"Debe de haber una explicación detrás de las pérdidas logísticas. Es difícil imaginar que tal magnitud de crudo haya sido robado”

Juan Carlos Zepeda

Comisionado CNH

El último reporte de julio de este año de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) mostró que la brecha entre lo que produce y lo que distribuye Petróleos Mexicanos se hace cada vez más grande.

Reporte Índigo ya había publicado en números anteriores la creciente merma petrolera que llegó alcanzar 3.8 por ciento un mes antes de las elecciones presidenciales.

Bloomberg divulgó en su “Gráfica del Día” del viernes pasado las enormes pérdidas que está teniendo PEMEX, considerado cuarto productor de hidrocarburos a nivel mundial.

Según los datos de la gráfica, 2.52 millones de barriles de petróleo se produjeron al día en el mes de julio. Sin embargo, su sistema de distribución solo procesó 2.41 millones de barriles, lo que representa un déficit de 4.5 por ciento; 0.7 por ciento más que el mes anterior.

Las pérdidas reportadas en barriles de petróleo equivalen a 1.78 mil millones de dólares, más de 22 mil millones de pesos en lo que va del año. 

La merma representa seis veces más del promedio de pérdidas logísticas que Petróleos Mexicanos tuvo la década pasada.

“La brecha (entre lo producido y lo procesado) no puede ser explicado ya por inventario o transportación” dijo a Bloomberg Alejandra de León, analista de IHS CERA, compañía de investigación energética.

León agregó que las pérdidas se pueden deber a “combustible robado o a cifras falsas. No hay otra manera de explicarlo”.

“Si estás reportando una sobreproducción ficticia, creas entonces falsas expectativas, pero si todo se debe a combustible saqueado, entonces tenemos un problema aún más grande”, concluyó.

Juan Carlos Zepeda, comisionado presidente de la CNH, dijo en entrevista a Bloomberg que “debe de haber una explicación detrás de las pérdidas logísticas” ya que “es difícil imaginar que tal magnitud de crudo haya sido robado”.