¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

TELECOMUNICACIONES

Silenciando a Aristegui

Georgina Howard

“Tu proyecto de la 2.5 GHz tiene méritos propios, pero si recontratas a la periodista, tu proyecto se lo lleva la chingada”.

Eran las siete y media de la noche del 6 de febrero de 2011.

Javier Lozano, entonces secretario de Trabajo de Felipe Calderón, se había reunido con el director de MVS, Joaquín Vargas, en la casa de un amigo mutuo, para lanzar la amenaza.

Y es que el viernes previo, el 4 de febrero, aunque no se había hecho público, los directivos de MVS decidieron que ése había sido el último día del programa Aristegui Noticias.


Ago 15, 2012
Lectura 21 min
portada post

"Esto que estás haciendo Joaquín es un auténtico chantaje y no lo puedo transmitir así al gobierno, y en este gobierno no se amenaza”

- Javier Lozano

Senador electo

“Tu proyecto de la 2.5 GHz tiene méritos propios, pero si recontratas a la periodista, tu proyecto se lo lleva la chingada”.

Eran las siete y media de la noche del 6 de febrero de 2011.

Javier Lozano, entonces secretario de Trabajo de Felipe Calderón, se había reunido con el director de MVS, Joaquín Vargas, en la casa de un amigo mutuo, para lanzar la amenaza.

Y es que el viernes previo, el 4 de febrero, aunque no se había hecho público, los directivos de MVS decidieron que ése había sido el último día del programa Aristegui Noticias.

La exigencia venía directamente de Los Pinos porque en el noticiero del viernes, la periodista preguntó al aire: “¿Tiene o no problemas de alcoholismo el presidente?”.

El relato no es ficción. Lo hizo de voz propia el presidente de MVS, Joaquín Vargas, en la conferencia de prensa que dio ayer por la mañana para defenderse del retiro unilateral que hizo el gobierno de la concesión de la banda de 2.5 GHz.

El concesionario desenmascaró lo que considera un chantaje del gobierno de Calderón al canjearle la ratificación del espectro a cambio de silenciar a Carmen Aristegui.

El lunes 7 de febrero de 2011, la gran audiencia de Aristegui no podía entender qué pasaba. 

El viernes 4 de febrero, cuenta Joaquín Vargas, recibió una llamada “de la señora Alejandra Sota, coordinadora de Comunicación Social de la Presidencia de la República, quien me exigió una disculpa pública por parte de la periodista”. 

Coincidentemente, para ese mismo día se había programado con anticipación una reunión con el secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez-Jácome, a fin de revisar los asuntos relacionados a la banda de 2.5 GHz.

Vargas acudió a la cita acompañado de algunos ejecutivos de su empresa. En la sala de juntas del secretario, le informaron que Pérez-Jácome quería verlo previamente. 

“Sobre el escritorio del señor secretario se encontraba una carpeta blanca con la leyenda ‘2.5 GHz’”, recuerda Vargas. 

“Tengo instrucciones del señor presidente de no gestionar asunto alguno de MVS, y en especial el de la 2.5, hasta en tanto la señora Aristegui no ofrezca una disculpa pública por el comentario que hizo con relación al supuesto alcoholismo del presidente”, le dijo Pérez-Jácome. 

Y le advirtió:  “Por ese motivo, la junta programada para hoy no se llevará a cabo.

“Te ofrezco que tan pronto la señora Aristegui se disculpe, agendaremos de inmediato la reunión, inclusive si lo hace el próximo lunes 7, a pesar de ser día ‘feriado’, yo con mucho gusto los recibo en esta Secretaría”, le dijo el titular de la SCT al presidente de MVS.

“Lo que sobrevino en los días posteriores”, relata Joaquín Vargas, “es que sostuve diversos encuentros, intercambié mensajes y llamadas con funcionarios del gobierno federal, particularmente con la señora Alejandra Sota y con el entonces secretario del Trabajo, Javier Lozano.

“En todas ellas advertí que la periodista Carmen Aristegui no aceptaría disculparse en los términos que ellos nos exigían, y que yo estaría obligado a despedirla, indicándoles lo que esto representaba y lo que significaría”.

