El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó que este sábado se convirtió en padrino de la hija del empresario Miguel Rincón; en una ceremonia encabezada por el cardenal emérito Norberto Rivera.

La imagen comenzó a circular este fin de semana en redes sociales, acompañada de críticas por un supuesto conflicto de interés, pues Rincón es presidente de la empresa Biopapel y del Consorcio Durango.


“Sí fui padrino de una niña, Sandy. ¿Por qué lo hice? Porque llevo una vida normal, desde hace algún tiempo no aceptaba ser compadre, participar en ceremonias de bautismo”, precisó el presidente en la conferencia matutina.

López Obrador negó que se trate de un conflicto de interés y explicó que se trató de un caso excepcional, pues es muy amigo del empresario.


“No por tener una relación amistosa voy a cometer un acto de corrupción”, señaló el presidente ante los medios.

Actualmente, Rincón es integrante del consejo asesor del mandatario, además que ha apoyado a AMLO desde la campaña presidencial.