¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

POLíTICA

Senado aprueba “Ley Olimpia” para castigar violencia digital contra las mujeres en el país

Rubén Arizmendi

Estas conductas serán sancionadas en la forma y términos que establezca el Código Penal Federal, con una pena de tres a seis años de prisión y una multa de 500 a 1000 mil Unidades de Medida y Actualización


Nov 5, 2020
Lectura 4 min
portada post

Por unanimidad de 87 votos, el Senado de la República aprobó en lo general y particular modificaciones a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, mejor conocida como “Ley Olimpia” y al Código Penal Federal en materia violencia digital contra la mujer, a la que se agregó la “violencia mediática” para sancionar a nivel nacional a quienes utilizan imágenes y mensajes que denigren a una persona con hasta nueve años de cárcel a la violación a la intimidad sexual.

Las Comisiones Unidas Para la Igualdad de Género y de Estudios Legislativos, Segunda, que presiden las senadoras Martha Lucía Micher Camarena y Ana Lilia Rivera, respectivamente, acordaron modificar la Minuta de la Cámara de Diputados en materia de violencia digital, para establecer que las autoridades judiciales garanticen la integridad física y emocional de mujeres y niñas cuando sean víctimas de imágenes, audios o videos de contenido íntimo sexual sin su consentimiento, mediante el uso de tecnologías de la información y la comunicación.

Estas conductas, indicaron las legisladoras, serán sancionadas en la forma y términos que establezca el Código Penal Federal, con una pena de tres a seis años de prisión y una multa de 500 a 1000 mil Unidades de Medida y Actualización (UMA).

En ese mismo sentido, “el mínimo y el máximo de la pena se aumentará hasta en una mitad cuando el delito sea cometido por el cónyuge, concubinario o concubina, o por cualquier persona con la que la víctima tenga o haya tenido una relación sentimental, afectiva o de confianza o cuando el delito sea cometido por un servidor público en ejercicio de sus funciones”.

“Esta es una reforma que garantiza el derecho a una vida libre de violencia digital y mediática a las niñas, las adolescentes y mujeres de nuestro país. Era una de las deudas que teníamos con quienes han sido víctimas de estas modalidades de violencia y cuyos casos no han prosperado por la falta de tipificación del delito”, resaltó Martha Lucía Micher.

Como parte de este dictamen, se establece que los jueces y ministerios públicos podrán ordenar de manera inmediata que empresas como Facebook o Twitter, o cualquier página de internet donde se distribuyan estos contenidos, tendrán que interrumpir, bloquear, destruir o eliminar estos archivos; además, se deberá avisar de manera inmediata a los usuarios que las compartan que el contenido será inhabilitado.

También se le considera violencia digital a los hechos que ocasionen daño psicológico o emocional a las mujeres tanto en su vida privada como en su imagen; o los actos dolosos que las dañen en su intimidad, privacidad o dignidad y que se cometan a través de dichas tecnologías.

La violencia mediática se comete cuando cualquier medio de comunicación promueve estereotipos sexistas, hace apología de la violencia contra las mujeres y las niñas, produce o permite la producción y difusión de discurso de odio sexista, discriminación de género o desigualdad entre mujeres y hombres, que cause daño a las mujeres y niñas.

Lee: Cae el primer vinculado a proceso por ley Olimpia

Kenia López Rabadán, del PAN, afirmó que esa violencia lastima a millones de mujeres, adolescentes y no adolescentes, jóvenes y adultas, “una violencia de este siglo, que es la violencia digital que se ejerce en una computadora, es esa violencia que increíblemente en muchas ocasiones ni siquiera tiene un rostro del agresor; pero, ojo, sí tiene una cuenta en Twitter o en Facebook o en Instagram o en YouTube”, abundó.

La petista Nancy de la Sierra manifestó que la violencia de género es un terrible fenómeno que se disfraza de distintas maneras, en ocasiones toma forma de hostigamiento laboral, en otras se convierte en golpes y maltratos en casa, o en insultos estereotipados. En el peor de los casos, culmina en feminicidio, que dolorosamente cobra la vida de 10 mujeres al día en nuestro país.


Notas relacionadas

Nov 29, 2020
Lectura 2 min

Nov 29, 2020
Lectura 3 min

Nov 28, 2020
Lectura 3 min

POLíTICA

No coman ansias: AMLO a conservadores

Noemí Gutiérrez


Nov 28, 2020 Lectura 3 min

Nov 28, 2020
Lectura 2 min

Comentarios