“Morena es un narcopartido… la elección de Michoacán debe anularse”, declaró el gobernador constitucional del estado, Silvano Aureoles, y apuntó que más del 71 por ciento de los votos recibidos por el morenista Alfredo Bedolla provinieron de los municipios dominados por el crimen organizado.

“Si se confirma el triunfo de Bedolla, el crimen organizado va a imponer otra vez el gobernador. Alfredo Ramírez Bedolla respaldará otra vez al crimen organizado en el gobierno de Michoacán porque ellos lo pusieron”, dijo el gobernador en entrevista con Ciro Gómez Leyva.

Aureoles señaló que la elección de Michoacán debe de anularse porque las michoacanas y michoacanos no quieren que regrese el narcogobierno ni un gobernador impuesto por el crimen organizado. “De los 14 o 15 municipios controlados y dominados por el crimen organizado, Morena gana en 13… el 71.6 por ciento de los votos de Bedolla los obtuvo de los municipios dominados por el crimen organizado”.

“Detrás de Morena está el crimen organizado… ¿qué pensará el presidente de que su partido esté aliado con el crimen organizado?… Morena es un narcopartido… en Sinaloa levantaron a más de mil personas, desaparecieron al de operación política del PRI para que ganara Morena”, recordó Aureoles.

El gobernador señaló que durante los últimos años se ha esforzado por contener el narcotráfico en el estado; sin embargo, las cosas empeoraron a partir de la política de “abrazos, no balazos”.


“Los delincuentes humillan a la Guardia Nacional, humillan a los soldados, a las fuerzas armadas lastimosamente porque tienen la instrucción de no tocarlos ni con el pétalo de una rosa”.

Argumentó que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no quiere al Ejército mexicano, lo tiene atado de manos. Están “sometidos a una política que los anula, los expone, los humilla, los maltrata… antes el Ejército era una garantía”.

“A mí me costó mucho trabajo pero saqué al crimen organizado de casa de gobierno y lo saqué del palacio de gobierno. Mi preocupación ahora es que va a regresar ese mismo grupo al frente del gobierno.Yo lo saqué y durante tres años dimos la batalla y la seguimos dando”, dijo.

Manifestó que el presidente debería coincidir con él, ver los datos y darse cuenta de que el estado será liderado por el crimen organizado en caso de que se quede el candidato electo de su partido.

Recordó que en la entidad hubo 30 mil asesinatos con Calderón y su Guerra contra el narcotráfico; con Peña Nieto 45 mil y 75 mil con la administración actual. “Y esos son solamente asesinatos del crimen organizado… La democracia y el Estado de Derecho no puede permitir que el crimen organizado te ponga a los gobernadores”.

Te puede interesar: Elección no será cerrada: Ramírez Bedolla