Pocas semanas después, ante la presión social y el escándalo internacional por el atentado presidencial a la libertad de expresión, en Los Pinos cambiaron de opinión.

Carmen Aristegui regresó nuevamente a su programa.

Sin embargo, el rencor permaneció ahí, como también la amenaza de no refrendar las concesiones a MVS.

Finalmente, el pasado 8 de agosto, la amenaza se cumplió. Y al proyecto de Joaquín Vargas “se lo cargó la chingada”, como se lo advirtió Javier Lozano, según lo expresado ayer por Joaquín Vargas.

Segundos pisos a Televisa

El presidente de MVS acusó en la rueda de prensa que el actual gobierno es complaciente con esta televisora

A nosotros “nos bloquean la autopista, y a Televisa le construyen segundos pisos”, dijo Vargas en la conferencia de prensa.

Y es que el gobierno del presidente Felipe Calderón no solo cumplió las amenazas que le había hecho al grupo MVS por no ahogar la voz de Carmen Aristegui, sino que terminó favoreciendo a sus competidores, señaló el empresario.

En una acción nunca antes vista, Joaquín Vargas, presidente del Consejo de Administración de MVS, acusó al actual gobierno de arbitrario y complaciente con una sola empresa: Televisa.

Explicó que el rescate de la banda 2.5 es una decisión “equivocada” que evidencia la determinación del gobierno de no permitirles explotarla con el argumento de que MVS quiere monopolizarla.

Vargas puso en evidencia la falta de políticas públicas en materia de telecomunicaciones, la necesidad de reformar las leyes y la decisión irrefutable de llegar hasta los tribunales para defender su derecho.

Si el gobierno no modifica su decisión y los litigios prosiguen, Vargas anticipó que se mantendrán detenidas las inversiones por cinco años, hasta que concluya el proceso legal.

Anticipó a Reporte Indigo que una vez conformado el nuevo Congreso, propondrán a la legislatura modificar las leyes sobre la materia para evitar este tipo de expropiaciones.

Denunció también al entonces secretario del Trabajo, quien presionó para que MVS no recontratara a Carmen Aristegui.

“Ahora son ellos, Televisa y Iusacell, los únicos que pueden ofrecer paquetes de telefonía fija, móvil, televisión e Internet”, precisó Vargas.

MVS estudiaba otra oferta de Héctor Olavarría, subsecretario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), quien le propuso que conservara 120 de los 190 MHz que ostenta, pagando la contraprestación conforme fueran usando el espectro para ofrecer Internet de banda ancha, como se hizo en su momento con una filial de Iusacell.

Vargas negó la subutilización de la banda, que es el argumento del gobierno para licitarla.

La empresa ofreció televisión de paga vía microondas a través de esta banda al inicio de la concesión, hace casi 20 años, y luego invirtió 70 millones de dólares para brindar el servicio de Internet en conjunto con otras compañías.

Pero la inversión se frenó cuando el gobierno comenzó a negar la prórroga de las concesiones.

MVS había presentado a la SCT el proyecto “Banda Ancha para Todos”, que haría en conjunto con Alestra y Clearwire para dar servicio de Internet de banda ancha a cerca de 55 millones de usuarios a través del subarrendamiento de su infraestructura y con una inversión de hasta mil millones de dólares.

El pasado 8 de agosto, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes anunció su decisión de negar la prórroga de las concesiones vencidas en la banda de 2.5 Ghz e iniciar el procedimiento de rescate de las concesiones vigentes que están en manos de MVS Comunicaciones y de 10 concesionarios más.

En el salón donde Vargas ofreció la conferencia de prensa, había pancartas de MVS que decían: “Televisa y Tv Azteca. ¿Del duopolio al monopolio?”; “¿Duopolio, monopolio o competencia? Ésa es la pregunta”; “Una vez más Televisa obstruye la competencia”.

Lo que sigue

El secretario de Comunicaciones y Transporte negó ayer que se hubiera chantajeado al dueño del Grupo MVS, Joaquín Vargas Guajardo, en torno a la concesión de la frecuencia de 2.5 Ghz.

“Vargas amenazó con salir a decir eso a los medios”, pero se le dijo que lo que tenía que hacer era pagar, y no hubo ningún condicionamiento, aseguró Pérez-Jácome.

