El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) respaldó públicamente al subsecretario Alejandro Encinas, encargado de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del caso Ayotzinapa (Covaj). Esto al argumentar que no existe una campaña desde la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en su contra para impedir el avance de las investigaciones.

“Ni hay campaña en contra de Encinas, Encinas tiene todo nuestro apoyo. Bueno, si hay campaña en contra de Encinas, hay campaña en contra mía y todo lo que resiste, apoya”, dijo el primer mandatario durante su conferencia matutina desde Palacio Nacional al ser cuestionado sobre la supuesta defensa que la Sedena está haciendo de los militares detenidos por el caso.

Esto pues, en los últimos días, se permitió a TV Azteca entrevistar al general José Rodríguez Pérez desde su reclusión en el penal del Campo Militar número 1, donde acusó que no había pruebas contra él ni los otros elementos detenidos. También se permitió a sus abogados dar una rueda de prensa desde las instalaciones donde reclamaron a Encinas no politizar el caso.

“Él puede decir lo que quiera, como cualquier persona, nada más que la Fiscalía está actuando y en el informe se sostiene que el general, entonces coronel, estuvo implicado en la desaparición”, agregó López Obrador. Explicando que en la Sedena hay procesos para que un procurador permita este tipo de acceso a los medios de comunicación.

Lee también: “Van a querer enrarecer la investigación”, advierte AMLO tras renuncia de fiscal para Ayotzinapa

Esto si bien reconoció presiones e intentos de afectar la investigación, como el haber implicado a 20 militares cuando el informe de la Covaj solo menciona directamente a 5, considerando que “cuando saben que va en serio, a lo mejor pensaron ‘si le metemos 20, estos van a dar marcha atrás, estos van a dar marcha atrás porque no van a poder enfrentar al Ejército’”.

Esto formó parte de las 83 órdenes de aprehensión que la Fiscalía General de la República (FGR) solicitó tras la presentación del informe de la Covaj en agosto pasado y de las cuales terminó por cancelar 21. Proceso que generó los desacuerdos con Omar Gómez Trejo, quien antier presentó su renuncia como fiscal especial para el caso Ayotzinapa.