En el marco de los primeros 11 meses al frente de la administración de Tlalnepantla de Baz, el alcalde Marco Antonio Rodíguez Hurtado señala que empleo, salud y seguridad son los principales retos de su administración, sin embargo, este último es el principal tema que se ha atendido y considera que es la base para generar confianza tanto en la población como en el sector privado.

“Todos los días es un reto y el más fuerte y más responsable que tenemos los alcaldes es la seguridad: si hay seguridad hay inversión, tranquilidad, mejores condiciones de vida de nuestros habitantes, por ello es prioridad.

“En un principio busqué fortalecer la seguridad pública entregando unidades nuevas porque tenemos que darle la fortaleza primero a los elementos: les dimos uniformes, botas, chalecos antibalas, armas cortas y largas y municiones con la finalidad de que se pudiera sentir la presencia de seguridad”.

Destaca que la instauración de la Policía Intermunicipal ha sido un gran acierto en el combate a la inseguridad, pues los delincuentes ya no pueden escudarse en cruzar los límites de los municipios para dejar de ser perseguidos.

“Se logró en conjunto con los alcaldes de Nicolás Romero, Atizapán de Zaragoza, y de Cuautitlán Izcalli; se acaban de adherir Cuautitlán México y Tepoztlán. Todos somos municipios pegados al Periférico y somos las zonas de mayor dinámica económica”, además, resalta que se evitó politizar a la corporación, pese a que los presidentes municipales son de distintos partidos políticos.

Señala que esa policía va a ser un blindaje carretero, de fronteras y de apoyo si sucede un incidente que requiere de una persecución. “Estamos en proceso de interconexión entre los C4 que tenemos con el C5 del estado y poder hacer un blindaje en estos seis municipios”.

Por otra parte, asegura que la gente volvió a confiar en un proyecto ajeno a Morena por “la calificación del ciudadano. Hoy, más que nunca, estamos expuestos dentro de la actividad que hacemos o dejamos de hacer. Yo tuve la oportunidad de ser presidente municipal hace 15 años y hoy que nuevamente acudo a las comunidades la gente no cuestionó si había una alianza entre partidos, solo me decía: ‘qué bueno que estás tú, que regresaste al PAN’, sin embargo, yo soy priista, es un gobierno de Tlalnepantla priista”.

En estos 11 meses, Tlalnepantla ha reactivado los comedores comunitarios y las estancias infantiles. “Nosotros creemos que la manera de ayudar a la sociedad es acercándole cosas y acciones que le favorezcan en su dinámica de todos los días”.

Sobre los temas de salud, destaca que en el municipio se llevan a cabo caravanas. “Una clínica móvil con laboratorios de la mejor tecnología que visitan las comunidades y se quedan los días que sean necesarios para atender mastografías, análisis de sangre, de orina, exámenes de la vista y de oído”.

Sin embargo, señala que su administración privilegia la salud mental. “Hacemos reuniones y terapias de sesiones psicológicas para darle un seguimiento a la gente; la gente necesita desahogarse y encontrar una salida a lo complejo que ha sido la pandemia, en la cual muchos perdieron familia, empleo o algunos perdieron todo”.

Marco Antonio Rodríguez considera que entre los pendientes de la administración siguen el impulso a la Seguridad en todas las zonas que rodean el municipio, “ya estamos dialogando con Ecatepec, Gustavo A. Madero, Azcapotzalco y Naucalpan”.

Además, señala que se seguirá trabajando en reforzar la confianza de los inversionistas “para que generen empleo y con ello haya dinámica económica, mediante incentivos fiscales, facilidades para su instalación y renovación de licencias”.

También, anuncia que la zona oriente tendrá un C4 “con más de 500 cámaras, que vale mucho la pena, dándole el peso necesario a esta zona”.