Afirmó que el gobierno del presidente Calderón siempre ha sido respetuoso de las concesiones y ha dado facilidades para utilizar las frecuencias.

“Lo que se le pidió a MVS fue que pagara la contraprestación económica a la que tiene derecho el Estado mexicano”, señaló el funcionario.

Pero la empresa no aceptó pagarla, y tampoco licitar parte del espectro para conocer el valor real de la frecuencia, dijo.

Explicó que MVS ofreció pagar apenas 10 por ciento del valor de la licitación 21 de la banda de 1.7 GHz.

La banda de 2.5 GHz está subutilizada precisamente porque Vargas no ha aceptado pagar y tampoco ha permitido que la utilicen otros, remató el titular de la SCT.

Sin embargo, en la conferencia de prensa de ayer miércoles, MVS presentó un documento que busca probar que la empresa le hizo varias propuestas al gobierno para recibir la aprobación de la Secretaría de Hacienda y aprovechar las nuevas tecnologías con todas las de la ley.

Si se mantiene en su postura, el nuevo gobierno heredaría un conflicto de inimaginables proporciones que no tenía necesidad de confrontar.

Y es que MVS peleará con todo en todas las instancias para defender su derecho. No solo en los terrenos jurídicos, sino también en los mediáticos y políticos.

Esta guerra no será una guerra comercial más, por importantes que sean los actores. Tiene también un alto contenido político. 

Y es que no hay que olvidar que Televisa es considerada por muchos como el más grande de los poderes fácticos vinculado estrechamente, en opinión de muchos, con Enrique Peña Nieto. 

Por lo pronto en las últimas horas de ayer, el gobierno federal publicó un comunicado en el que rechazó cualquier participación en la salida de Carmen Aristegui de MVS.

También negó que la titular de la Coordinación de la Comunicación Social, haya ofrecido a Joaquín Vargas viabilidad del proyecto de la 2.5 a cambio de que éste no impugnara la resolución de concentración de Televisa en Iusacell.

“Cuando no son los principios los que rigen el proceder de cualquier institución, sea privada o pública, se corre el gran riesgo de hacer lo que el señor Vargas hace: calumniar, difamar, tergiversar y engañar, con el simple objetivo de alcanzar sus metas económicas”, dice el texto.

LAMENTAN CENSURAS
Por Adriana Amezcua

El perredista Camerino Márquez Madrid considera “lamentable que en este país se tenga que aplicar la censura” y se busque coartar la libertad de expresión de Carmen Aristegui.

A la periodista le reconoce su “apertura, objetividad y veracidad para dar noticias”. Y sobre todo que en su medio da entrada a “todas las expresiones y a la pluralidad del país”.

El representante del PRD y de la Coalición Movimiento Progresista ante el Instituto Federal Electoral (IFE) considera que “estamos ante una regresión autoritaria y persecutoria que atenta contra todos los mexicanos”.

El abogado dice que se está retornando al círculo vicioso de la concentración de concesiones; a la forma como se monopolizan los medios de comunicación en el país, especialmente en el caso de la televisión. 

Por tal motivo afirma que la agenda legislativa de la izquierda impulsará la democratización de los medios de comunicación. “Tiene que haber transparencia en cómo se adquieren y cómo se pueden concursar las diferentes concesiones y permisos que el Estado mexicano otorga”.

Márquez Madrid dice que los ciudadanos deben ser libres de elegir el medio a partir del contenido que transmitan y no de imposiciones y monopolios que los sometan.

“Debe haber respeto, autonomía. Los medios de comunicación cada vez están siendo más observados por los ciudadanos, tal como lo ha expresado el movimento #YoSoy132. La sociedad civil no dejará de lado el derecho que tienen los empresarios que honestamente han construido un espacio y que han generado un beneficio al país, dando información auténtica, veraz, y haciendo periodismo de investigación”, indica.

Por su parte, Jaime Cárdenas, diputado del Partido del Trabajo, opina que el gobierno federal no ceja en su intento de sacar del aire a una conductora independiente que ejerze la libertad de expresión y de prensa.

