La mala calidad del agua flagela a las alcaldías de la Ciudad de México, reveló el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX).

Datos de los monitoreos de calidad del agua del organismo señalan que en las mediciones correspondientes a 2022 la mayoría de las demarcaciones tiene una calidad del agua parcialmente satisfactoria o insatisfactoria, y apenas dos alcaldías gozan de una buena calidad.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mala calidad del agua es un problema grave porque está vinculado con diversos padecimientos.

“El agua contaminada y el saneamiento deficiente están relacionados con la transmisión de enfermedades como el cólera, otras diarreas, la disentería, la hepatitis A, la fiebre tifoidea y la poliomielitis.

“Si no hay servicios de agua y saneamiento, o si estos son insuficientes o están gestionados de forma inapropiada, la población estará expuesta a riesgos para su salud prevenibles”, detalló la OMS en el informe Agua para Consumo Humano, publicado en marzo pasado.

Asimismo, precisó que, del total de personas enfermas por la mala calidad del agua a nivel mundial, el 15 por ciento requiere hospitalización.

Números locales

En los meses transcurridos de 2022, la Subdirección para el Análisis y Gestión de la Calidad del Agua de SACMEX ha analizado muestras de nueve de las 16 alcaldías de la capital, según información consultada por Reporte Índigo en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

El recurso estudiado por SACMEX provino de Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuauhtémoc, Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Magdalena Contreras y Venustiano Carranza.

De dichas demarcaciones, solo el agua de Magdalena Contreras y Cuauhtémoc fue calificada como satisfactoria —apenas el 20 por ciento de las analizadas—, al cumplir con el 100 por ciento de la cantidad de cloro estipulada en las normas, así como en el análisis de bacteriología.

En las demás alcaldías, la calidad del agua es insatisfactoria o parcialmente satisfactoria, sobresaliendo Azcapotzalco con cero por ciento, tanto en el análisis de bacteriología como en la concentración de cloro, y Álvaro Obregón, que obtuvo 100 por ciento en la prueba bacteriológica y 75 en el porcentaje de cloro.

Agua de mala calidad, problema nacional

La mala calidad del agua no es algo que solo afecta a la Ciudad de México, también repercute en el país: el 35.8 por ciento de los sitios de monitoreo de la calidad del agua del país se catalogaron en color rojo durante el 2019, es decir, con una mala calidad y con un riesgo de contaminación alto.

Así lo indica el más reciente Reporte de la Calidad del Agua Superficial de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), difundido el 28 de octubre de 2021 y realizado en los dos mil 764 sitios de monitoreo que existen a nivel nacional.

El análisis de la calidad del agua superficial consideró el cumplimiento de las normas vigentes en ocho indicadores: demanda bioquímica de oxígeno a cinco días (DBO5), demanda química de oxígeno (DQO), sólidos suspendidos totales (SST), coliformes fecales (CF), escherichia coli (E-coli), enterococos (ENTEROC), porcentaje de saturación de oxígeno (od) y toxicidad (tox).

Del total de estaciones de monitoreo, el 31 por ciento de los sitios se clasificaron en color amarillo presentando incumplimiento en uno o varios de los parámetros referidos y solo 33.2 por ciento en verde.

Lo anterior significa que la mayoría de puntos de monitoreo de calidad del agua, que representa el 66.8 por ciento, tiene un grado de incumplimiento a las normas vigentes.

La Conagua realizó el mismo análisis a las mil 292 estaciones de monitoreo del agua subterránea y encontró que el 44.7 por ciento se reportó en color rojo durante el 2019; en una situación grave respecto a la presencia de contaminantes.

Para el estudio, cuyos resultados están disponibles en el portal electrónico de la comisión, se tomaron en cuenta 14 indicadores fisicoquímicos y microbiológicos: fluoruros, coliformes fecales, nitrógeno de nitratos, arsénico total, cadmio total, cromo total, mercurio total, plomo total, alcalinidad, conductividad, dureza, sólidos disueltos totales, manganeso total y hierro total.

En cuanto al cumplimiento de la calidad de dichos parámetros, 39 por ciento de los puntos de monitoreo del agua subterránea fueron catalogados en verde y en amarillo en 16.3 por ciento de las estaciones.

Al igual que en el caso del agua superficial, la mayor parte de los sitios de monitoreo —61 por ciento— registraron carencias en el cumplimiento del agua subterránea.

También puedes leer: Austeridad pega a la calidad del agua en CDMX