todo y verlos que los agarraron con las manos y los dejaron en la tierra para la foto es triste porque los dañaron para un show político”, explica.

Por otra parte, refiere, la zona del agua donde nadaron los ajolotes es una de las más contaminadas de los canales de Xochimilco.

“Llevamos unos 10 años haciendo análisis de calidad del agua de Xochimilco y todos los canales están muy contaminados y ahí donde los liberaron es zona turística y de trajineras la calidad del agua es muy mala (…). En San Gregorio Atlapulco es de las zonas menos perturbadas y menos contaminadas, ahí era una buena opción”, comenta.

También, indica que el evento solo tuvo un fin político de promoción y en nada ayudó a la conservación del ajolote.

“Si estuvieran interesados hubieran hecho otras cosas. Hay mucha gente que está trabajando en la conservación del ajolote, hay asociaciones e instituciones como la UAM o la UNAM que llevamos más de 20 años trabajando en eso pero nunca ha habido un acercamiento”, denuncia.

También puedes leer: Alcaldes de Morena ponen en riesgo al ajolote mexicano