“Me parece reprobable que el gobierno del PAN haya recurrido a estas vías para reprimir, para censurar a una comunicadora, simplemente porque Carmen mantiene un punto de vista crítico”, asegura.

El también representante de la Coalición Movimiento Progresista ante el IFE considera grave que la censura hacia la periodista venga acompañada con represalias hacia la empresa MVS.

“Es una señal muy ominosa del gobierno panista, tanto a MVS como a Carmen Aristegui”.

En opinión del petista el caso de MVS y el de Iusacell refieren una tendencia hacia la concentración de los medios. “Una concentración monopólica muy peligrosa para la libertad de expresión y el derecho a la información”.

Crónica de un enfrentamiento

Jueves 3 de febrero de 2011

> La manta en San Lázaro

Un grupo de legisladores del Partido del Trabajo, liderado por Gerardo Fernández Noroña, coloca una manta en la Cámara de Diputados con la leyenda: “¿Tú dejarías a un borracho conducir tu auto? No, ¿verdad? ¿Y por qué lo dejas conducir el país?”. 

Viernes 4 de febrero de 2011

> La pregunta incómoda

Carmen Aristegui cuestiona en su programa radiofónico si el mandatario tiene problemas de consumo de alcohol.

“No es la primera vez que se habla de este tema, de un presunto alcoholismo de Felipe Calderón. Es un tema delicado, por supuesto que hay que verlo con la gravedad del asunto, saber si hay o no esa problemática en la persona de Felipe Calderón Hinojosa. ¿Tiene o no problemas de alcoholismo el presidente de la República?”.

Domingo 6 de febrero de 2011

> El despido

La productora de MVS Noticias, Kirén Miret, anuncia en Twitter el despido de Carmen Aristegui, así como su propia salida de la cadena como acto de solidaridad.

“Sí, les confirmo que Carmen Aristegui sale del aire en MVS. Supongo que lo explicará cuando lo considere pertinente”, decía el twit.

Lunes 7 de febrero de 2011

> El comunicado de MVS

Por medio de un comunicado, MVS explica sus razones para despedir a la periodista: “En nuestro código de ética, nos comprometemos a rechazar la presentación y difusión de rumores como noticias. La periodista Carmen Aristegui transgredió nuestro código ético y decidimos dar por terminada nuestra relación contractual”.

> Lydia suelta la sopa

Lydia Cacho twitea que Aristegui fue despedida debido a que no aceptó leer una carta de disculpa por sus cuestionamientos sobre el alcoholismo del presidente.

> Comunicado de Presidencia

La vocera presidencial, Alejandra Sota, declara a la cadena CNN que el gobierno federal no intervino en la decisión de MVS de despedir a Carmen Aristegui.

“No interferimos en lo absoluto para que MVS tomara la decisión que tomó. Es una decisión que tomó la empresa, y nos la comunicaron una vez que fue tomada”.

Martes 9 de febrero de 2011

> Carmen presenta postura pública

En rueda de prensa y entre protestas por su despido, Aristegui expone su postura públicamente ratificando la pregunta que le hizo a la Presidencia. Y cuestionó la clase de democracia que somete a empresarios por medio del chantaje con concesiones.

“(…) en este caso hay un conjunto de concesiones en juego, y la resolución final se encuentra en el cajón del presidente”, dijo la periodista.

> El presidente, saludable

El secretario particular de Felipe Calderón, Roberto Gil Zuarth, asegura que el buen estado de salud del mandatario se refleja en las actividades, que “son claramente incompatibles con los infundios y rumores que se propagan con la intención de dañar al presidente”.

Martes 15 de febrero de 2011

> Acuerdan regreso 

Vargas anuncia el regreso de Aristegui, quien impone como condición que MVS baje de su portal el video en el cual la señalan como transgresora del código de ética.

“Con estas decisiones, Carmen Aristegui y su equipo de trabajo, así como MVS Radio, responden de manera transparente y pública a los requerimientos de una relevante porción de radioescuchas y ciudadanos”, dijo la empresa. 

Miércoles 6 de abril de 2011

> Anuncian ‘Internet para todos’

MVS anuncia un proyecto denominado “2.5 GHz: Banda Ancha Móvil Para Todos, velocidad y precio nunca vistos en México”, el cual depende de la creación de un consorcio conformado por Intel, Clearwire, Alestra y MVS. 

