“La siembra, cultivo o cosecha de plantas de mariguana no será punible cuando estas actividades se lleven a cabo con fines médicos y científico en los términos y condiciones de la autorización que para tal efecto emita el Ejecutivo Federal”

iniciativa

El pleno del Senado de la República aprobó este martes del dictamen que permite el uso legal de la mariguana en México con fines medicinales y científicos, lo que permitirá que los ciudadanos tengan acceso a estos medicamentos para enfermedades crónicas.

La iniciativa que discutieron los senadores establece la posibilidad de cultivar la planta de mariguana con fines terapéuticos y de investigación científica, además que permitirá la fabricación de medicamento derivados del cannabis. Ahora la iniciativa será turnada a la Cámara de Diputados.

La Secretaría de Salud será la encargada de autorizar la importación de estupefacientes, substancias psicotrópicas, productos o preparados que los contengan, incluyendo los derivados farmacológicos de la cannabis, es decir, el tetrahidrocannabinol.

La siembra, cultivo o cosecha de plantas de mariguana no será punible cuando estas actividades se lleven a cabo con fines médicos y científico en los términos y condiciones de la autorización que para tal efecto emita el Ejecutivo Federal”, señala la iniciativa.

De esta manera, los ciudadano podrían adquirir medicamentos que contengan extracto de cannabidiol en concentraciones del 1 por ciento, aunque el producto se venderá únicamente bajo receta médica.

El senador panista Roberto Gil Zuarth criticó las políticas prohibicionistas sobre la mariguana y las calificó como un rotundo fracaso, pues dijo desde hace décadas se ha prohibido todos los componentes de la planta sin sustento científico.

Gil Zuarth también criticó que el Congreso no haya aprobado el aumento al gramaje máximo de la marihuana, propuesto por el Ejecutivo, lo que habría generado que miles de personas salieran de las cárceles, por lo que dijo queda la sensación que se pudo haber hecho más.

El debate se genera después que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió en 2015 el caso de la niña Grace, quien sufre del síndrome de Lennox-Gastout, una clase de epilepsia especialmente agresiva que provoca fuertes dolores en quien lo padece.

La Corte determinó que era inconstitucional negar a la niña un tratamiento de jarabe de cannabis, el cual ayudaba a disminuir los dolores que sentía la menor, por lo que se estaba violando su derecho a la salud y a una vida plena.