José Abad, vicepresidente de MVS, declara que se han topado con dificultades en la Secretaría de Hacienda: “Deben fijar la contraprestación que tenemos que pagar… llevamos prácticamente dos años en pláticas”.

Martes 7 de junio de 2011

> Cierra MVS Net

La empresa MVS Net de México anuncia que su servicio de Internet inalámbrico dejará de operar a partir del 30 de junio del mismo año al no concretarse el monto de la contraprestación económica para la concesión del espectro

Martes 19 de julio de 2011

> Suspenden ‘Internet para todos’

Representantes de MVS se reúnen con funcionarios de las secretarías de Hacienda y Comunicaciones y Transportes, pero no logran llegar a un acuerdo sobre el pago de la contraprestación para refrendar los 190 MHz que tiene MVS. 

Según la empresa, esto se debe a que las autoridades establecieron un pago que hacía inviable la inversión, lo cual generó incertidumbre jurídica.

Miércoles 8 de agosto de 2012

> Se retira concesión

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez-Jácome, anuncia el retiro de la concesión de la banda de 2.5 GHz a MVS. Precisa que será rescatada por la dependencia para licitarla nuevamente.

“MVS no aceptó ninguna de las propuestas, sin duda ellos también pusieron sobre la mesa algunas alternativas, pero éstas fueron inaceptables”, expresó el secretario.

Miércoles 15 de agosto de 2012

> Las acusaciones

Joaquín Vargas denuncia que el retiro de la concesión de la banda 2.5 es la represalia del gobierno por el regreso de Aristegui. En rueda de prensa, cita las amenazas de Javier Lozano cuando fue secretario del Trabajo.

‘EL CHANTAJISTA ES VARGAS’
Según el ex secretario del Trabajo, el presidente de MVS amagó al gobierno con recontratar a Carmen Aristegui si no obtenía una respuesta sobre las frecuencias
Por Armando Estrop

Javier Lozano, ex secretario del Trabajo y ahora senador electo por el PAN, aseguró que el único chantaje que hay en el problema entre MVS y el Gobierno Federal lo hizo el presidente de esa empresa, Joaquín Vargas.

De acuerdo a su versión el empresario le adelantó en febrero del 2011, en una reunión en su casa, que si el gobierno no actuaba a su conveniencia recontrataría a la periodista Carmen Aristegui.

Y fue más allá. “Si Vargas hace públicas conversaciones privadas”, dijo, “yo también las haré, entre ellas la de que la contratación de la periodista en MVS sólo tiene el objetivo de golpear a Televisa”.

El problema se inició cuando la comunicadora iba a ser separada de su cargo por informar que en la Cámara de Diputados se desplegó una manta en la que se denunciaba el presunto alcoholismo del Presidente Felipe Calderón.

“Es entonces cuando él me dice: tengo una gran presión y todo a título personal, yo no iba como enviado del Presidente Felipe Calderón, como amigos que éramos, me dijo si no obtengo una respuesta pronto de Dionisio Pérez Jácome por lo que hace a estas bandas de frecuencias y a estos valores de referencia me veré obligado a recontratar a Carmen Aristegui.

“Esto que estás haciendo Joaquín es un auténtico chantaje y no lo puedo transmitir así al gobierno, y en este gobierno no se amenaza, no se chantajea, y te sugiero que no utilices a Carmen Aristegui como ficha de cambio porque entonces sí te va a llevar la chingada”, detalló Lozano.

El polémico político panista insistió en que esas palabras fueron simplemente un buen consejo de quien conoce el funcionamiento del gobierno federal, pues en esas fechas era el Secretario del Trabajo.

“Es un consejo que le estaba dando alguien que conoce el gobierno desde adentro y que sabe que el Presidente Calderón y su gobierno no se prestan a un chantaje. Y entonces es cuando dice no me queda más que recontratarla, porque no ve una respuesta favorable del Gobierno”, insistió el legislador electo.

Pero también aceptó que nada de esta conversación informó al Presidente Calderón, pues solamente se lo hizo saber a la actual coordinador de Comunicación social, Alejandra Sota y a Dionisio Pérez Jácome, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Lozano fue insistente en acusar que el chantaje fue por parte del empresario y que ante su coraje porque el gobierno no cayó en esas amenazas decidió hacer públicas conversaciones privadas sacadas de contexto.

Y por eso insistió que él haría lo mismo. Vargas le confió que el noticiero de la periodista es el arma que tiene MVS para disminuir el poder de Televisa.

“Si queremos saber quién está chantajeando a quién, es que ahora que estamos en esta revelación de conversaciones privadas, cuando él decide contratar a Carmen Aristegui, y me lo dijo a mi, es para hacerle un contrapeso, es mi arma para hacerle contrapeso a Televisa, para minar su poder”, advirtió.

Lozano sostuvo que la realidad de todo el problema es que Vargas, a quien ya no considera un amigo serio y leal, no quiere pagar por esa banda el precio que tiene en el mercado realmente.

“En el fondo de este asunto es que Grupo MVS y Joaquín Vargas como su representante no quieren pagar el valor que corresponde las frecuencias que hoy tiene y que en su momento fueron concesionadas para un uso muy limitado, y que gracias al avance y desarrollo tecnológico hoy pueden ser susceptibles de ser aprovechadas para otros propósitos”, aseguró.

Lozano, quien dijo que está acostumbrado a enfrentar todo tipo de escándalos, se puso dicharachero con respecto a la postura del gobierno que no quiso dejarse extorsionar.

“Quiso matar víbora en viernes y el Gobierno no se lo permitió”, presumió.

‘NO ACEPTARON PAGAR LO JUSTO’
Según el titular de la SCT, Dionisio Pérez-Jácome, MVS se negó a pagar la contraprestación económica a la que tiene derecho el Estado Mexicano
Por Raúl Tortolero

Fue tajante.  No hubo tal chantaje

Ante los señalamientos hechos ayer por el empresario Joaquín Vargas, de MVS, respecto a que el gobierno federal lo habría presionado para no contratar a la periodista Carmen Aristegui, el  secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez-Jácome, aseguró:

“Les quiero decir que no hubo tal chantaje”, aclaró.

“Al contrario, él  –Vargas–, amenazó con decir eso, lo que iba a decir el día de hoy (ayer) y se le dijo claramente que era mentira. Se le dijo que lo que tenía que hacer era pagar lo que valían las frecuencias. 

“Entonces, no hubo ningún condicionamiento, el tema se abrió siempre a diversas reuniones. Tan es así que tuvimos cerca de 20 reuniones que me han tocado a mí, como secretario, con el grupo, para tratar estos temas y analizamos todas las posibilidades”.

Entrevistado por la prensa durante una gira del presidente Felipe Calderón a Durango, Pérez-Jácome explicó que el gobierno optó por el rescate de la frecuencia de 2.5 Ghz de MVS solo cuando fueron escuchadas y agotadas todas las propuestas para alcanzar acuerdos.

El secretario ahondó en el tema: “El problema con la banda 2.5 es que está altamente subutilizada, no la utiliza plenamente, precisamente entre otros elementos porque no ha aceptado pagar lo que consideramos que es justo pagar por estas bandas y no ha permitido tampoco esto que los utilicen otros”. 

Y añadió: “Lo que se le pedía a MVS era que pagara la contraprestación económica a la que tiene derecho el Estado Mexicano. Por darles una idea: no aceptaron pagar lo que nosotros consideramos que era lo justo”.

Negó que hayan aceptado “licitar parte del espectro para determinar el verdadero valor en México. Y para darles una idea, lo que ellos ofrecían pagar comparado con la licitación 21, representaba apenas poco más de 10 por ciento de lo que se recaudó en la licitación 21, en la banda de 1.7 Ghz”.

Por último, el funcionario aseguró que el Presidente Calderón y el gobierno “siempre han respetado la libertad de expresión. Tan es así que no sólo se han mantenido todos los permisos, concesiones que tiene el grupo, sino que además que se han otorgado nuevas en esta administración, satelitales y Dish”.


Notas relacionadas

Mar 25, 2020
Lectura 2 min

Feb 5, 2020
Lectura 6 min

Ene 14, 2020
Lectura 5 min

Comentarios